Descubrimos las hermosas iglesias ortodoxas de Serbia

Hasta hace unos años Serbia era una auténtica desconocida para los turistas. Sin embargo, poco a poco se va haciendo su lugar entre los destinos elegidos por viajeros que buscan lo exótico o que ya han visitado “lo típico” de Europa. Uno de los tesoros de este país lo componen sus fantásticas iglesias ortodoxas, muchas de ellas construidas en la Edad Media, otras más modernas pero igualmente hermosas. Un tesoro que queremos descubrirte.

¿Qué iglesias ortodoxas visitar en Serbia?

La arquitectura, el estilo hiperbarroco, los edificios rodeados de fantásticos bosques… Hay iglesias y monasterios que se erigieron entre los siglos XII y XIV aún se mantienen en pie. De estas edificaciones medievales 54 fueron declaradas Monumentos Culturales.

Pero hay muchas otras construidas siglos más tarde que también sorprenden por su belleza. Tanto en Belgrado, la capital serbia, como en otros puntos del  país hallarás otros templos magníficos. Vamos a conocer algunos.

1. San Sava

Es la iglesia fundacional del cristianismo ortodoxo en el país. Es un templo realmente bello y apenas estés frente a él te darás cuenta de que no mentimos en lo absoluto. Tiene una fachada de mármol blanco y granito y unas enormes cúpulas verdes. En la más alta, de 80 metros, se erige una cruz dorada, aunque hay otras 18 más pequeñas repartidas por la estructura.

Iglesia de San Sava en Belgrado
Iglesia de San Sava, Belgrado – saiko3p

 

Hay quien la ha puesto el sobrenombre de “Sagrada Familia”. Su estilo es muy diferente a la genial obra de Gaudí en Barcelona, pero lo cierto es que ambos templos tienen algo en común: aún no se han terminado las obras.

La idea de la iglesia comenzó a finales del siglo XIX, pero a causa de la Guerra de los Balcanes y la Primera Guerra Mundial se postergaron las obras hasta 1935. El verdadero impulso de la construcción se dio en 1985 gracias a las donaciones populares. El interior del templo está decorado con mosaicos. Cuando se termine de erigir tendrá una capacidad para 11.000 fieles.

2. Fruska Gora

En la traducción quiere decir “montaña santa” y está ubicada al noroeste de Serbia, cerca de la frontear con Croacia. Hablamos de una zona de valles donde se descubren cerca de 20 monasterios de estilos bizantino y barroco. Los paisajes de esta zona son casi tan extraordinarios como los templos y monasterios que en ellos se levantaron.

Monasterio de Hopovo en Serbia
Monasterio de Hopovo, Fruska Gora – Aleksandar Todorovic

Usados como refugio para peregrinos, los principales monasterios de Fruska Gora se construyeron entre los siglos XV y XVI. Entre ellos destaca el de Krusedol, construido por la familia Sem Brankovic, antiguos señores que gobernaron la zona durante el siglo XVI.

“Viajar es descubrir que todo el mundo esta equivocado a cerca de otros países.”

– Aldous Huxley –

3. Topola

Esta iglesia hecha de mármol se encuentra a 100 kilómetros al sur de Belgrado y su nombre quiere decir “Álamo”. La iglesia de San Jorge se construyó entre 1903 y 1912 bajo las órdenes de Pedro I y fue concebida como mausoleo de los reyes de Serbia, de la dinastía Karadjorjevic.

Iglesia de San Jorge, Topola
Iglesia de San Jorge, Topola – Pudelek / commons.wikimedia.org

Consta de cinco cúpulas simétricas y las paredes están revestidas de mármol, extraído de la ciudad de Vencac (de donde también se sacó el material para hacer la Casa Blanca de Washington, en Estados Unidos). El suelo de la iglesia es de mármol de colores procedente de Múnich, Alemania.

Como si todo esto no fuese suficiente, en Topola destaca un iconostasio hecho en mármol verde con incrustaciones de madreperla y su magnífica nave central está decorada con mosaicos hechos de piedras de 15 000 tonalidades.

En la cripta están enterrados miembros de seis generaciones de la familia real serbia. Una cripta, como toda la iglesia, bellamente decorada.

La iglesias ortodoxas de Serbia son auténticas maravillas. Hemos recorrido solo algunas, pero hay muchas más por descubrir.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar