Recorremos la Senda del Oso en Teverga

Adrián Pérez 28 diciembre, 2016

La Senda del Oso es el paraíso para los senderistas y los cicloturistas. Se trata de una vía verde de 40 kilómetros, con una gran riqueza natural y etnográfica. Discurre a través de más de 30 túneles y puentes y atraviesa paisajes espectaculares. Pero es una ruta sencilla y apta para todas las edades porque tiene muy poco desnivel. Vamos a caminar, o si quieres a pedalear, por la Senda del Oso. ¿Nos acompañas?

La Senda del Oso, territorio del oso pardo

La Senda del Oso es una vía verde que se encuentra en el centro de Asturias. Puede ser recorrida tanto a pie como en bicicleta y atraviesa los concejos de Quirós, Santo Adriano, Proaza y Teverga, que juntos componen la denominada comarca de los Valles del Oso. Esta zona es llamada así porque es refugio de una población del oso pardo cantábrico, especie protegida y una de las tres que hay en Europa.

Antigua vía ferroviaria

Senda del Oso
Senda del Oso – La Curuxa / Flickr.com

La Senda del Oso era una antigua vía ferroviaria por donde transitó hasta 1954 un tren minero que transportaba carbón, desde Proaza y Teverga hasta Trubia.

Con los años esta vía quedó abandonada dejando los túneles horadados en la roca que se atraviesan en el andar por esta senda. Actualmente, sin raíles ni trenes, se ha convertido en una vía verde, colmada de naturaleza, donde se practica deporte y se disfruta del aire puro.

“Todas las obras de la naturaleza deben ser tenidas por buenas.”

– Cicerón –

Los túneles y puentes

Senda del Oso
Senda del Oso – Senda del Oso / Flickr.com

Uno de los atractivos de esta vía son sus túneles y puentes. Hay once puentes rehabilitados que cruzan los ríos Trubia, Picarós, Teverga y Llanuces y que permiten pasar de orilla a orilla.

Los numerosos túneles que se encuentran en esta senda son los mismos que atravesaban los trenes. Algunos de esos túneles cuentan con más de 100 metros de largo y están provistos de luz para poder circular con normalidad.

Las osas Paca y Tola

Fundación Oso de Asturias
Fundación Oso de Asturias – Aboraq / Flickr.com

La Senda del Oso tiene muchas áreas recreativas donde es posible pararse a disfrutar de esta vasta naturaleza. Pero una de las mayores atracciones es contemplar de cerca dos osas asturianas: Paca y Tola.

Estas osas pardas pasan el día dejándose ver dentro de un monte cercado junto a la senda, que es su hogar desde 1996, cuando fueron encontradas sin su madre en los bosques de Asturias. La mejor hora para verlas es a las 12 del mediodía cuando acuden a comer.

La Fundación Oso de Asturias se encarga de la alimentación y cuidado de las osas y del mantenimiento de las instalaciones. También han levantado un mirador pequeño para divisar mejor el recinto.

La ruta por la Senda del Oso

Senda del Oso
Senda del Oso – Javi Rodríguez / Flickr.com

El inicio de la ruta es en Tuñón, allí encontraremos un centro de interpretación y un centro de alquiler de bicicletas. Desde ese punto inicia un camino de verde vegetación y paisajes hermosos, mientras se circula por la vera del río.

Al avanzar los primeros 6 kilómetros, se llega a Proaza, donde se puede contemplar a Paca y Tola. Luego, unos 4 kilómetros más adelante, se llega a una bifurcación que brinda la opción de ir a Entrago, a unos 10 kilómetros, o a Santa Marina, a unos 16 kilómetros.

Entrago

Senda del Oso
Las Xanas – Senda del Oso / Flickr.com

Al llegar a Entrago, hay un área recreativa que cuenta con restaurantes, servicios varios y alquiler de bicicletas. Hay una línea de autobús que tiene paradas en la ruta que comunica Entrago y Bárzana con Tuñón, por la que se puede regresar.

El último tramo de Entrago a Cueva Huerta es de casi 9 kilómetros y llega hasta San Martín. Este tramo termina en la cavidad de Cueva Huerta. Esta zona cuenta con restos históricos y elementos naturales que se pueden disfrutar en esta ruta en contraste con el paisaje del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.

Santa Marina

Senda del Oso
Senda del Oso – La Curuxa / Flickr.com

Si por el contrario, eliges Santa Marina, a unos 6 kilómetros de la bifurcación, se encuentra el embalse de Valdemurio que se puede pasear y bordear, allí hay un área recreativa con un bar y alquiler de canoas.

Se recomienda alquilar una bicicleta y llegar hasta el embalse, una vez allí alquilar una canoa y volver a Tuñón pedaleando. Ida y vuelta son unos 32 kilómetros, pero al tener poco desnivel es una ruta muy llevadera. Si decides ir a pie son aproximadamente 3 horas y 45 minutos en un solo sentido.

Descubre la Senda del Oso con su preciosa naturaleza, sus túneles, puentes, áreas recreativas y paisajes de gran belleza.

Te puede gustar