8 instantáneas que muestran el espectacular metro de Estocolmo

· 11 julio, 2017

Quizás hayas viajado “bajo tierra” muchas veces en tu vida en la ciudad en que vives, o mientras estabas de viaje. Algunos metros son más modernos que otros y sirven para llevarnos de aquí para allá más rápido. Pero además, en el caso del metro de Estocolmo, hablamos de una verdadera obra de arte. ¿Quieres conocer este espectacular servicio sueco?

Esta red de suburbano tiene 100 estaciones en unos 110 km de extensión, divididas en tres líneas: azul, roja y verde. Además de ser eficiente, el metro de Estocolmo no pasa desapercibido para nadie. Y es que sus estaciones son realmente pintorescas por su singular decoración.

Las más bonitas estaciones del metro de Estocolmo

El Stockholms Tunnelbana (en sueco) es uno de los medios de transporte preferidos por los vecinos de la capital sueca y también por los turistas que cada vez más visitan la ciudad. Hablamos casi de un museo bajo tierra. Si compras la tarjeta SL Access Card puedes viajar sin restricciones o bien comprar un billete sencillo. Las estaciones más llamativas son:

1. Radhuset

Radhuset en el metro de Estocolmo
Estación de Radhuset – Arild Vågen / commons.wikimedia.org

Está situada en la isla de Kungsholem, pertenece a la línea azul y se abrió en el año 1975. Está situada debajo de los Tribunales.

Sus techos son de color terracota que simulan una cueva de arenisca. Además, presenta una gran columna de hormigón que parece haber sido tragada por la roca. Otro de los rincones más fotografiados es el de las botas “pegadas” al techo.

2. Kungstradgarden

Kungstradgarden en el metro de Estocolmo
Kungstradgarden – Tim Adams / commons.wikimedia.org

También pertenece a la línea azul y según los visitantes y usuarios es la más bonita de todo el metro de Estocolmo. Es una especie de jardín subterráneo, con esculturas y pinturas en verde y rojo.

La decoración es fantástica y representa “el Jardín del Rey” uno de los parques más grandes e importantes de la ciudad, que se ubica encima de la estación.

3. T-Centralen

Metro de Estocolmo
T-Centralen – imagea.org / Flickr.com

Es la única estación del metro donde se unen las tres líneas del servicio. Fue creada en 1957 y está justo en el centro de Estocolmo (siendo la más transitada). Además, fue la primera que lució los diseños y pinturas de artistas. Los colores principales aquí son el blanco y el azul.

Podemos ver enredaderas, escenas cotidianas y mucho más en techos y paredes. Como si eso no fuese suficiente, también llaman la atención las escaleras mecánicas que ofrecen luces algo “psicodélicas”, y al mismo tiempo elegantes.

4. Fridhemsplan

Fridhemsplan en el metro de Estocolmo
Fridhemsplan – Ingolf / commons.wikimedia.org

Es un punto de transferencia o combinación entre las líneas verde y azul que se abrió en 1952 y reformada en 1975. Sus colores característicos son el verde y el gris, y está ubicada en el distrito de Kungsholmen. Puedes ver símbolos y objetos marinos protegidos por vitrinas de cristal. Mientras esperas el metro recorre este museo del mar bajo tierra.

“El arte va más allá de su tiempo y lleva parte del futuro.”

-Vasily Kandinsky-

5. Universitetet

Universitetet en el metro de Estocolmo
Universitetet – Arild Vågen / commons.wikimedia.org

Pertenece a la línea roja y se ubica al norte de la ciudad. La decoración estuvo a cargo de un artista belga quien se inspiró en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y los Viajes de Linneo para diseñar esta bonita estación. En ella se pueden ver los 12 paneles de la aventura del famoso viajero científico sueco.

6. Solna Centrum

Solna Centrum en el metro de Estocolmo
Solna Centrum – Daniel Mott / Flickr.com

Aunque pertenece a la línea azul el color principal en esta estación es el rojo. Sus paredes simulan una gran caverna… ¡como si hicieses un viaje al centro de la tierra! Además, las pinturas evocan motivos medioambientales y la preocupación del país en 1975 sobre la despoblación rural.

7. Stadion

Stadion en el metro de Estocolmo
Stadion – Arild / Flickr.com

Está en la línea roja y muy cerca del Estadio de Estocolmo (en el barrio de Ostermalm), donde se desarrollaron los Juegos Olímpicos en 1912. Hay muchas esculturas y señalizaciones con referencias a esa cita del deporte mundial.

8. Horstull

Forma parte de la línea roja y es otra de las estaciones que no te puedes perder. Exhibe especies marinas y fósiles en vidrieras a lo largo del andén. Esta colección intenta demostrar la importancia del mar para los suecos.