Plaza de la Concordia en París, un viaje al pasado

Adrián Pérez 14 enero, 2016

La plaza de la Concordia es una de las más importantes y emblemáticas de la ciudad de las luces. Conocerla es casi obligado, además de que mientras la recorres podrás sentir como si viajaras al pasado. Acompáñanos por este apasionante recorrido a través de esta espectacular plaza parisina.

La plaza de la Concordia es, sin lugar a dudas, una de las más importantes de Francia. De hecho, es la segunda plaza más grande del país, solo superada por la plaza de Quinconces, ubicada en Burdeos.

La historia de la plaza de la Concordia

Conocer la plaza de la Concordia es adentrarse en la historia de París. El origen de esta plaza se remonta al año 1748, cuando se decidió erigir una impresionante estatua ecuestre del rey Luis XV, para celebrar la recuperación de su salud.

Este homenaje requería de una plaza digna de un rey, por ello se realizó un concurso con el fin de encontrar a quien diseñara el mejor emplazamiento. En este concurso participaron un total de 19 arquitectos, algunos de gran importancia como Soufflot y Boffrand.

Fuente en la plaza dela Concordia
Fuente en la plaza dela Concordia – Netfalls – Remy Musser

Uno de los arquitectos, Ange-Jacques Gabriel,  propuso lo que se conoció como “Explanada del Puente”, que consistía en una simple y gran explanada sin ningún tipo de diseño en especial. Estaría ubicada en el límite del famoso jardín de las Tullerías, justamente donde se encontraba un antiguo puente de madera que bordeaba las terrazas del jardín.

Incluso antes de aceptar este proyecto, se realizaron las gestiones necesarias con los diferentes propietarios de los terrenos aledaños, para así poder hacer realidad este gran proyecto en honor al rey. No fue hasta 1753 cuando se comienza un nuevo concurso, esta vez para la organización de la explanada y solo reservado para los miembros de la Academia Real de Arquitectura.

Detalle de la Plaza de la Concordia
Plaza de la Concordia – anshar

Finalmente, el director de la Academia, y primer arquitecto del rey, es quien establece un proyecto que propone reunir las mejores ideas de todos los competidores, el cual es aceptado en 1755. La plaza fue construida entre 1757 y 1779 y su nombre en un principio fue plaza de Luis XV.

La plaza de la Concordia y la Revolución

La plaza de la Concordia se convirtió en uno de los puntos más emblemáticos durante todos los acontecimientos que desembocaron en la famosa Revolución Francesa. En el año 1792, la estatua ecuestre de Luis XV fue derribada y fundida, posteriormente la plaza es rebautizada como la “plaza de la Revolución”.

Durante la Revolución Francesa esta plaza fue el escenario de muchos episodios sangrientos. Más de 1.000 personas fueron asesinadas en la “plaza de la Revolución” a través de una guillotina instalada en la misma. De hecho, fue en este lugar donde fueron ejecutados los reyes de Francia Luis XVI y María Antonieta.

Detalle de la fuente de la plaza de la Concordia
Fuente de la plaza de la Concordia – Emerald Photographics

Después de tan sangrientos episodios, y tras la restitución del orden, el gobierno decide rebautizar nuevamente la plaza, esta vez con el nombre de “plaza de la Concordia”, el cual conserva hasta la actualidad.

“La concordia hace crecer las pequeñas cosas, la discordia arruina las grandes.”

-Salustio-

La plaza de la Concordia en la actualidad

El aspecto que posee la plaza de la Concordia en la actualidad se origina entre los años 1836 y 1840, cuando se decidió colocar en el centro de la misma un gigantesco obelisco con más de 3.000 años de antigüedad, donado por el virrey de Egipto.

Plaza de la Concordia
Plaza de la Concordia – Brian Kinney

En los alrededores del obelisco se pueden observar dos extraordinarias fuentes, las cuales son en sí mismas una verdadera obra de arte. Las fuentes son de estructura romana y tienen hermosas figuras talladas de seres humanos y animales marinos.

La plaza es casi completamente abierta, a excepción de un solo lado, donde se encuentran dos de los edificios más antiguos de la ciudad. Los mismos son hoy en día la sede del Ministerio de la Marina y el lujoso Hotel de Crillon.

Además de su interesante historia, la plaza de la Concordia es sumamente hermosa. Y desde ella podrás deleitarte con hermosas vistas de los Campos Elíseos, el museo de Louvre, el Arco del Triunfo y los Jardines de las Tullerías. Céntrica, hermosa y con mucha historia, ¿te gustaría conocer esta emblemática plaza?

Te puede gustar