Descubrimos la preciosa comarca de La Vera en Cáceres

La Vera es una pintoresca comarca con una gran naturaleza solo interrumpida por bellos pueblecitos que destacan por una arquitectura popular muy característica. Sin duda, La Vera representa un paisaje de gran belleza, rodeada de montañas y con el agua fluyendo en los cursos de sus ríos. Vamos a conocerla, ¿nos acompañas?

Comarca de La Vera, naturaleza y bellos pueblos

La Vera se encuentra en la provincia de Cáceres. Su paisaje está marcado por la orografía de la sierra de Gredos y la sierra de Tormantos. Aquí se pueden encontrar riachuelos y arroyos afluentes del río Tiétar que bajan de la montaña y forman gargantas de agua cristalina, charcas, cascadas y preciosos rincones. Y disfruta de un microclima que propicia temperaturas más suaves en invierno y más frescas en verano.

Aldeanueva de laVera, garganta de San Gregorio
Garganta de San Gregorio – Eduardo Estellez

Además, La Vera está sembrada de bellos y encantadores pueblos que muestran toda su historia a través de su rica arquitectura. En total, son 18 las localidades que forman esta bonita comarca y que cuentan con todos los servicios para atender a quienes quieren conocer esta bella zona cacereña.

“El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan. Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración. El objetivo de un viaje es solo el inicio de otro viaje”.

– José Saramago –

Qué visitar en La Vera

1. Valverde de la Vera

Valverde de la Vera
Valverde de la Vera – Jose Javier Martin Espartosa / Flickr.com

Es uno de los pueblos más bonitos de la comarca. Sus calles estrechas y empedradas esconden bonitos rincones y es un excelente punto de partida para adentrarse en esta comarca. Además de muy pintorescas, sus calles tienen regaderas que permiten canalizar el agua que baja de las gargantas y distribuirla por las huertas.

De interés resultan la iglesia parroquial, la Plaza Mayor, el Museo Etnológico y los restos de una antigua fortaleza. En Semana Santa la mayoría de los visitantes que recibe llegan atraídos por los “Empalaos”. Una procesión que se realiza desde hace siglos en la que los hombres del pueblo se colocan un madero con sogas y en su cabeza una corona de espinas

2. Garganta la Olla

Garganta la Olla
Garganta la Olla – Jose Javier Martin Espartosa / Flickr.com

Es un pueblo pequeño pero encantador. Su casco histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico, se encuentra muy bien conservado y cuenta con una esencia rural que dará mucho que ver en un paseo.

Aunque no hay grandes monumentos, destaca su arquitectura tradicional con sus casas en mampostería, ladrillo y adobe. En ellas destacan sus entramados de madera típicos, inscripciones y esculturas en la piedra. No tendrás que hacer un gran esfuerzo para hacer un viaje al pasado de este pueblo.

Además de caminar sus calles, se recomienda contemplar las vistas del mirador de La Serrana. En el camino te encontrarás con las piscinas naturales y las cascadas de Garganta Mayor.

3. Monasterio de Yuste

Monasterio de Yuste
Monasterio de Yuste – Hans Geel

El Monasterio de San Jerónimo de Yuste es un lugar que evoca paz y tranquilidad. En su estructura destacan dos claustros, uno de estilo gótico y otro renacentista, ambos con una bella arquitectura.

Por otro lado, se encuentra la residencia del emperador Carlos V, que se retiró aquí para pasar sus últimos días. Tiene una decoración sencilla y sobria, y al lado una huerta grande y completa.

4. Cuacos de Yuste

Cuacos de Yuste
Cuacos de Yuste – ahau1969

A pocos minutos del Monasterio de Yuste se encuentra Cuacos. En la carretera hacia pueblo, un poco antes de llegar hay un pequeño cementerio militar alemán que vale la pena visitar. Aquí reposan los restos de casi 200 soldados muertos durante la dos guerras mundiales. Militares cuyos aviones cayeron en territorio español o cuyos cuerpos llegaron a las costas del país y que hasta 1983 estaban enterrados en diferentes lugares.

Ya en Cuacos de Yuste puedes descubrir sus muchos detalles. Es un pueblo precioso, con su Plaza Mayor porticada, sus múltiples casas solariegas de arquitectura tradicional y el monumentos a Carlos V.

5. Jaraíz de la Vera

Jaraíz de la Vera
Jaraíz de la Vera – Agustín Povedano / Flickr.com

Es la población más importante de la comarca de La Vera. Aquí encontrarás una gran oferta hotelera, comercios y restaurantes. Vale la pena caminar por su casco histórico peatonal y descubrir los rincones de sus calles.

Desde este pueblo se admiran unas bellas vistas a la sierra de Gredos. También, muy cerca se encuentra el Lago de Jaraiz, una piscina natural que se forma en la garganta de Pedro Chate. Para los amantes del senderismo, hay un camino adaptado aguas abajo que lleva a varias zonas de baño.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar