Los Ancares leoneses, una comarca fascinante

Los Ancares leoneses constituyen un territorio singular y fascinante. Se trata de un conjunto de profundos valles que acogen unos paisajes de indescriptible belleza y una abundante y variada flora y fauna. Además, es la sierra más importante que cruza el Camino Francés hacia Santiago de Compostela. Hoy nos vamos a adentrar en los maravillosos valles de los Ancares leoneses.

Los Ancares leoneses, una naturaleza excepcional

Los Ancares leoneses se extienden desde la esquina noroccidental de la provincia de León, que limita con la provincia de Lugo y el Principado de Asturias, dentro de la comarca del Bierzo. Se trata un territorio natural excepcional de 67.280 hectáreas de terreno que ha sido reconocido como Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Balboa en los Ancares leoneses
Balboa – Marques

Sus valles están combinados con superficies de más de 1500 metros de altitud. El hielo ha hecho su trabajo creando valles glaciares, pequeños circos y lagunas. En su paisaje de cumbres y valles encontramos abundantes ríos y vegetación, conviviendo la arquitectura típica de la zona, las llamadas pallozas, una construcción de origen celta con forma circular y cubierta de paja que sirve de vivienda.

Los valles están cubiertos de robles, abedules y castaños centenarios, donde abunda una variada fauna en la que destaca el urogallo cantábrico, el águila culebrea, el águila real, el alimoche, el halcón peregrino, la liebre de piornal y la perdiz pardilla, entre otros. Ocasionalmente, el oso pardo hace su aparición en estos valles.

Aunque esta zona es muy desconocida, quienes han tenido la fortuna de conocerla la disfrutan practicando deportes de naturaleza, como el senderismo, el ciclismo, los paseos a caballo, la caza y la pesca.

Lo que no puedes perderte en los Ancares leoneses

1. El Castro de Chano

Castro de Chano en los Ancares leonenes
Castro de Chano – Marques

El Castro de Chano, se encuentra en el valle de Fornela. Se trata de los restos de un antiguo poblado de la cultura castreña del norte. Son 16 edificaciones circulares, construidas con pizarra y muros de hasta 4 metros. Se encuentra en la mitad de una ladera, lo que le brinda una gran belleza.

“Porque la verdadera tradición no emana del pasado, ni está en el presente, ni en el porvenir; no es sirviente del tiempo. […] La tradición no es la historia. La tradición es la eternidad.”

– Alfonso Rodríguez Castelao –

2. Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo
Villafranca del Bierzo – holbox

Está ubicada entre los valles del Burbia y de Valcarce. Forma parte de la ruta del Camino de Santiago, por lo que es muy visitado y siempre cuenta con un ambiente peregrino.

Es uno de los mejores puntos para conocer los Ancares, pero de por sí, esta villa tiene muchos atractivos. Entre los más destacados tenemos su preciosa Plaza Mayor, la calle del Agua, el palacio de los Álvarez Toledo, la colegiata de Villafranca y la fuente de la Diosa Cauca.

3. Vega de Valcarce

Vega de Valcarce es otra de las localidades que se encuentra en el Camino de Santiago, en el paso natural hacia Galicia. Cuenta con gran interés histórico representado en sus castillos, de los que queda en pie el castillo de Sarracín.

4. Campo del Agua

Pallozas
Pallozas – Sergio Gutierrez Getino

Campo del Agua se encuentra a 1500 metros de altitud. Se trata de un poblado de pallozas que era usado para que el pasto del ganado en la época veraniega. En sus dos barrios: As Valiñas y Campo del Agua, las pallozas han sido restauradas. Aunque no hay carretera, se puede llegar con coches todo terreno.

De interés es la iglesia consagrada a San Bartolomé y Nuestra Señora da Veiga de Olmo. Esta se encontraba en ruinas por la caída de un rayo. Gracias a los vecinos fue rehabilitada y se conservaron algunos de sus muros de la época del románico.

5. Valle de Balboa

El valle de Balboa cuenta con un paisaje de excepcional belleza, donde destacan sus pallozas, su castillo y su iglesia. Desde este valle parten algunas rutas de senderismo a Castañoso, Cantexeira y a la Fuente de la Oliva. Al llegar el verano se origina una playa fluvial, excelente para el baño y el disfrute.

6. Balouta

Balouta es el pueblo que tiene el mayor número de pallozas. Estas edificaciones fueron construidas para adaptarse al desnivel de la zona, entre las laderas de la montaña. En el momento de admirarlas, se debe tener en cuenta que están declaradas como Bien de Interés Cultural. También de interés es la iglesia dedicada a Santiago.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar