La Toscana a través de su hermoso Patrimonio

Florencia es una de las ciudades más bellas de Italia. Pero podríamos ir más allá y decir que una población única a nivel europeo e incluso mundial. Centro neurálgico del Renacimiento, su patrimonio es tan rico que el visitante no sabe dónde mirar cuando la visita. Por eso hoy nos centramos en un viaje apasionante por la Toscana y sus excelsas maravillas que la Unesco ha sabido reconocer como se merecen.

El Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de la Toscana

Sobre un asentamiento etrusco nació Florencia, cuna de artistas y poetas. Bajo la guardia de la familia Médici, grandes pintores, arquitectos y escultores han podido plasmar sus obras en esta ciudad y su entorno. Por eso nombres como Miguel Ángel, Botticelli, Brunelleschi o Giotto, entre otros, han llegado a nuestros días a través de su genio creativo. Pero la Toscana es mucho más, como vemos a continuación.

1. Centro histórico de San Gimignano

Torres de San Gimignano
San Gimignano – Mikadun

Comienza nuestra visita por el enorme Patrimonio de la Toscana en el centro histórico de San Gimignano. A poco más de 50 kilómetros de Florencia encontramos esta preciosa ciudad que antaño fue parada de peregrinos camino de Roma.

En total, más de 70 casas-torres se levantaron como símbolo de riqueza y opulencia por las familias acomodadas. Hoy todavía quedan una buena muestra de ellas. Además, el aspecto feudal de San Gimignano le ha hecho merecedor de entrar entre el Patrimonio de la Humanidad, según la Unesco.

2. Centro histórico de Siena

Siena
Siena – S.Borisov

Seguimos recorriendo la Toscana para conocer ahora el centro histórico de Siena. Una ciudad medieval que antaño rivalizó con la poderosa Florencia. Por ello soñaron con fusionar la propia localidad con el paisaje y crearon una población que parece tener vida propia en torno a la Piazza del Campo. Su urbanismo gótico es una verdadera maravilla.

3. Centro histórico de Pienza

Pienza en la Toscana
Pienza – PHOTOCREO Michal Bednarek

Viajamos ahora hasta Pienza, una de las primeras ciudades de la Toscana en abrazar al Renacimiento urbanístico. Ya en 1459 el papa Pío II decide transformar la localidad que le vio nacer. Para ello deja la ardua tarea en manos de Rossellino. El arquitecto levantó espectaculares palacios para los Piccolomini y los Borgia, una excelsa catedral y una plaza para el Sumo Pontífice católico.

4. Piazza del Duomo de Pisa

Pisa
Pisa – Luciano Mortula

Viajando por la Toscana, no nos podemos olvidar de la célebre Pisa. Más allá del Campanile, la conocida Torre Inclinada, descubrimos en esta Piazza el precioso Batisterio y el Duomo, es decir, la catedral. Es un conjunto histórico maravilloso que se completa con el camposanto. Pura arquitectura medieval entre los siglos XI y XIV.

5. Valle del Orcia

Valle del Orcia en la Toscana
Valle del Orcia – PHOTOCREO Michal Bednarek

Sorprendentemente, la sociedad italiana establecida en Siena decidió recrear un paisaje agrícola de la zona en torno al río Orcia. Así que se diseñó entre los siglos XIV y XV una espectacular visión de la región. Lo hicieron a base de llanuras calcáreas bajo colinas cónicas, con asentamientos fortificados en su cumbre.

Sin duda, una ordenación del territorio totalmente innovadora en su época. Esta zona bien merece ser Patrimonio de la Humanidad según el criterio de la Unesco.

6. Villas Médici

Villa Medici
Villa Medici – francesco de marco

Como bien dijimos anteriormente, la familia de los Médicis ejerció una influencia enorme en Florencia. Su visión se extendió por toda la Toscana, logrando crear una de las regiones más bellas del mundo.

“Lo que he soñado en una hora vale más que lo que has hecho en cuatro”

-Lorenzo de Médici-

A través del mecenazgo, lograron que gran número de artistas plasmaran su obra inmortal en la zona. Y entre todas las maravillas que merecen ser Patrimonio de la Humanidad, no podemos olvidar las Villas Médici, en plena armonía natural con el entorno.

Se levantaron entre los siglos XV y XVII y se componen de jardines en medio de un sistema de edificios realmente increíble. El interior es más sorprendente si cabe, algo que no resulta extraño dado el amor de esta familia por el arte.

Aquí termina este paseo por la Toscana y todo su rico Patrimonio de la Humanidad. No obstante, tanto Siena como Florencia y otros enclaves de la zona tienen mucha más belleza por disfrutar. Así que una vista a esta parte de Italia es una idea no solo buena, sino fundamental para cualquier viajero amante del arte y la historia.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar