El Geoparque Villuercas‐Ibores‐Jara en Cáceres

Adrián Pérez 23 julio, 2016

Pocos lugares contienen todos los requisitos necesarios para llenar las expectativas de empedernidos amantes de la naturaleza. Hoy te hablamos de un lugar que cumple con creces todos esos requerimientos, con paisajes tan espectaculares que resultan un paraíso natural, es el Geoparque Villuercas‐Ibores‐Jara en Cáceres. Un inmenso refugio de bosques mediterráneos y especies que se quedaron a vivir aquí desde tiempos en los que todo era diferente. ¿Vamos a conocerlo?

El Geoparque Villuercas‐Ibores‐Jara es un macizo montañoso que se encuentra en el sureste de la provincia de Cáceres. Fue declarado Geoparque el el 17 de septiembre de 2011 y es uno de los once que se encuentran en España. Contiene 44 geositios repartidos en 19 municipios y es un símbolo del turismo sostenible apoyado en el geoconservación.

Que es un geoparque

Los geoparques son un tipo de distinción otorgada por la Unesco a regiones con un patrimonio geológico importante, que se mantiene en buen estado y es esencial para el desarrollo local. Estos son, junto a los Patrimonios de la Humanidad y Reservas de la Biósfera, los programas más importantes de esta institución.

Geoparque Villuercas
Geoparque Villuercas-Ibores-Jara – Víctor Gómez / Flcikr.com

Los geoparques vinculan espacios naturales únicos con el desarrollo de sus habitantes. De esta relación nacen proyectos que dan mucho más valor a la región y que realzan la cultura, los paisajes naturales, la gastronomía, etc.

Formaciones naturales únicas

Este geoparque contiene paisajes espectaculares compartidos por las comarcas Villuercas, Ibores y La Jara. Sus formaciones naturales son un paseo por las distintas edades de la Tierra. Tiene sierras con carácter rebelde y una peculiar disposición noreste-sureste, contraria al orden del sistema montañoso que lo rodea.

El conjunto de sierras obstaculiza el paso de las masas de aire y los frentes oceánicos, regalando copiosas lluvias que brindan uno de los microclimas más atractivos de la región que impacta tanto al paisaje como a su fauna y flora.

Razones para visitar el Geoparque Villuercas‐Ibores‐Jara

1. Contemplar sus vistas desde el punto más alto

Geoparque Villuerca
Navezuelas desde la Villuerca – Aparicioporras / commons.wikimedia.org

Desde el risco de La Villuerca, con una altura de 1.601 metros, se pueden tener increíbles vistas. Este risco divide dos grandes cuencas extremeñas: la del Tajo y la del Guadiana. Las panorámicas que se admiran desde aquí te dejarán sin aliento. Se pueden ver las cadenas montañosas y los valles y el resto de los 44 geositios destacables que hay en el geoparque.

2. Conocer su riqueza paleontológica

El geoparque tiene más de 540 millones de años y, por lo tanto, brinda una gran riqueza paleontológica desde que esta zona era un mar primigenio hasta nuestros días. En sus grandes pliegues y fallas, en sus formas erosivas y sedimentarias se observan rastros de historia natural.

Granadilla
Granadilla – Eduardo Estellez

Además, existen numerosos vestigios de la historia de la humanidad en sus roquedos con pinturas rupestres, que hacen evidente la presencia del hombre en la Prehistoria. Asimismo se pueden observar dólmenes, castros, castillos y una singular arquitectura mudéjar, que se puede contemplar en el Real Monasterio de Guadalupe.

3. Practicar senderismo

Uno de los tramos más importantes del sendero internacional de los Apalaches se encuentra en el Geoparque de Las Villuercas-Ibores-Jara. Según los geólogos es, junto con la parte estadounidense, el mejor lugar para apreciar este tipo de relieve “apalachense”. Hay diferentes rutas senderistas que dan a conocer esta riqueza geológica y paisajística de la región.

Valle de Villuercas
Valle de Villuercas – Víctor Gómez / FLickr.com

Asimismo, puedes conocer el pasado minero de la región en la mina visitable de Costanaza, en Logrosán y recorrer una de las ocho rutas que conforman este espacio, una de ellas te guiará a otro de los geositios destacados, la cueva de Castañar de Ibor, que aunque no está permitida su entrada, podrás conocerla por medio de su centro de interpretación.

4. Disfrutar de las piscinas naturales

Si visitas el geoparque en verano no dudes en darte un baño en una de las piscinas naturales, con un entorno natural que te dejará sin palabras. Hay ocho ríos conforman los ocho valles más importantes de la zona. Estos ríos conforman preciosas piscinas naturales, pantanos, pequeñas presas, arroyos, gargantas y manantiales de aguas permanentes y cristalinas.

“La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano, tan vital como el agua o el buen pan.”

-Edward Abbey-

5. Degustar la gastronomía de la zona

No puedes irte del geoparque sin probar los productos tradicionales de la zona, como la miel, el queso de cabra, las castañas, deliciosos vinos y la pastelería tradicional, seguro que estos ricos manjares te encantarán.

Así nos despedimos del Geoparque Villuercas‐Ibores‐Jara, un lugar que te regalará preciosos paisajes, historias, valor patrimonial, zonas boscosas y mucho más. Sencillamente, un regalo de la tierra para conocer y disfrutar.

Te puede gustar