Recorremos Gante en un día

Es posible recorrer Gante en un día y empaparse de su inmensa riqueza cultural y edificios históricos, combinados con la frescura de una ciudad universitaria. Si vas a Bélgica y no te quieres perder una de las ciudades más bonitas de ese país y de Europa, no dejes de visitar Gante.

Gante, una ciudad inolvidable

Esta pequeña localidad belga está situada en la región de Flandes y su belleza rivaliza con Brujas, su vecina más cercana. El casco histórico de Gante es pequeño y cómodo para recorrerlo a pie, ya que muchas de sus calles son solo peatonales. Es fascinante perderse por sus callejuelas, descubrir y admirar la arquitectura de la ciudad y disfrutar de restaurantes y tiendas con mucho encanto.

Puerto Graslei en Gante
Puerto Graslei, Gante – Matej Kastelic

A pesar de ser una ciudad pequeña, en Gante hay muchas cosas por hacer y ver, además tiene una vida nocturna bastante activa por su gente joven, más que todo universitaria. Vamos ha hacer un recorrido para disfrutar de lo mejor de la ciudad en una sola jornada.

Qué ver en Gante en un día

1. Belfort

Belfort es la torre del campanario de Gante y es reconocida como una de las más bellas del país. Está incluida en los 32 campanarios declarados el Patrimonio de la Humanidad en Bélgica.

Torre Belfort en Gante
Torre Belfort – Rudy Mareel

Esta torre enorme data del 1313 y alberga en su interior un curioso museo de campanas. En temporada se puede acceder y subir a su mirador de 65 metros de altura para admirar unas maravillosas vistas de Gante y a unos pocos metros se puede contemplar la estupenda fachada del Ayuntamiento (Stadhuis).

2. Puente de San Miguel

Desde este puente se pueden observar las vistas más increíbles de la bella ciudad europea de Gante a 360°. Hacia donde dirijas la mirada todo es realmente espectacular.

Puente de San Miguel en Gante
Puente de San Miguel – kavalenkava volha

En frente tienes la magnífica perspectiva de “las tres torres” alineadas, a la derecha puedes contemplar la hermosa iglesia de San Miguel y la fachada de un antiguo convento dominico que hoy es la Universidad de Gante, reflejándose en el agua.

A la izquierda verás los muelles de las Hierbas (Graslei) y del Trigo (Korenlei), repletos de terrazas y vida y por último, bajo el puente fluye un tranquilo canal que lo atraviesa.

3. Catedral de San Bavón

La Sint-Baafskathedraal, se encuentra muy cercana al Belfort, es otro de los grandes edificios de la ciudad vieja. Tardó tres siglos en construirse, pero valió la pena. Su púlpito barroco es del siglo XVIII y sus pinturas, donde destaca La Adoración del Cordero Místico, son del pintor de Van Eyck.

Catedral de San Babón en Gante
Catedral de San Babón – Anton Ermachkov

También destaca un original de Rubens en la bajada a la cripta y el órgano. Esta catedral es célebre por haber sido el lugar donde se bautizó a Carlos I de España.

4. Castillo de los Condes

Seguimos nuestro recorrido por Gante en un día haciendo parada en la antigua residencia de los condes de Flandes. Es un castillo medieval que fue utilizado hasta el siglo XIV como fortaleza defensiva y hasta el XVII como prisión, actualmente el castillo es una visita imprescindible de Gante.

Castillo de los Condes en Gante
Castillo de los Condes – Thomas Dekiere

Alberga estancias históricas, celdas y una cripta. También se puede visitar en su interio el Museo del Tribunal de Justicia y el Museo de Armas.

5. Citadelpark

Este enorme parque, situado en las afueras de la ciudad, además de tener su encanto alberga dos museos de los más reconocidos en Gante, el SMAK (Museo de Arte Contemporáneo) y el MSK (Museo de Bellas Artes).

El SMAK contiene curiosas muestras de arte experimental e innovador y el MSK expone una gran colección de arte pictórico y escultórico de renombre  como El Bosco, Géricault o Kokoschka. También alberga un jardín botánico y el Museo de las Ciencias.

6. Barrio Patershol

Patershol en Gante
Patershol – Juanjo Bazán / Flickr.com

Patershol es un barrio referente en Gante. Tiene calles adoquinadas donde se esconden diversos restaurantes y la excelente Casa de Alijn (Huis Van Alijn), un museo que recorre la vida de los lugareños en el siglo pasado a través de objetos, vídeos, documentos e incluso de varias reconstrucciones a tamaño real de tiendas, habitaciones, etc.

Si quieres descansar, después de este intenso recorrido por Gante en un día, lo mejor es hacerlo en La Cafetería, con sabor añejo y, si te atrae especialmente la historia de la ciudad, puedes visitar el STAM, un museo de referencia.

“Una inversión en un viaje es una inversión en ti mismo.”

-Matthew Karsten-

Gante tiene muchas cosas por ver y visitar, estos son algunos de los sitios de más interés. Te encantará perderte en las callejuelas, museos e historia de Gante, una de las ciudades más bellas de Bélgica.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar