El Jardín Botánico de Padua, una joya de la humanidad

17 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Un lugar para el deleite y sobre todo para el conocimiento, el Jardín Botánico de Padua te espera para desvelar todos sus secretos.
 

El jardín botánico de Padua es otra de las maravillas que puedes visitar en esta ciudad italiana. Se trata de un jardín cuyo origen se encuentra en la necesidad de mostrar a los universitarios las diferentes plantas y sus peculiaridades. Además, es el jardín botánico universitario más antiguo del mundo. ¿Nos acompañas a conocerlo?

El origen del Jardín Botánico de Padua

Jardín Botánico de Padua

El origen del Jardín Botánico de Padua se sitúa en 1545, cuando el Senado de la República y la Universidad de Padua lo crearon para facilitar el aprendizaje de sus alumnos.

El primer responsable de este lugar fue Luigi Squalermo, a quien se le conoció como Anguillara. Gracias a él, el jardín se configuró con más de 2000 especies de plantas, muchas de ellas medicinales.

De este modo, se creó una especie de huerto en el que se cultivaban las plantas necesarias para poder realizar medicamentos y terapias. Por esta razón, era conocido como Giardini dei Semplici o Horti Simplicium. El objetivo era que los estudiantes conociesen y pudiesen identificar a la perfección las plantas, y así utilizarlas de forma correcta.

El proyecto, aún de autor desconocido, se vio condicionado porque el terreno en el que debía realizarse pertenecía al monasterio de Santa Giustina. Se dividió en cuatro espacios, todos ellos rodeados por una cerca de delimitación circular construida en 1552, que a su vez se dividen en arriates.

 

El jardín, una maravilla del mundo

Plantas medicinales del Jardín Botánica de Padua.

Como mencionamos, este es el primer jardín botánico universitario que se conserva. Esto, junto con su gran belleza y aporte a la ciencia, le valieron la declaración por la UNESCO en 1997 como parte integrante de la lista del Patrimonio de la Humanidad.

En el expediente de declaración, se defendió que era el origen de todos los jardines botánicos del mundo y que hacía comprensibles las relaciones entre la naturaleza y la cultura. Si lo visitas, podrás comprobar sus inmensos valores botánicos, científicos y culturales.

Su estructura está basada en las concepciones científicas y filosóficas del momento. Por ello, encontramos un Jardín Botánico plagado de significaciones geográficas, astrológicas y esotéricas.

Con una extensión de 22 000 metros cuadrados, destaca en el centro un hermoso estanque para las plantas acuáticas cuya agua, templada, emana de un estrato situado por debajo del Jardín Botánico. En el resto de arriates, podremos encontrar las plantas ordenadas por familias.

La visita al Jardín Botánico de Padua te permitirá contemplar bonitas orquídeas, plantas medicinales, un jardín alpino, plantas propias del desierto, insectívoras y otras del área meditarránea. En definitiva, más de 6000 plantas que tratan de mostrar la infinidad y riqueza del mundo entero.

 

Entre todas ellas, destaca la llamada Palma de Goethe por dos aspectos. El primero es que se trata de la planta más antigua del Jardín Botánico de Padua, al remontarse su origen a 1585.

La segunda razón es que inspiró a Goethe, escritor alemán que visitó el jardín y la ciudad en 1786. Basado en esta experiencia, escribió una teoría sobre la metamorfósis de las plantas.

La visita al jardín

Edificios del jardín en Padua.

En este sitio tan emblemático, podrás ver algunas muestras arquitectónicas de gran relevancia, como las portadas, que datan del siglo XVIII. También hay otras escultóricas, como la fuente Theophrastus, dedicada a este médico griego del siglo III a.C.; las estatuas de las Cuatro Estaciones o la de Salomón, firmada por el escultor italiano Antonio Bonazza.

Asimismo, se encuentra un hemiciclo con capacidad para cien estudiantes llamado Teatro Botánico y tres relojes solares que datan del siglo XIX. Uno de ellos es esférico, otro cúbico y otro cilíndrico.

Por otra parte, está la posibilidad de visitar el edificio del Prefecto, antigua vivienda de este, que en la actualidad sirve para acoger las diversas exposiciones que la institución realiza, y así completar la visita.

 

Datos útiles para visitar el Jardín Botánico de Padua

Para conocer este lugar, puedes optar por varias tarifas de entrada. Hay boletos familiares, de precio reducido, colectivos y para profesores y estudiantes. Los niños hasta cinco años entran gratis.

Por otra parte, ten en cuenta que existe la posibilidad de aprovechar alguna de sus visitas guiadas. En estos recorridos, podrás conocer el jardín y hacer alguna actividad relacionada con su contenido.

Como verás, se trata de un espacio para visitar, deleitarse y conocer en la hermosa ciudad de Padua. El Jardín Botánico de Padua es un lugar que te impresionará por sus valores culturales, artísticos, naturales y científicos, que te harán reconocer la gran diversidad natural con la que nos deleita el planeta. ¿Te lo vas a perder?

 
  • Sitio oficial del Jardín Botánico de Padua. http://www.ortobotanicopd.it/it/la-nascita