Conocemos la historia del ferrocarril Transiberiano

· 22 septiembre, 2017

Viajar en tren cada vez es menos común debido a la amplia oferta ofrecida por las compañías aéreas. No obstante, los ferrocarriles aún marcan historia y siguen aportando datos de interés para aquellos que los aman. Queremos hablar de la historia de una línea muy especial: el ferrocarril Transiberiano, uno de los ferrocarriles más famosos del mundo. ¿Te gustaría conocerlo?

Por qué los rusos construyeron el ferrocarril Transiberiano

Los rusos querían construir una ruta de ferrocarril hasta el Pacífico, pues no la tenían a pesar de sus treinta mil kilómetros de vías. El problema era el dinero. La ruta San Petersburgo-Moscú, que tan solo medía 650 kilómetros, costó unos 67 millones de rublos, algo que fue viable porque le gobierno ruso contaba entonces con una entrada de 200 millones.

Transiberiano
Transiberiano – Martha de Jong-Lantink / Flickr.com

No obstante, el ambicioso proyecto que contactaría Rusia con el Pacífico se elevaría a unos 330 millones, lo que hoy supone unos siete mil millones de dólares. Un coste excesivo que no se estaba seguro de amortizar. Y peor aún, un dinero del que no disponían debido a que la Guerra de Crimea había agotado los recursos del país, dejando vacías sus arcas.

Este miedo a no disponer de dinero frenó el proyecto, hasta que sonó la noticia de que China había comenzado a hacer un ferrocarril que llegaría hasta el Oriente ruso. ¿Qué supondría eso? Podría suponer la conquista de Rusia por las tropas chinas, empezando por su comercio y más tarde por su gobierno.

Entonces los miedos crecieron y Alejandro III ordenó la construcción de una línea ferroviaria. Comenzó así una de las mayores construcciones del mundo en 1891: el ferrocarril Transiberiano.

Datos del ferrocarril Transiberiano

Ferrocarril Transiberiano
Ferrocarril Transiberiano – Ricardo Ramírez Gisbert / Flickr.com

La ruta principal se inauguró en 1904, con una extensión casi 9300 kilómetros. Atraviesa siete husos horarios y el viaje completo dura de media siete días.

El Transiberiano, que tiene su final en Vladivostok es la línea principal, pero hay dos ramales. Son el Transmanchuriano y el Transmongoliano, ambos acaban en Pekín.

Hoy en día este viaje se puede hacer en trenes de lujo, pero también entrenes regulares que cubren toda la ruta, aunque también los hay que solo realizan tramos.

Beneficios de la construcción del ferrocarril Transiberiano

Es obvio que un tren que atraviese el país y llegue hasta aguas comerciales fomentaría el desarrollo socioeconómico del país. Y así fue. La ciudad de Vladivostok, que albergaba un puerto comercial, se hizo mundialmente conocida y su actividad se hizo 30 veces mayor.

Vladivostok fin del Ferrocarril Transiberiano
Vladivostok – Vladimir Arndt

El funcionamiento de este tren favoreció el comercio con otros países y esto ayudó al desarrollo del país debido a la alta fuente de ingresos que esta construcción propició.

Este tren sigue generando ingresos hoy día, pues está en funcionamiento y compite con el primer medio de transporte público en el mundo: el avión. Aunque dicen que nada es perfecto y esto es cierto en este caso. Un viaje de San Petersburgo a Vladivostok es algo más barato que en avion, pero tarda 6 días y 5 horas demedia frente a las 11 horas que tarda el transporte aéreo.

A pesar de ello, es el medio de transporte elegido por muchos rusos y turistas, ya que los ferrocarriles tienen historia, leyendas y son muchos los amantes de estos. ¿Te apuntas a un viaje en el ferrocarril Transiberiano?

“Todos los viajes tienen sus ventajas. Si el viajero visita países que están en mejores condiciones, él puede aprender cómo mejorar el propio. Y si la fortuna lo lleva hacia peores lugares, quizás aprenda a disfrutar de lo que tiene en casa.”

-Samuel Johnson-

Otros trenes famosos del mundo

Orient Express
Orient Express – Jour-reveur / commons.wikimedia.org

Aunque el ferrocarril Transiberiano es uno de los más famosos del mundo, hay otros muchos que se han ganado buena fama por sus comodidades, su construcción o el camino que recorrer. ¿Quieres que recordemos algunos juntos?

  • Glaciar Express. Un tren que conecta con los Alpes suizos y que se considera el más lento del mundo, algo muy útil en este caso por el hermoso paisaje que atraviesa.
  • The Ghan. Atraviesa Australia de norte a sur y, aunque no es muy antiguo, su construcción deja boquiabierto a todos.
  • Orient Express. Inaugurado en la edad de oro del ferrocarril, en 1883. Une Venecia con los Alpes y París. Un recorrido inigualable.
  • Maharaja Express. Circula entre Nueva Delhi y Bombay, una ruta histórica que tanto hindúes como turistas quieren hacer aunque sea una vez en la vida.

Esperamos que te haya gustado nuestro recorrido no solo por el ferrocarril Transiberiano sino por otros famosos del mundo. ¿Has tomado nota para tu próximo viaje en un ferrocarril?