Lalibela, la Jerusalén de África

· 21 enero, 2016

Lalibela, en Etiopía, es un lugar con una historia fascinante que te atrapa, en medio de sus casas de adobe, impresionantes iglesias y pasadizos excavados en la roca. Te sentirás transportado a una película de Indiana Jones, en busca del Arca de la Alianza, que se comenta en algún momento estuvo aquí. Ven con nosotros y conoce Lalibela, la Jerusalén de África.

Lalibela, un pueblo perdido en las tierras altas al norte de Etiopía, está considerado como uno de los más importantes centros religiosos de la cristiandad etíope y una concurrida meta de peregrinaciones. Aquí se encuentra un excepcional conjunto de iglesias y edificios rupestres monolíticos, esculpidos –no construidos– en el subsuelo rocoso y reseco de África.

Bete Giyorgis en Lalibela
Bete Giorgis – Galyna Andrushko

Estas iglesias no surgen, sino que se hunden en el suelo, fueron esculpidas con el propósito de crear en África una nueva Jerusalén, durante la Edad Media. Actualmente son instituciones que mantienen el culto vivo, pues se realizan ceremonias religiosas en un ambiente propio de otros tiempos.

Las iglesias de Lalibela, ocultas por muchos siglos

Los pueblos ubicados en las montañas del centro de Etiopía, a casi 3.000 metros de altura, resultan poco accesibles en temporada de lluvias, lo que ha contribuido a su aislamiento durante siglos. Por eso, no le darás crédito a tus ojos cuando de pronto el suelo se hunde y aparecen las líneas de un templo en forma de cruz.

Bete Giyorgis en Lalibela
Bete Giorgis – Dmitry Chulov

Las iglesias de Lalibela no tienen punto de comparación en el mundo, estas iglesias escapan a cualquier clasificación porque simplemente no se ajustan a ninguna corriente arquitectónica conocida. Son edificios que encajan perfectamente en la roca con ventanas finamente labradas y adornadas con cruces etíopes.

La leyenda del rey Lalibela

Lalibela, fue el nombre que se le dio al pueblo en honor al rey de la dinastía Zagwe, que reinó entre los siglos XII y XIII.

Bete Amanuel en Lalibela
Bete Amanuel – Anton_Ivanov

Cuenta la leyenda que el rey mostró signos de santidad desde su nacimiento. Su madre lo llamó Lalibela, que significa “las abejas reconocen al rey” porque cuando era un bebé lo rodeó un enjambre de abejas sin que le hicieran ninguna picadura.

Su hermano mayor, llevado por los celos por la atención que su hermano menor recibía, intentó matarle, pero quedó dormido. Dice la leyenda que los ángeles transportaron a Lalibela al cielo, a la Jerusalén celestial. En este sueño profundo le mostraron un tipo de templos que querían que edificase en la tierra, luego le ayudaron a construirlos y la obra quedó terminada en 24 años.

“Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.”

-San Agustín-

En su afán por construir los templos, dicen que Lalibela llegó a vender a sus propios hijos como esclavos para poder terminar la obra. Antes de morir, se retiró a vivir como monje en uno de ellos.

El misterio de la construcción de las Iglesias de Lalibela

Los historiadores han concluido que se necesitó la mano de obra de más de 40.000 mil egipcios para esculpir las doce iglesias de Lalibela, aunque a día de hoy todavía resulta un misterio para todos por qué se construyó en Etiopía y no en Egipto.

Lalibela
Lalibela – Dmitry Chulov

Los ingenieros que han estudiado su diseño han llegado a la conclusión de que su construcción es científicamente inexplicable. Es un misterio cómo se alcanzaron a la perfección técnicas arquitectónicas para esculpir las iglesias, con lineas exactas y definidas, consideradas demasiado avanzadas para la época medieval en la que fueron construidas, ya que actualmente tendríamos que utilizar sierras y cinceles.

Las iglesias

Las iglesias de Lalibela están agrupadas en Jerusalén Celestial y Jerusalén Terrenal, entre ambos grupos se encuentra un arroyo llamado Jordán.

Jerusalén Celestial

Las iglesias son: Salvador del Mundo ( Medahne Alem), Santa María (Bete Maryam), Santa Cruz (Bete Meskel), Vírgenes Mártires (Bete Denaghel), San Miguel (Bete Kidus Mikael) o monte Sinaí (Debre Sina) y Santo Gólgota (Bete Golgotta), en esta última no permiten la entrada a las mujeres.

Jerusalén Terrenal

Estas son: Emmanuel (Bete Ammanuel), San Mercurio (Bete Merkorios), Santos Gabriel y Rafael (Bete Kidus Gabriel ena Rafael) y Padre Líbano (Bete Aba Libanos).

Bete Gabriel-Rufael en Lalibela
Bete Gabriel-Rufael – milosk50

La iglesia de San Jorge (Bete Giorgis), está considerada como la mas impresionante de todas. Está separada de los dos grupos por el río Jordán, tiene una una arquitectura más compleja porque tiene planta cruciforme y tiene tres enormes cruces excavadas en el techo.

Al visitar Lalibela, podrás experimentar una mezcla de magia y emoción. Conocer estas sobrecogedoras iglesias y la maravilla que significa su creación, en conjunto con su leyenda, no te dejarán indiferente.