La Place Vendôme de París, una joya en todos los sentidos

Adrián Pérez 23 septiembre, 2016

Luis XIV visualizó un lugar que debía mostrar el poder absoluto. Así nació en el siglo XVII la Place Vendôme, una de las más famosas y prestigiosas plazas de Francia. Este lugar hoy es la consagración del lujo y la suntuosidad, con imponentes edificios que albergan joyerías y reconocidas tiendas. Vamos a pasear por la Place Vendôme ¿Nos acompañas?.

Algo de historia de la Place Vendôme

La Place Vendôme de París es una plaza que fue creada como un monumento a la gloria de los ejércitos de Luis XIV, el Rey Sol. Tuvo varios nombres, como Plaza de Luis el Grande, Plaza de las Picas, Plaza de las Conquistas o Plaza Internacional. Y cada uno de ellos correspondió a una etapa de su historia.

Fue realizada siguiendo los patrones del urbanismo clásico francés, tiene forma octogonal y está rodeada de bellos edificios. El responsable de su diseño fue el arquitecto de Versalles, Jules-Hardouin Mansart, quien planeó la arquitectura real y majestuosa de esta plaza en 1698.

Place Vendôme
Place Vendôme – Pierre Metivier / Flickr.com

Para poder tener superficie suficiente para dibujar esta explanada octogonal de esquinas truncadas hubo que derruir varias construcciones. Entre ellas el convento des Capucines, cuya calle adyacente lleva aún el nombre, la calle des Capucines.

Buscando la perfección, primero se construyeron las fachadas, antes que los edificios que la rodean. Y en el centro de la plaza se colocó una estatua ecuestre de Luis XIV, destruida durante la Revolución Francesa.

La Columna Vendôme

En el lugar que antes ocupaba la figura de Luis XIV, Napoleón Bonaparte colocó una enorme columna (columna Vendôme). Está hecha con el bronce de los 1200 cañones confiscados al enemigo, con un bajorrelieve que imita la columna de Trajano de Roma.

Columna Vendôme
Columna Vendôme – Gimas

Esta columna fue llamada inicialmente Colonne d’Austerlitz, para celebrar la victoria de Napoleón en Austerlitz. Más tarde se le llamó Colonne de la Victoria (Columna de la Victoria) y Colonne de la Grande Armée (Columna del gran Ejército). Hoy en día se conoce comúnmente como la columna Vendôme.

Las estatuas

En 1810 fue instalada una estatua de Napoleón en la parte superior de la columna. Más tarde fue retirada y el bronce fue usado para la refundición de la estatua ecuestre de Enrique IV en el Pont Neuf .

Columna Vendome
Estatua de Napoleón III – Tracing Tea

En 1833 fue instalada una nueva estatua, que más tarde fue sustituida por la estatua que se ve hoy en día. Fue erigida por Napoleón III y representa Napoleón I como emperador romano.

Curiosidades de la plaza

Esta plaza es en la actualidad uno de los máximos exponentes del lujo y la opulencia de París. En ella se encuentran los lujosos hoteles Ritz y Vendome. Los antiguos edificios son ahora residencias y tiendas de reconocidos diseñadores y joyeros famosos.

Place Vendôme
Place Vendôme – Pack-Shot

Variedad de personajes famosos han vivido en la Place Vendôme. Entre ellos el compositor Frédéric Chopin, del que se tiene registro murió en el primer piso de la joyería Chaumet. También los autores George Sand y Scott y Zelda Fitzgerald, quien residido en el Ritz durante un tiempo. Incluso Ernest Hemingway afirmó haber ayudado a liberar el Ritz en 1944, en la Francia nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Las casas de la Place Vendôme

Más de veinte casas, llenas de historia, bordean la plaza. Por ejemplo, tenemos el hotel Bataille de Francès (número 1), que se remonta a 1723. Luego albergó el Bristol, donde se hospedó Eduardo VII, el rey de Inglaterra y que se convirtió más adelante en el Hotel Vendôme.

Place Vendôme
Place Vendôme – JJFarq

También tenemos el hotel Bourvallais (número 13). Comprado en 1706 por el financiero Paul Poisson de Bourvaillais, se convirtió en la sede de la Cancillería tras la combinación del edificio con el número 11. Actualmente es la sede del Ministerio de Justicia.

Están otras casas como el hotel Gramont (número 15) hoy es el célebre Hotel Ritz. En el hotel Heuzé de Vologer (número 4) vivió el príncipe Luis Napoleón Bonaparte, que más tarde sería conocido como Napoleón III.

“El lujo es una necesidad que empieza cuando acaba la necesidad.” 

-Coco Chanel-

Aunque pienses que tus bolsillos no están a la altura de lo que se puede adquirir en las tiendas de esta plaza, siempre vale la pena recorrerla por su gran belleza e historia. ¡No te la pierdas!

Te puede gustar