8 pintores del Renacimiento que merece la pena conocer

· 10 septiembre, 2017
Los pintores del Renacimiento fueron hombres que se dedicaron con gran pasión a sus obras y que lograron unos resultados tanto magníficos como memorables. 

El arte que legaron a la humanidad los pintores del Renacimiento es digno de admirarse en algún momento de nuestras vidas. Muchas de las grandes obras se exhiben en los museos de España, Italia, Francia, Inglaterra y Alemania, y su presencia es tan sobrecogedora que la experiencia de verlas en persona no se compara a una simple búsqueda en línea.

¿Quiénes son los pintores del Renacimiento más importantes?

En la lista que vamos a comentarte, la mayoría de los artistas pertenecen al Renacimiento italiano, dada la importancia que tuvo el movimiento en dicho país. Por otra parte, resulta muy interesante ver los giros de la historia: cómo artistas de diferentes nacionalidades terminaron siendo considerados como los principales exponentes de la pintura de los países a los cuales emigraron.

1. Leonardo Da Vinci

La Gioconda de Leonardo, uno de los pintores del Renacimiento.

Comenzamos con el más grande, Leonardo da Vinci, prototipo del hombre renacentista. Nacido en la ciudad de Vinci (Italia) en 1452, se formó en Florencia y se desarrolló como artista en Milán y Roma.

La técnica de sus pinturas era algo que siempre ocupaba sus pensamientos, pues Da Vinci era todo un perfeccionista y un hombre dedicado por completo a sus creaciones. La Gioconda (Museo del Louvre), La última cena (Santa Maria delle Grazie en Milán) y Adoración de los Magos (Galería Uffizi de Florencia) son algunas de sus obras más importantes.

“La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega”

-Leonardo da Vinci-

2. Miguel Ángel Buonarotti

Capilla Sixtina, de Miguel Ángel, uno de los pintores del Renacimiento.

Su vida artística se desarrolló entre la capital italiana y Florencia. Manejaba muy bien el “claroscuro” y sus pinturas son conocidas por sus figuras desnudas, heroicas y nobles.

Además de realizar todos los frescos de la Capilla Sixtina en el Vaticano, Miguel Ángel también diseñó la cúpula de la Basílica de San Pedro. En cuanto a esculturas, la Piedad y el David también son obras suyas.

3. Rafael Sanzio

La escuela de Atenas, de Rafael, uno de los pintores del Renacimiento.

Sus “madonnas” son realmente conmovedoras, y sus obras de una calidad incomparable. Tal era su prestigio que el papa Julio II le encargó pintar los aposentos del Vaticano en 1508.

Entre sus obras destacan La disputa del Sacramento, La escuela de Atenas y El Parnaso. Todas ellas se localizan en las Estancias de Rafael, una sala especial para el artista en el Palacio Apostólico del Vaticano.

4. Tiziano Vecellio

Baco y Ariana, de Tiziano, pintor del Renacimiento.

Nacido en Venecia, es el más importante pintor del Renacimiento de esa ciudad. Uno de sus “protectores” fue el duque de Ferrara, para quien realizó muchas pinturas. Los temas abordados por Tiziano son religiosos y mitológicos y sus pinturas son muy coloridas. También se dedicó a pintar retratos de grandes personalidades.

Entre sus obras más conocidas, se pueden destacar Venus y Adonis (Museo del Prado), El martirio de San Lorenzo (Monasterio de El Escorial) y Diana y Calixto (Galería Nacional de Escocia).

5. Sandro Boticcelli

El nacimiento de Venus de Botticelli.

Este es uno de los pintores del Renacimiento más conocidos por sus obras elegantes y sofisticadas. Al principio realizaba pinturas religiosas, pero luego fue derivando en temáticas más complejas con influencia neoplatónica, debido a su relación con los Médici.

Entre sus obras más destacadas destacan El nacimiento de Venus, La adoración de los Magos y La Primavera. Todas ellas se encuentran expuestas en la Galería Uffizi de Florencia.

6. Il Correggio

Noli me tangere de Correggio, uno de los pintores del Renacimiento.

Su nombre real era Antonio Allegri y fue un artista italiano dedicado a plasmar la luz en sus cuadros. Aunque fue influenciado por Leonardo da Vinci, sus pinturas son más luminosas, los contornos de los objetos se realzan más y el cromatismo está muy presente.

Entre sus principales obras destacan La adoración de los pastores (Galería de Pintura de los Antiguos Maestros de Dresde en Alemania), Madonna con el Niño y Noli me tangere (Museo del Prado) y La Asunción de la Virgen (catedral de Parma en Italia).

7. El Greco

El entierro del conde de Orgaz, del Greco.

Aunque es conocido como “El Greco”, su nombre era Doménikos Theotokópoulos. A pesar de que nación en Creta, Grecia, se le considera el principal exponente de la pintura renacentista española, dado que vivió muchos años en Toledo, hasta el día de su muerte.

Sus pinturas incluyen figuras exageradas y colores fríos; siendo las más importantes: El entierro del conde de Orgaz (Iglesia de Santo Tomé de Toledo), El expolio (Catedral de Santa María de Toledo), Laocoonte y La expulsión de de los mercaderes (ambas en la Galería Nacional de Arte de Washington).

8. Juan de Juanes

La última cena, de Juan de Juanes.

Nacido en Valencia, su nombre real era Vicente Juan Macip y su padre, Vicente Macip, también era artista. Incluso hay obras que no se sabe a cuál de los dos artistas pertenecen. Se dedicó a la iconografía religiosa y su legado continuó con su hijo, Vicente Joanes.

Entre las obras más importantes de uno de los más destacados pintores del Renacimiento español destacan: La última cena (Museo del Prado de Madrid), Retrato de Alfonso V de Aragón (Museo de Zaragoza) y la Vera Effigies (Sala Capitular de la Catedral de Valencia).