Dead Vlei en Namibia, un paisaje fantasmagórico

Adrián Pérez 16 agosto, 2016

Un río que no logra llegar a su destino y que deja tras de sí un escalofriante cementerio de árboles milenarios. Se trata de Dead Vlei, un lugar único en el mundo, cuyo paisaje se encuentra entre lo fantasmagórico y lo impresionante. ¿Te gustaría conocerlo? Entonces acompáñanos a través de este interesante recorrido a través del cementerio de árboles más conocido como Dead Vlei.

Dead Vlei, un lugar inolvidable

El paisaje de Dead Vlei es tan impresionante como inolvidable. Es un lugar único en su estilo y se ha convertido con el paso de los años en uno de los sitios más visitados y fotografiados del mundo. Este cementerio de árboles milenarios está ubicado en Namibia y es una muestra de lo que la caprichosa naturaleza puede llegar a hacer.

Dead Vlei
Dead Vlei – Anna Morgan

Encontrar árboles en el desierto es de por sí un espectáculo muy inusual; sin embargo, de vez en cuando existen oasis cuya agua abre paso a la vida. En el caso de Dead Vlei el agua desapareció hace muchísimos años y los árboles se secaron por completo.

Se estima que estos árboles tienen más de 900 años y el intenso calor del lugar, en vez de destruirlos, de cierto modo los “momificó”, y allí permanecen con sus raíces retorcidas por el calor. El nombre de Dead Vlei, viene de dos idiomas: la primera palabra está en inglés y significa “muerte”, la segunda viene del africano y significa “pantano”.

Lo cierto es que estos árboles constituyen un verdadero espectáculo natural tan fantasmagórico como hermoso. Fotógrafos de todo el mundo viajan a este apartado lugar para captar esta extraña belleza que se combina a la perfección con los intensos colores del cielo, especialmente al amanecer y atardecer.

Dead Vlei: un cementerio de árboles milenarios

Los árboles se encuentran en una especie de hendidura y se formaron cuando el río Tsauchab se desbordaba. Cuando esto ocurría se formaban especies de piscinas y este ambiente permitió que árboles de  espinas de camello y acacias florecieran en el lugar.

Dead Vlei
Dead Vlei – Artush

Sin embargo, tiempo después el clima comenzó a cambiar drásticamente y el calor se incrementó de forma notable. El resultado fue la sequía del río y que las dunas comenzaran a invadir el valle. Las consecuencias ya las conocemos: los árboles murieron y casi un milenio después pueden observarse los restos momificados de los mismos.

Uno de los aspectos más sorprendentes es lo que ocurrió después. Los árboles, en vez de ir desapareciendo para convertirse en minerales, se quemaron por el intenso calor del sol. De hecho, los árboles quedaron negros como si se hubieran quemado en un incendio.

Los expertos explican que el área en el que se encuentran estos árboles es tan árida que los mismos no pudieron descomponerse, sino que quedaron como disecados en el tiempo.

Dead Vlei
Dead Vlei – Pyty

Alrededor de Dead Vlei se encuentran las dunas más grandes del mundo, entre las que se destaca la conocida como Big Daddy. Estas dunas han sido fundamentales para preservar este cementerio de árboles. Para agregarle un poco más de misterio a este paisaje, muy cerca del lugar se encuentra la salina Sossusvlei, cuyo nombre significa el “lugar de no retorno”.

“Lo conmovedor o irónico de dejar atrás la juventud está implícito en cada uno de los momentos gozosos al viajar: uno sabe que la primera alegría jamás será recobrada, y el viajero sabio aprende a no repetir sus éxitos sino a ir tras nuevos lugares todo el tiempo.”

-Paul Fussell-

Dead Vlei es, en definitiva, un lugar asombroso, de incalculable belleza que vale la pena conocer. Se trata de un lugar impresionante donde los colores de las dunas se funden con el intenso cielo azul que suele caracterizar el lugar y con los árboles negros como el carbón.

Un espectáculo como pocos en este mundo, tan misterioso y escalofriante como hermoso. Y a ti, ¿te gustaría conocer Dead Vlei, el asombroso cementerio de árboles milenarios ubicado en Namibia?

Te puede gustar