La peregrinación a Santiago por el Camino Francés

· 24 febrero, 2017

El Camino de Santiago es la más importante ruta de peregrinación del mundo. El trayecto de más relevancia lo constituye el Camino Francés, donde confluyen la mayoría de las vías medievales de peregrinación europeas. Hoy nos adentramos en esta ruta, que recorre paisajes llenos de historia con una gran riqueza patrimonial. ¿Nos acompañas?

Camino Francés: historia, monumentalidad y belleza

El Camino de Santiago es una ruta milenaria. Desde la Edad Media ha llevado a millones de peregrinos hasta Santiago de Compostela para honrar las reliquias del Apóstol Santiago el Mayor.

Santiago de Compostela
Santiago de Compostela – apgestoso

El Camino Francés es el trayecto más utilizado por los peregrinos del Camino de Santiago. Puede llegar a tener casi 800 kilómetros que se extienden a lo largo del tercio peninsular. Se considera que inicia desde Saint Jean Pied de Port o Roncesvalles.

Los preciosos paisajes y la riqueza monumental de esta ruta, alimentan a los peregrinos durante todo el trayecto, en una experiencia tan agotadora como gratificante. El Camino Francés ofrece al viajero la posibilidad de conocer la historia y la gran riqueza monumental del Camino de Santiago, además de compartir momentos con peregrinos de todas partes del mundo.

Qué ver en el Camino Francés

Aunque es imposible contarte todo lo que puedes ver a lo largo del Camino Francés, intentaremos mostrarte algunas joyas arquitectónicas que vale la pena admirar en esta ruta.

1. Real Colegiata de Roncesvalles

Real Colegiata de Roncesvalles
Real Colegiata de Roncesvalles – Noradoa

Este precioso templo religioso está considerado como el mejor ejemplo gótico de Navarra. Su estilo es gótico francés y está dedicada a Santa María. Data de principios del siglo XIII y su construcción fue ordenada por el rey Sancho VII el Fuerte, con el fin de asistir a los peregrinos jacobeos después de cruzar los Pirineos.

2. Puente de la Reina

Puente de la Reina en el Camino Francés
Puente de la Reina – Nacho Such

El Puente de la Reina es uno de los monumentos más bellos de la ruta. Se encuentra sobre el río Arga, en la localidad donde se unen el Camino Francés con el Camino Aragonés.

Este puente de seis arcos de medio punto y sus cinco pilares fue ordenado por la reina Doña Mayor, esposa del rey navarro Sancho Garcés II el Mayor, con el fin de facilitar a los peregrinos el cruce por el río Arga.

3. Monasterios de San Millán de Suso y Yuso (San Millán de la Cogolla)

Monasterio de Yuso en La Rioja
Monasterio de Yuso, La Rioja – Pecold

Estos monasterios son, sin duda, unas de las joyas más importantes del Camino de Santiago. Su belleza arquitectónica y que fueron cuna de la lengua castellana, fueron los motivos que le merecieron ser declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

4. Monasterio de Santo Domingo de Silos

Esta abadía benedictina del siglo VII, contiene un claustro que es una de las obras más destacadas del románico español. Cuenta con un museo que alberga el cáliz que usaba Santo Domingo de Silos (del siglo XI) y el tímpano de una puerta de la primitiva iglesia románica que luego dio lugar al conjunto que conocemos actualmente.

5. Catedral de Santa María de León

Catedral de León
Catedral de León – Marques

Esta imponente construcción del siglo XIII es también conocida como Santa María de Regla. Es una de las catedrales españolas más bellas y sus vidrieras son sus mayores atractivos. Se cuentan 134 ventanales y 3 rosetones, algunas de ellas son las originales.

6. Palacio Episcopal de Astorga

El Palacio Episcopal de Astorga, diseñado por Gaudí, es otra de las joyas imperdibles del Camino Francés. Fue construido entre 1889 y 1915 en granito gris de la zona de El Bierzo (León) con un estilo neogótico. Al lado del palacio, está la catedral de Astorga, otro patrimonio destacado de esta ruta.

7. Abadía Benedictina de San Julián Samos

Abadía de San Julián de Samos
Abadía de San Julián de Samos – holbox

El monasterio de Samos se encuentra en la provincia de Lugo. Fue fundado en el siglo VI y es de los más destacados del país. Su belleza radica en que mezcla varios estilos arquitectónicos. En su construcción conviven el gótico, el barroco, el renacentista y el neoclásico. Esto se debe a las múltiples restauraciones que se le realizaron, cada una en un diferente estilo.

“Conoces más un camino por haber viajado por el que por todas las conjeturas y descripciones en el mundo.”

– William Hazlitt –

8. Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela
Catedral de Santiago de Compostela – Natursports

Es la joya principal del Camino de Santiago y meta final de los peregrinos. Según la tradición, está ubicada en el mismo lugar donde se encontraron los restos del Apóstol Santiago en el año 813.

La catedral de Santiago de Compostela es una impresionante obra de arte, tanto en su exterior como su interior. Cuando los peregrinos alcanzan la catedral, la tradición les indica que deben acceder por el Pórtico de la Gloria desde la Plaza del Obradoiro y tocar la columna mientras se pide un deseo.