La iglesia de Santa María de la Asunción de Laredo

02 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Construida en honor a la patrona de Laredo, en esta iglesia podemos ver rasgos del Gótico, del estilo renacentista y del esplendor barroco. Te invitamos a conocerla con nosotros.
 

La iglesia de Santa María de La Asunción de Laredo es un precioso templo ubicado en el centro histórico de esta localidad cántabra. Se trata de un edificio histórico con una estructura marca las diferentes fases constructivas por las que ha pasado a lo largo de los siglos. ¿Quieres saber más sobre ella?

Santa María de La Asunción se encuentra en la parte más antigua de la villa de Laredo, una bonita localidad ubicada en la comunidad autónoma de Cantabria. Se trata de un templo religioso cuya construcción aglutina tres períodos diferentes.

Sus tres naves son del siglo XIII, además de los ornamentos en sus puertas principales. En tanto, del siglo XVI data la construcción del crucero y el ábside, y del siglo XVII son las capillas principales. Esta iglesia, que comenzó en estilo gótico, poco a poco fue ampliándose y reformándose para ir adaptando la iglesia a los nuevos gustos.

Anteriormente contaba con una torre también barroca, pero esta desapareció en el siglo XX. En la actualidad, se accede a través de los pórticos del siglo XVIII; en su zona central se pueden observar unos ventanales de estilo gótico y una escultura de la misma época de la Virgen de la Asunción.

Lo más destacado de estas portadas es el programa iconográfico que presentan. En ellas podrás ver escenas botánicas, cabezas de animales y un sinfín de elementos decorativos que se entremezclan con las nervaduras de las bóvedas del atrio de entrada.

Los tesoros del interior de Santa María de La Asunción de Laredo

 

El interior de la iglesia de la Santa María de La Asunción de Laredo también guarda importantes tesoros, entre los que destacan sus retablos o la pila bautismal. De esta última podemos decir que data del siglo XIII y que hoy en día aún se puede apreciar en todo su esplendor.

Los retablos

La obra más importante que alberga esta iglesia es el Retablo de Belén, que fue realizado en el siglo XVIII para albergar un tríptico de origen flamenco realizado por el gran artista Roger Van der Weyden. En este podemos apreciar una preciosa representación de la Virgen de Belén en el centro, mientras que, a ambos lados, encontramos otras escenas relacionadas.

Retablo de Belén, en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Laredo.
Retablo de Belén, en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Laredo. Imagen: Rewind The City.

En uno de sus laterales, podemos ver una escena de la anunciación con el Ángel y la Virgen María. Por otra parte, en el lado contrario se puede ver una representación de El Calvario. Todo ello está rematado por una escena de la Coronación de la Virgen.

Esta obra, junto al órgano y una pintura del martirio de San Bartolomé de la escuela de Murillo, son algunas de las piezas más importantes de este templo religioso de Laredo.

Otro retablo de gran importancia es el de la Virgen del Carmen. Se trata de una pieza barroca del siglo XVIII, en la que podemos encontrar a San Lorenzo y San Roque, ambos santos muy apreciados en Laredo. En este retablo, también destaca una particular representación de la Santísima Trinidad.

 

El Cristo Yacente y la Virgen de La Soledad

La Urna del Cristo Yacente es otra figura importante que alberga esta iglesia. Se trata de una de las piezas principales de la procesión del Viernes Santo, que procesiona junto a la Virgen de la Soledad.

Este Cristo Yacente fue sometido a una restauración en el año 2015, con el objetivo de devolver la pieza a su color original y eliminar la pátina del tiempo. Se cree que es una pieza que pudo ser realizada a finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII.

Exterior de la Iglesia de Santa María, en Laredo.

Por su parte, la Virgen de La Soledad data del siglo XX, en concreto de los años cuarenta, momento en el que un artista local la esculpió contando como modelo para la faz de la virgen con una joven de la localidad.

Finalmente, destaca la talla de la Virgen de las Redes, una imagen que estuvo en las puertas de la ciudad. Esta fue tallada en piedra, y en su parte posterior hay dos escudos: el de Laredo y el de la cofradía de pescadores de San Martín, una de las más antiguas de la villa.