Belchite, un fascinante pueblo fantasma

Belchite es un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza que está cargado de mucho más que historia y preciosos paisajes naturales. El pueblo viejo de Belchite, hoy en ruina producto de la terrible Guerra Civil que se vivió en España, es un lugar misterioso, en donde abundan las historias de fantasmas.

Belchite: ¿un pueblo maldito?

Belchite fue uno de los pueblos más prósperos de Zaragoza de principios del siglo XX. Sin embargo, hay quienes dicen que está maldito, ya que fue el escenario de numerosos enfrentamientos, hasta que finalmente se vino abajo por completo.

Los primeros pobladores de Belchite se remontan a la época romana. Desde sus comienzos, cruentas batallas se dieron en las calles y alrededores de este pueblo. Las Guerras Púnicas, que enfrentaron a los romanos y los cartagineses, fueron tan solo el comienzo de todo lo que estaría por venir.

Belchite
Belchite – Loredana Cirstea

Una de las primeras y más terribles batallas que se dieron en el pueblo de Belchite fue la que tuvo lugar en el año 1809 entre las tropas españolas y francesas en la Guerra de Independencia. En esta oportunidad los franceses ganaron la batalla, por lo que Napoleón Bonaparte ordenó la inscripción del nombre de Belchite en el emblemático Arco del Triunfo que está ubicado en la capital francesa, París.

Unos pocos años después, en 1838, una vez más las calles de Belchite se tiñeron de sangre. En esta oportunidad por la Guerra Carlista, en la que la principal razón de lucha era la disputa por el trono de España.

Belchite
Belchite – pedrosala

Pese a toda la historia, batallas y muerte, Belchite se había levantado una y otra vez victoriosa; sin embargo, el siguiente conflicto terminó por destruir completamente este asombroso pueblo. En 1937, España se encontraba sumergida en una cruenta guerra civil y en el verano de ese mismo año, los republicanos arrasaron, literalmente, el pueblo, que estaba siendo defendido por los nacionales.

Más de seis mil personas perdieron sus vidas, entre civiles y soldados, en esta batalla. Lamentablemente, también una gran parte del patrimonio histórico fue destruido, dejando a Belchite como un pueblo fantasma.

Los fantasmas de Belchite

Cuando finalmente Franco gana la guerra, les ofrece a los sobrevivientes la construcción de un nuevo pueblo. Es así, como el viejo Belchite quedó como un pueblo fantasma que en la actualidad es el más visitado de España.

Belchite
Belchite – David Herraez Calzada

Más de 10.000 turistas visitan anualmente este lugar. Las razones son muy variadas, desde simple curiosidad e interés por su historia hasta los que llegan en la búsqueda de experimentar las tantas historias y leyendas de fantasmas que todavía merodean por el lugar.

Numerosos creyentes de lo paranormal acuden a este pueblo en búsqueda de pruebas reales sobre la existencia de entes espirituales. El viejo cementerio, la terrorífica Torre del Reloj  o las ruinas de los conventos de San Agustín y San Rafael son algunos de los lugares escogidos por estos cazadores de fantasmas.

“Un viajero sin capacidad de observación es como un pájaro sin alas.”

-Moslih Eddin Saadi-

Muchas de estas personas pasan la noche en vela con grabadoras y cámaras con la esperanza de captar alguna señal de estos fantasmas. Lo sorprendente de todo este asunto es que muchas personas han logrado capturar las voces, lamentos y ruidos de una terrible guerra, cuando en realidad el lugar estaba completamente solo y en silencio.

Al parecer en algunas de estas psicofonías se logra escuchar una auténtica batalla: aviones, bombas, gritos, desesperación, disparos, lamentos … Por si fuera poco, hay quienes han captado en fotografías y vídeos sombras y figuras fantasmales que se pasean por las ruinas y en cuestión de segundos desaparecen por completo de la vista de los observadores.

Belchite
Belchite – KarSol

Una de las leyendas dice que las campanas que desaparecieron hace tantos años vuelven a repicar en medio de la oscuridad de la noche y cuando las personas intentan observar hacia lo que queda de la torre, se asoma un niño juguetón que desaparece ante la mirada incrédula de los visitantes.

Más allá de las creencias de cada persona, no se puede negar que el viejo Belchite es un pueblo tan fascinante como misterioso. ¿Te gustaría conocerlo?

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar