La Laguna Verde en Bolivia, un increíble lago verde

La Laguna Verde en Bolivia, un increíble lago verde

El mundo está lleno de rincones coloridos, singulares y únicos. De todos ellos, hoy hemos elegido la Laguna Verde, en Bolivia, uno de los lugares más sobrenaturales del planeta gracias al increíble tono de sus aguas. Vamos a conocerlo.

Aunque antes queremos recordar una peculiaridad de la zona. Y es que a pocos kilómetros de la Laguna Verde nos tropezamos con la Laguna Colorada y la Laguna Blanca, que a su vez también reciben su nombre debido a la singular coloración de sus aguas.

¿Por qué la Laguna Verde es verde?

Antes de entrar en detalles, es necesario comentar a qué se debe la peculiar coloración de la Laguna Verde. Recibe su nombre por el tono de sus aguas. Debido a la composición mineral de las mismas, principalmente formada por plomo, magnesio, arsénico y carbonato de calcio, el color ofrece tonos esmerilados que parecen sacados de una película de ciencia ficción.

Laguna Verde en Bolivia

Laguna Verde – Thomas Lusth

Además, es precisamente debido a esta singular composición que la bella Laguna Verde es profundamente tóxica. Así pues, cuando te acerques a observar esta sobrenatural maravilla, verás que no hay especies animales en la zona, especialmente el flamenco andino, muy común en otros lagos cercanos, dado que la vida no se puede desarrollar en sus aguas.

Así pues, si deseas ver fauna y flora y en esta zona de Bolivia, tendrás que acercarte a la Laguna Colorada o la Laguna Blanca. Se ubican en las inmediaciones y también son muy bellas, aunque no resultan tan peligrosas como esta.

Cómo llegar a la Laguna Verde

Como hemos dicho, esta singular zona de Bolivia está plagada de lagos espectaculares. En este caso, la Laguna Verde se ubica en la Reserva Eduardo Abaroa, en Potosí, muy cerca de la forntera con Chile, en plena cordillera de los Andes, dentro de la que se ubican otros rincones espectaculares del país.

Laguna Verde en Bolivia

Laguna Verde – Alberto Loyo

Entre las zonas más bellas de esta parte de Bolivia puedes conocer también el volcán Licancabur. Este cerro se encuentra a más de 5900 metros sobre el nivel del mar y es uno de los volcanes activos más altos de toda la Tierra. Además, en su cumbre encontramos otro peculiar lago, uno de los más elevados del mundo.

Todo ello ofrece unos tonos policromados de esta parte de Bolivia capaces de dejar absorta a cualquier persona. No existe un lugar en el planeta con estos acentuados contrastes naturales plagados de lagos de agua salada y tierras yermas y áridas.

Más sobre la Laguna Verde

La Laguna Verde consta de poco más de 5 km² de agua que permiten al visitante poder pasear por su costa a pie en un mismo día y dar toda una vuelta completa, ya que no es de una extensión excesiva, como sí sucede en otros lagos vecinos.

Laguna Verde en Bolivia

Laguna Verde – nouseforname

Alrededor del lugar se puede ascender a pequeños cerros y colinas desde los que vislumbras espectaculares panorámicas de la zona. Entre los más llamativos encontramos la cuenca del Salar de Atacama, el cerro Kimal, el propio desierto de Atacama o la cordillera de Domeyko. Es más, en días claros se puede ver hasta el océano Pacífico.

“La Tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, la montaña y el mar, son excelentes maestros de escuela, y enseñan algunos de nosotros más de lo que podemos aprender de los libros.”

-John Lubbock-

No obstante, recuerda que este lugar es bastante inhóspito y de unas condiciones climáticas muy extremas. Durante el día las temperaturas son muy altas, casi desérticas. Fenómeno que se calma en exceso por la noche, bajando de los cero grados.

Es normal que no se puedan encontrar demasiados indígenas y habitantes en las inmediaciones de la reserva, ni cerca de la Laguna Verde ni en las inmediaciones de los demás lagos de la zona, ya que es una geografía muy hostil con la vida humana.

Laguna Verde enBolivia

Laguna Verde – LaiQuocAnh

No obstante, y pese a las condiciones extremas, son muchos los valientes que se adentran en la Laguna Verde y la Reserva boliviana, recibiendo unos 30.000 visitantes cada año que disfrutan de estas estampas magníficas y casi sobrenaturales.

De modo que si eres un amante de la aventura y el riesgo, esta es sin duda una de las mejores rutas que puedes emprender en tu vida. Atrévete a conocer las zonas más extremas de los Andes en Sudamérica y descubre la sobrenatural Laguna Verde en Bolivia, uno de los pocos lagos de aguas verdes que hay en el planeta.

Te puede gustar