Cuenca, una de las ciudades más bonitas de España

· 15 enero, 2016

¿Quieres conocer una de las ciudades más hermosas de España? Entonces en tu lista de lugares por visitar no debe faltar Cuenca, y es que podemos garantizarte que será amor a primera vista. Te invitamos a recorrer junto a nosotros esta magnífica ciudad que te cautivará apenas la conozcas, ¿nos acompañas?

Los orígenes de Cuenca

Cuenca es capital de provincia de una de las comunidades más hermosas y especiales de España, Castilla-La Mancha. Sus orígenes se remontan al Paleolítico Superior, aunque las primeras construcciones que dejaron firme evidencia del paso del ser humano se remontan a la época de la conquista musulmana.

Vista de Cuenca
Cuenca – Jose Javier Martin Espartosa / Flickr.com

Cuando el rey cristiano Alfonso VIII conquistó la ciudad (1177), le otorgó lo que se conoce como el Fuero de Cuenca, un conjunto de leyes medievales que sirvieron de modelos para Castilla, León, Aragón y Portugal.

“Cuenca abstracta, pura, de color de plata, de gentiles piedras, hecha de hallazgos y de olvidos -como el mismo amor-, cubista y medieval, elegante, desgarrada, fiera, tiernísima como una loba parida, colgada y abierta; Cuenca, luniosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinta, igual, obsesionante, hidalga; vieja Cuenca.”

-Camilo José Cela-

Desde un principio la economía de la ciudad estuvo basada en la industria textil, aunque en la actualidad no es el caso, ya que es el turismo su principal fuente de ingreso, especialmente desde que su casco antiguo fuese declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1996.

¿Qué ver en Cuenca?

Cuenca es una ciudad que tiene mucho por ofrecer, especialmente para los apasionados por la historia y la cultura. Probablemente un solo viaje no te alcance para conocer todo, es por esa razón que te traemos algunos de los lugares más importantes y emblemáticos de la ciudad que debes conocer porque sí.

Las Casas Colgadas

Casas colgadas de Cuenca
Casas colgadas –
Igor Plotnikov / Shutterstock.com

Las Casas Colgadas constituyen uno de los símbolos más conocidos de la ciudad. Son casas asentadas en ménsulas, cuyos balcones se asoman al acantilado. De todas las casas que hay colgadas solo tres pueden ser visitadas: la casa de la Sirena y las dos casas del Rey.

La Catedral de Santa María y San Julián

Catedral de Cuenca
Catedral de Cuenca – Lenar Musin

Esta catedral fue la primera edificación que erigió después de la Reconquista. La Iglesia quiso demostrar su poder a través de esta majestuosa edificación de estilo claramente gótico, aunque con las ampliaciones, reformas y demás, su diseño original se ha visto salpicado de otros muchos estilos.

Plaza Mayor

La catedral es uno de los edificios que rodean la Plaza Mayor. Sin embargo, en este fantástico espacio aún podrás contemplar otras hermosas construcciones, como el ayuntamiento, de estilo barroco y con tres hermosos arcos de medio punto, o el convento de las Petras. Es un lugar ideal para descansar, tomar hermosas fotografías y disfrutar desde sus terrazas de algún delicioso dulce.

La Torre de Mangana

Torre Mangana en Cuenca
Torre Mangana – Jose Javier Martin Espartosa / Flickr.com

La torre, construida en el siglo XVI, tuvo por objetivo servir como una torre de vigilancia y defensa. A lo largo de los años su estructura nunca fue cambiada significativamente, hasta que en el siglo XX debió ser reconstruida por su gran deterioro. En la actualidad tiene un reloj que sirve de referencia para la ciudad y un campanario.

Convento de San Pablo

Convento de San Pablo de Cuenca
Convento de San Pablo – Steve Heap

El convento de San Pablo se encuentra en las afueras del casco antiguo de la ciudad. Perteneciente a la orden de los Dominicos, esta magnífica y antigua edificación está construida sobre un hermoso terreno cuyas vistas son simplemente sublimes. El convento fue construido en el siglo XVI y los artífices de esta obra fueron los hermanos Juan y Pedro de Alviz, quienes plasmaron un estilo gótico en su estructura y renacentista en el resto de los detalles.

Puente San Pablo

Puente de San Pablo de Cuenca
Puente de San Pablo – leoks

El puente original, que era de piedra, se construyó entre los años 1533 y 1589, lamentablemente se desplomó con el paso del tiempo. Por esa razón, en 1902 se construyó otro puente con materiales de madera y hierro, que se mantiene hasta la actualidad.

Ruinas del castillo

Cerca de la plaza homónima se encuentran los restos de un castillo que data del siglo XIII. La muralla, las torres y el arco de Bezudo todavía resisten el paso del tiempo, dejando como evidencia lo que fuera la entrada a la antigua ciudad amurallada.

Cuenca es una las ciudades más bonitas y especiales de España. Su rica y antiquísima historia la hacen uno de los lugares más interesantes por conocer, no en vano es un imán tanto para los turistas propios como para los extranjeros, y a ti, ¿te gustaría conocer Cuenca?