El Torcal de Antequera, un paisaje de otro planeta

· 19 abril, 2017

Este precioso paraje natural de más de mil hectáreas de extensión de la provincia de Málaga nos espera con sus caprichosas formas causadas por la erosión de las rocas calizas. Vamos a dejar volar la imaginación en el Torcal de Antequera y su curioso paisaje kárstico para encontrar siluetas sin igual.

Los orígenes de el Torcal de Antequera

Estas formaciones datan de la Era Mesozoica (concretamente del período jurásico) cuando había un pasillo marítimo que comunicaba el golfo de Cádiz con Alicante. Más tarde se produjo un levantamiento de los sedimentos calizos hasta el momento depositados en el fondo del océano, que dio lugar a sierras cuyas cumbres adoptaron la forma de “champiñón”.

Torcal de Antequera
Torcal de Antequera – David Salcedo

El Torcal de Antequera está formado por tres tipos de roca caliza, todas ellas de más de 200 millones de años de vida. Las fuerzas tectónicas las elevaron. Luego, con la erosión y el hundimiento de las grietas o fallas (hoy llamadas corredores o callejones) surgió este espectacular paisaje, denominado modelado kárstico.

Toda la zona del Torcal presenta cuevas, pasos subterráneos y simas verticales de hasta 225 metros de profundidad (la más importante es la sima de la Unión). También aquí podemos encontrar sitios de importancia arqueológica como la cueva del Toro y la de Marinaleda, con sus yacimientos prehistóricos.

Diferentes rutas en el Torcal de Antequera

Para acceder a este bonito recinto en coche podemos ir desde Antequera y Villanueva de la Concepción. El acceso se encuentra en el km 42 de la carretera A-7075. Las rutas más destacadas desarrolladas por el Centro de Visitantes para conocer el Torcal son:

1. Rutas de uso público

Torcal de Antequera
Torcal de Antequera – Sergey Dzyuba

Esta red de senderos es gratuita, de uso libre y está señalizada para entenderla sin un guía. Es importante no abandonar la senda marcada porque el terreno es pedregoso, resbaladizo e irregular.

Los caminos están diferenciados por colores. Por ejemplo, la de color naranja tiene 3,7 km y lleva al Hoyo de Gramaeros, la Majada del Fraile, el Monumento Natural del Tornillo y el mirador de Manuel Grajales. La ruta amarilla tiene 3 km y alberga diferentes figuras como el Camello, el Dedo, la Jarra y la Botella. La ruta verde es de 1,5 km, se realiza en 45 minutos y nos permite conocer algunas formas como el Vigía, el Indio y la Esfinge.

2. Ruta de los Ammonites

Torcal de Antequera
Torcal de Antequera – Natursports

Es el sendero místico que nos ofrece hermosas vistas panorámicas de los cuatro puntos cardinales, huellas de fósiles marinos y vestigios del paso del hombre. Tiene una duración de 3 horas y solo se puede realizar los fines de semana.

“La naturaleza nunca se apresura. Átomo por átomo, poco a poco logra su trabajo.”

– Ralph Waldo Emerson –

3. Ruta por el laberinto kárstico

Torcal de Antequera
Torcal de Antequera – evantravels

Los senderos se entrecruzan formando un laberinto de piedra que nos permiten apreciar el paisaje kárstico típico de la región. La visita es guiada y las salidas una vez al mes por la mañana. Algunas personas la combinan con la Ruta de Ammonities.

Otras rutas que podemos realizar en El Torcal de Antequera son la de las cuevas, la de los sentidos y la del patrimonio. Además, se organizan actividades muy interesantes, como por ejemplo conocer la zona bajo la luna llena, hacer un safari, realizar observaciones astronómicas o aprender de geología, de biodiversidad y de ornitología.

Otros tesoros cerca del Torcal de Antequera

dolmen de Menga en Antequera
Dolmen de Menga – Eduardo Estellez

Te recomendamos que una vez terminado el paseo por El Torcal visites los dos municipios cercanos. En primer lugar Antequera, ciudad estratégica en la historia andaluza debido a su situación geográfica con sus restos romanos, sus vestigios visigodos y su influencia árabe. No dudes en conocer El Romeral, los dólmenes de Menga y algunas de las tantas iglesias con sus bellos campanarios.

Por su parte, Villanueva de la Concepción es un típico pueblo blanco de Andalucía, con callejuelas estrechas (algunas cuesta arriba). Entre olivares, cereales, almendrales y alcornocales, la vida aquí transcurre lenta y tranquilamente.