Cómo moverse por Roma: consejos prácticos

· 1 noviembre, 2017

Cuando visitamos una ciudad desconocida, una de las preguntas más comunes que nos hacemos es cómo iremos de un sitio a otro. Siempre es recomendable caminar para descubrir cada rincón, pero, por si no te apetece demasiado, te contamos cómo moverse por Roma, la ciudad italiana más famosa.

Cómo moverse por Roma: alternativas

Aunque la red de transporte público no es demasiado grande ni una de las más conocidas del mundo, es muy cómoda por las paradas que ofrece. Es, además, muy económica comparándola con otras ciudades. Te contamos de qué consta:

Metro

Moverse por Roma: metro
Metro de Roma – Tupungato / Shutterstock.com

Funciona desde 1955, pero la red de metro de Roma solo cuenta con tres líneas y una longitud de unos 60 kilómetros. No obstante, llega a todos los puntos de interés de la ciudad y, por ello, es una muy buena opción para moverse por Roma.

La construcción del metro va muy lenta, pero tiene su explicación: cada vez que se excava para ampliar las líneas haciendo nuevos túneles y trayectos, se hallan restos arqueológicos que hay que conservar.

La línea naranja, por ejemplo, nos llevará al Vaticano, la Plaza de España o la Fontana de Trevi. La línea azul nos conecta con el Coliseo y el Foro Romano y la línea verde es más urbana y no conecta con muchos lugares de interés.

Autobús

Autobús urbano de Roma
Autobús urbano – Christian Vinces / Shutterstock.com

El autobús para moverse por Roma es un servicio muy completo, pues cuenta con unas 350 líneas, por lo que podrás llegar a casi cualquier sitio. Aunque es famosa por sus retrasos o por las esperas interminables, es uno de los medios de transporte público más escogidos por los romanos y turistas.

Dicen que las líneas de autobuses de Roma son de las más difíciles de entender, aun cuando en las paradas haya información sobre qué buses pasan por ahí y sus itinerarios. Este sistema un tanto arcaico está comenzando a ser renovado por pantallas digitales que te dirán cuánto falta para que llegue el siguiente autobús.

Tranvía

Tranvía, una de las opciones para moverse por Roma
Tranvía de Roma – Juan Enrique Gilardi / Flickr.com

Si hay algo típico para moverse en Roma, es el tranvía. El problema es que, a pesar de contar con más líneas que el metro, no circula por el centro, por lo que no lo convierte en un medio de transporte útil para circular por la ciudad.

Quizá el trayecto más interesante sea el de la línea 8, que comunica el Trastevere con Largo di Torre. Sus horarios son de 5:30 am a 00:00 am.

“Roma es como un libro de fábulas, en cada página te encuentras con un prodigio.”

-Hans Christian Andersen-

Trenes suburbanos

Estos trenes llegan a donde el metro no lo hace, son su complemento. De hecho, están gestionados por la misma empresa, tienen los mismos tickets y hasta los mismos precios. Son lo que quizá muchos conocemos como cercanías. Tiene 3 líneas: Roma-Lido, Roma-Viterbo y Roma-Giardinetti.

Sale un tren cada 10 o 20 minutos, dependiendo del destino, y algunos de los trayectos te dejarán en puntos de interés turístico.

Moverse en una vespa

Vespas en Roma
Vespas – Trazus / Flickr.com

¿Qué hay más común para moverse en Roma que una vespa? Si eres atrevido y te gustan las motos, alquila una y muévete por la ciudad como un auténtico italiano. Con una vespa podrás llegar a cualquier zona de la ciudad por muy bajo precio, ya que el consumo de combustible es mínimo. Además, vivirás una aventura totalmente italiana y tendrás unas fotos increíbles.

En la ciudad hay diversos puntos en los que podrás alquilarla. El precio ronda los 50 euros por día, pero si vas poco tiempo a Roma y acompañado, te saldrá bien de precio y también por el tiempo que ahorrarás.

Taxi

Esta será, sin duda, la opción más cara. No obstante, hay que tenerlo en cuenta como un medio de transporte útil para moverse por Roma dependiendo de dónde vayas o a la hora que quieras moverte. Si necesitas ir a algún lugar o a tu hotel después de las 12 de la noche, no tendrás otra opción.

Estas han sido las opciones para moverse por Roma. Por supuesto, queda pasear tranquilamente por la ciudad, muchos de los atractivos están cerca unos de otros. Elige la que más te convenga y ¡disfruta de Roma!