La catedral de Oviedo, una joya del gótico español

7 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Con un claustro espectacular y una Cámara Santa en la que se custodia la reliquia del Santo Sudario, la catedral de Oviedo es una de las grandes joyas de la capital de Asturias.

La catedral de Oviedo es una de las catedrales góticas que pueblan el norte de España. Conocida también como Sancta Ovetensis, la Santa Iglesia Basílica Catedral Metropolitana de San Salvador de Oviedo preside el centro histórico de esta ciudad asturiana. En ella podrás visitar la Cámara Santa, último vestigio del palacio real de Alfonso II el Casto.

Retazos de la historia de la catedral de Oviedo

La catedral de Oviedo es un conjunto arquitectónico y monumental de gran calidad. Se comenzó a construir en el siglo XIII. Sin embargo, esta catedral cuenta con elementos anteriores a dicho siglo, pues se erigió en lugar de la anterior iglesia románica. También tiene elementos pertenecientes a otros edificios, como el palacio real de Asturias.

El templo terminó de construirse en el siglo XVIII, por lo que cuenta con partes construidas en estilo renacentista y barroco. A pesar de ello, lo que más predomina es el estilo gótico.

Qué ver en la catedral de Oviedo

La de la capital asturiana es una catedral de enorme belleza en la que hay diferentes espacios que no te puedes perder. Hablamos brevemente de algunos de ellos.

El templo gótico

Se trata de una catedral de estilo gótico que debemos al empeño del obispo Gutierre de Toledo. Los arquitectos encargados del templo fueron Juan de Badajoz el Viejo, Juan de Candamo de las Tablas y Pedro Bunyeres, así como Bartolomé Solorzano.

Pórtico de la catedral de Oviedo
Pórtico de la catedral

Tiene planta de cruz latina formada por tres naves, de las que la central es más ancha y alta. En su origen tenía triple cabecera con ábside semicircular, pero durante el Barroco fue transformada y hoy podemos encontrar un deambulatorio con capillas. En las naves laterales podrás encontrar capillas como las de Santa Bárbara, San Martín de Tours o la del Santo Cristo de Velarde.

En el exterior sobresale el pórtico obra de Juan de Badajoz, que da acceso a la catedral de Oviedo por medio de tres puertas, todas ellas decoradas profusamente.

Así, en la puerta principal encontramos un relieve de la Transfiguración flanqueado por esculturas en bajorrelieve de los reyes Fruela I y Alfonso II el Casto y medallones con el Niño Jesús y San Juan niño. Mientras, en las puertas de nogal están representados Santa Eulalia y San Salvador.

Además, en el exterior también sobresale la torre gótica. Se trata de la única torre que se construyó de las dos proyectadas. Es una obra que se debe a la mano de Rofrigo Gil de Hontañón sobre proyecto de Juan de Badajoz y que destaca por sus 80 metros de altura y por su precioso pináculo.

La Cámara Santa

Interior de la Cámara Santa
Cámara Santa – Zarateman / Wikimedia Commons

Se trata de dos cámaras que no tienen comunicación entre sí y que se ubican en la torre de San Miguel. La inferior es la cripta de Santa Leocadia y la superior es la de San Miguel. Es de los pocos vestigios que quedan del palacio de los reyes de Asturias. Está declarada Patrimonio de la Humanidad como parte del prerrománico asturiano.

La mandó construir el rey Alfonso II el Casto y su finalidad era la de conservar las reliquias que iba a traer desde Montsacro. Estas reliquias habían conseguido librarse del avance de los musulmanes y entre ellas esta el Santo Sudario, un lienzo que según la tradición cristiana fue colocado sobre el rostro de Cristo al bajarlo de la cruz.

El claustro de la catedral de Oviedo

Claustro de la catedral de Oviedo
Claustro – enric / Wikimedia Commons

El claustro de la catedral de Oviedo es el lugar por el que donde se comenzó a construir la catedral gótica. Sustituyó al románico y cuenta con una segunda planta levantada en estilo barroco. Así, su construcción se prolongó desde el año 1300 al siglo XVIII.

En él encontrarás una recreación del paraíso. Esta es la razón de que en su centro se encuentre una fuente de cuatro caños que representan a los cuatro ríos del Edén.

Desde este claustro se puede acceder a la sala capitular y a una de las salas más importantes para la historia de la catedral de Oviedo: el archivo. La entrada a este espacio se lleva a cabo por medio de una puerta barroca que se debe a José Bernardo de la Meana.

La visita turística a la catedral de Oviedo puede realizarse de lunes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 17:00. En los meses de julio y agosto el horario se alarga hasta las 19:00. Por otra parte, cuenta con varias tarifas de entrada que incluyen servicio de audioguía.

  • Monumentos de Oviedo y del reino de Asturias.Centro del Patrimonio Mundial - UNESCO. Recuperado de https://whc.unesco.org/es/list/312
  • La Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de San Salvador de Oviedo. Web oficial de la catedral de Oviedo. Recuperado de https://catedraldeoviedo.com/
  • Cámara Santa en Oviedo. Prerrománico asturiano. Web de turismo de Asturias. Recuperado de https://www.turismoasturias.es/descubre/cultura/prerromanico/camara-santa