Camino de Santiago ¡Descúbrelo!

El Camino de Santiago es posiblemente el itinerario cultural más famoso del mundo. Un camino cuyos orígenes se remontan a la Edad Media y que tuvo un carácter religioso. Sin embargo, esto en la actualidad ha cambiado totalmente.

Lógicamente, se puede hacer el Camino Jacobeo por fervor cristiano, pero la inmensa mayoría de personas que dedican sus vacaciones a realizar esta ruta lo hacen por motivos turísticos, culturales, deportivos, etc.

En realidad, se podría decir que, aunque todos los que realicen el Camino de Santiago se hagan llamar peregrinos, hoy en día esa palabra ya no solo tiene el sentido religioso. Los peregrinos jacobeos en realidad cumplen con un reto personal de recorrer cientos de kilómetros para llegar hasta Santiago de Compostela.

Hay muchos Caminos de Santiago

Señalización en el Camino de Santiago
Señalización en el Camino de Santiago – Cortyn / Shutterstock.com

La verdad es que se puede decir que hay tantos caminos como peregrinos. Cada persona comienza su travesía desde un lugar concreto, y ahí empieza su peregrinación. Así ha sido a lo largo de la historia.

Hoy en día el Camino de Santiago es conocido por sus kilómetros españoles, pero toda Europa estaba recorrida por rutas jacobeas, que confluían todas en cuatro caminos en Francia. Estos, a su vez, desembocaban en España, atravesando los Pirineos por dos puertos: el Somport hacia Aragón y Saint Pied de Port hacia Navarra.

Desde Somport hacia Jaca y desde Saint Pied de Port hacia Roncesvalles se inician dos rutas que descienden la cordillera y que finalmente se unen en la ciudad navarra de Puente la Reina. A esta población llegan los peregrinos que provienen de ambas rutas y ya no se separan hasta Compostela, ya que este camino por el norte de España es el considerado el principal.

“Cada trecho recorrido enriquece al peregrino  lo acerca un pocom ás a hacer realidad sus sueños.”

-Paulo Coelho-

No obstante, sin salir del territorio hispano hay más caminos jacobeos y todos confluyen en alguna población de esta vía. Por ejemplo, también históricamente los peregrinos remontaban el cauce del río Ebro hasta llegar a Logroño. O iniciaban su travesía en Sevilla, remontando la Vía de la Plata hasta Astorga, en la provincia de León. Por no hablar del Camino Primitivo que unía (y une) Oviedo con Santiago. O el llamado Camino Inglés, para los peregrinos que desembarcaban en el puerto de Ferrol y luego emprendían su marcha hasta la tumba del Apóstol.

El Camino de Santiago a pie, en bici o a caballo

Ciclista-en-el-Camino de Santiago
Castrojeriz, Camino de Santiago – holbox

Si los recorridos son variados, también los medios para realizarlos lo son. Obviamente a lo largo de la historia se ha hecho caminando, tanto por la economía de los fieles como porque el esfuerzo a realizar era parte del peregrinaje.

Eso se mantiene hoy en día, porque es destacado el valor deportivo de la travesía. Por eso, más que peregrinaje, es un trekking organizado por etapas en las que no faltan albergues para peregrinos, hostales u hoteles donde alojarse.

Aunque también se pueden acortar los días de travesía optando por otros medios. Por ejemplo, yendo a caballo o en bicicleta de montaña, que es uno de los medios más habituales. Para todos ellos el Camino Jacobeo está perfectamente balizado y señalizado.

La principal vía del Camino de Santiago

Ya hemos dicho que hay muchos caminos, pero hay uno que es el principal. Es el que empieza en Saint Pied de Port y acaba en Santiago. Es el llamado Camino Francés. En total 775 kilómetros y 31 etapas senderistas, que se pueden acortar en bici o a caballo, o que incluso se pueden hacer en varios tramos, haciendo así el Camino en vacaciones sucesivas.

Etapas del Camino Francés

En este recorrido las etapas se mueven entre los 19 y los 37 kilómetros. En la primera parte, entre Saint Jean Pied de Port y Santo Domingo de la Calzada, se recorren 213 kilómetros en 9 etapas, con paradas, entre otros lugares, en Pamplona, Estella y Logroño.

Desde Santo Domingo de la Calzada a Astorga se recorren poco más de 300 kilómetros en 11 etapas. Pararás en Burgos, Carrión de los Condes o León, entre otros lugares.

El tramo final lo componen 11 etapas que suman 260 kilómetros. Desde Astorga a Santiago de Compostela, donde espera la recompensa a todo el esfuerzo realizado.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar