Roma, 5 planes inolvidables en la Ciudad Eterna

Roma, ciudad del arte, la cultura y eterna capital del antiguo Imperio romano. Esta ciudad ha soportado desde incendios hasta expolios, y aun así permanece impasible ante el paso del tiempo. Posee el índice mas alto de bienes históricos y arquitectónicos del mundo. Corazón de la religión católica, te recomendamos 5 lugares que visitar cuando estés en la Ciudad Eterna. 

1. El Coliseo, símbolo de la Ciudad Eterna

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma – Viacheslav Lopatin

El Coliseo es un magnífico anfiteatro, el mayor construido en la época del Imperio romano. Levantado en el siglo I, su imagen sigue impresionando y es, sin duda, el mayor monumento de la Ciudad Eterna.

Con sus 189 metros de largo y sus 57 metros de altura, sus gradas podían albergar hasta 50.000 personas y su arena fue escenario de luchas de gladiadores, de sacrificios y hasta batallas navales.

Con dos mil años de historia en sus muros, en 2007 fue declarado una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno. Para completar la visita y conocer algo más de la Antigua Roma, nada como pasear por los Foros Romanos, que están justo al lado.

2. La Fontana di Trevi

Fontana di Trevi en Roma, la Ciudad Eterna
Fontana di Trevi – Luciano Mortula – LGM

La Fontana di Trevi es la fuente monumental mas espectacular y bella de Roma. Magnífico ejemplo del Barroco italiano, está en una pequeña plaza que es el cruce de tres calles y que marca el punto final del Aqua Virgo, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma.

La fuente está presidida por una impresionante escultura de Neptuno domando dos hipocampos. Mientras uno está calmado, el otro está alterado y el tritón consigue llevarlo con esfuerzo. Esto representa las dos facetas del mar, el mar agitado y el mar pacífico.

Cuando visites esta imponente construcción no olvides la costumbre de arrojar monedas. Una leyenda que surgió de la película Tres monedas en la fuente. Si lanzas una volverás a Roma; si son dos, encontrarás el amor; y si son tres te casarás con la persona amada.

3. El Panteón de Agripa 

Panteón de Agripa en Roma la Ciudad Eterna
Panteón de Agripa – TTstudio

Otro magnífico ejemplo de la arquitectura de la Antigua Roma. Este es un templo de planta circular erigido por Adriano, entre los años 118 y 125. Su cúpula es incluso mayor que la de la Basílica de San Pedro y mide lo mismo de altura y de diámetro, algo más de 43 metros. En su fachada, un magnífico pórtico con 16 columnas.

Este es el monumento romano que mejor se ha conservado en la Ciudad Eterna. Tiene su explicación. En el siglo VII el edificio fue donado a la Iglesia católica y el papa Bonifacio IV lo transformó en templo cristiano, lo que evitó su abandono y deterioro.

Si te apetece dar un paseo, muy cerca está la conocida Piazza Navona, con sus tres preciosas fuentes barrocas.

4. La Plaza de España

Plaza de España en Roma
Plaza de España – Phant

La Plaza de España es una de las plazas más famosas de Roma, muy especialmente por su preciosa escalinata, que lleva hasta la iglesia de la Trinità dei Monti. La barroca Fontana della Barcaccia, que está a sus pies, es otro de los atractivos de esta plaza.

Una plaza que toma su nombre del Palacio de España, sede de la embajada española ante la Santa Sede y ante la Orden de Malta. Si sigues desde la plaza la Via del Babuino, llegarás a la Piazza del Popolo, donde podrás admirar un magnífico obelisco de casi 25 metros de altura.

5. El Palacio Farnesio

Palacio Farnesio en Roma
Palacio Farnesio – Peter1936F / commons.wikimedia.org

El Palacio Farnesio, del siglo XVI, es uno de los edificios renacentistas más bonitos de la Ciudad Eterna. El proyecto del palacio se debe a Antonio de Sangallo el Joven, por encargo del cardenal Alejandro Farnesio (futuro papa Pablo III), que entre los años 1495 y 1512 compró el palacio Ferriz y otros edificios que se encuentran en el área.

En el interior del palacio se puede disfrutar de la escultura y pintura del Renacimiento italiano. El edificio, además, posee unos jardines llamados “huertas farnesianas”, un buen ejemplo de jardín manierista. Si te apetece caminar, muy cerca está el Campo dei Fiori, con su animado mercadillo. También el precioso barrio del Trastevere está muy cerca.

“Roma es como un libro de fábulas, en cada página te encuentras con un prodigio.”

-Hans Christian Andersen-

Son solo algunos de los tesoros de la Ciudad Eterna, por supuesto, hay mucho más que ver y visitar. Recuerda llevar la cámara y calzado cómodo para visitar esta maravillosa ciudad.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar