Los rincones más bonitos de la Costa Blanca

· 12 agosto, 2016

La costa alicantina del Mediterráneo, la Costa Blanca, tiene 244 kilómetros de hermosas playas, calas y acantilados. La calidad de sus aguas la han hecho acreedora en 2016 de 62 banderas azules en el caso de playas y otras 13 en puertos. Pero además de playas y calas de ensueño, la Costa Blanca esconde preciosos rincones donde se mezclan modernidad y tradición, destinos costeros que hacen que los visitantes se enamoren de esta bella zona. 

Costa Blanca, el Mediterráneo alicantino

La Costa Blanca comprende desde el municipio de Dénia hasta el de Pilar de la Horadada. Un paisaje típico mediterráneo caracteriza localidades como Alicante, Dénia, Altea, Calpe, Jávea o Torrevieja. Todas gozan de un magnífico clima, ideal para los deportes náuticos, y muchos planes para la diversión y el ocio.

Altea en la Costa Blanca
Altea – holbox

Ya un poco más hacia el interior nos encontramos bellos paisajes que envuelven municipios como Elche, Orihuela, El Castell de Guadalest o Alcoy. Cada uno con su identidad propia, marcada por sus fiestas populares, su gastronomía y un rico patrimonio cultural.

Lo mejor de la Costa Blanca

1. Alicante

Alicante, la capital de la provincia, es la segunda ciudad en importancia de la Comunidad Valenciana. Una ciudad con playas fantásticas y una larga historia que se refleja en su patrimonio artístico.

Alicante
Alicante – holbox

Sus sitios de interés son la basílica de Santa María, del siglo XIV y de estilo netamente gótico; la catedral de San Nicolás de Bari, construida entre los siglos XV y XVII y de estilo renacentista; y el monasterio de Santa Faz, que posee un estilo barroco proveniente del siglo XV.

Tampoco puedes dejar de visitar las Torres de la Huerta, la casa consistorial, la casa de La Asegurada, el convento de Canónigas de San Agustín y el palacio de Gravina.

2. Jávea

Jávea se encuentra la costa norte de Alicante y forma parte de la comarca de Marina Alta. Tiene uno de los mejores microclimas del mundo, por lo que se puede disfrutar de temperaturas maravillosas durante todo el año.

Jávea en la Costa Blanca
Jávea – holbox

Rodeada de un rico paisaje natural, ofrece variedad de playas, algunas con arenas y otras con rocas. Son perfectas para relajarse en ellas o practicar deportes como el buceo y submarinismo.

Pero en Jávea también se puede practicar otro tipo de deportes, desde el golf a la hípica o el senderismo, una forma magnífica de disfrutar del aire libre, del buen clima y de los hermosos paisajes.

“Necesito del mar porque me enseña / no sé si aprendo música o conciencia / no sé si es ola sola o ser profundo / o sólo ronca voz o deslumbrante / suposición de peces y navíos.”

-Pablo Neruda-

3. Calpe

Calpe se encuentra también hacia el norte de las costas de Alicante y pertenece a la comarca de Marina Alta. Sus playas destacan por la presencia del imponente Peñón de Ifach, una gigantesca roca de 332 metros de altura. Es considerado como uno de los símbolos de Costa Blanca.

Calpe
Calpe – holbox

En Calpe se puede visitar la ermita del Salvador, la iglesia Parroquial, la iglesia Antigua, los Baños de la Reina, el torreón de la Peca, la torre de Castellet, el Pou Salat y la torre del Molí o Molí del Morelló.

Si buscas naturaleza debes recorrer el Parque Natural del Peñón de Ifach, el parque Enginent y el parque de La Vallesa. Pero si lo que buscas son playas, no puedes perderte la cala Cabalga en la playa de Levante, la cala de Racó del Corv, la playa de La Fosa y la playa del Arenal.

4. Benidorm

Es uno de los rincones más conocidos de la Costa Blanca, se encuentra en la comarca de Marina Baja. Su principal atractivo son sus preciosas playas y la gran oferta de ocio que propone mucha diversión, tanto en la misma ciudad como en sus parques temáticos.

Benidorm en la Costa Blanca
Benidorm – Daniel Leppens

Sus lugares más recomendados son la torre de Punta de Cavall, el mirador de la Punta del Canfali y la Tossal de la Cala. También de interés es la iglesia de San Jaime y Santa Ana, ubicada en el pueblo antiguo de Benidorm.

Pero la Costa Blanca tiene un sinfín de rincones que merece la pena destacar, como Altea, Guardamar del Segura y Torrevieja. Además, la Costa Blanca tiene una rica gastronomía mediterránea que completa su propuesta para los visitantes. Definitivamente, uno de los mejores lugares de España para pasar unas excelentes vacaciones.