La ciudad cosmopolita de Alemania, Berlín

La ciudad cosmopolita de Alemania por excelencia, Berlín, es uno de los destinos europeos más interesantes y, por qué no decirlo, a nivel mundial. El hecho de haber sido uno de los escenarios fundamentales de la Segunda Guerra Mundial o de la Guerra Fría la convierten en un enclave histórico muy importante. Los vestigios de aquella época o que en ella se dé la coexistencia de tantas culturas son solo algunos de sus atractivos.

Imprescindibles de Berlín, la ciudad cosmopolita de Alemania

Berlín cuenta con una gran cantidad de monumentos de visita obligatoria. Por supuesto, hay que visitar la Puerta de Brandenburgo, que constituye el símbolo de reunificación de Alemania. Y es que cuando el muro aún separaba la ciudad en dos mitades, la Puerta de Brandenburgo estaba prácticamente perdida en tierra de nadie.

Puerta de Brandenburgo en Berlín, la ciudad cosmopolita de Aemania
Puerta de Brandenburgo, Berlín – S.Borisov

Otro de los imprescindibles es precisamente el muro, cuyos restos se pueden encontrar por muchas partes: el Memorial del Muro de Berlín en la Bernauer Strasse, el Memorial de Hohenschönhausen, la East Side Gallery…

Precismaente esta última es una de las zonas más buscadas por los turistas, ya que sirvió de lienzo a cientos de artistas procedentes de varios países. El grafiti más reconocible sigue siendo el que capta el beso de Leonidas Brezhnev y Erich Honecker.

En este apartado también incluimos el edificio del Reichstag, perteneciente al complejo arquitectónico de la Banda de la Federación, que es como ocho veces más grande que la Casa Blanca en Washington. Su gran atractivo es la cúpula de cristal que lo corona, desde donde se puede contemplar una gran panorámica de Berlín.

Torre de la Televisión de Berlín en Alemania
Torre de la Televisión – canadastock

Pero las mejores vistas de la ciudad cosmopolita de Alemania se contemplan desde la Torre de la Televisión. Con una altura de 365 metros, es el cuarto edificio más alto de Europa. En su cúspide, además del mirador, hay un restaurante que gira 360 grados cada media hora. Como curiosidad, decir que fue construida para mostrar la superioridad del comunismo sobre el capitalismo.

Museos

En este apartado habría que destacar la Isla de los Museos, Patrimonio Mundial de la Unesco. El conjunto arquitectónico, situado en la Spreeinsel, concentra numerosas muestras de historia y de arte repartidas en cinco museos. El más importante es el Museo Nuevo, con varias salas dedicadas a Egipto, siendo el busto de Nefertiti su mayor reclamo.

Altes Museum de Berlín, ciudad cosmopolita de Alemania
Altes Museum – Anibal Trejo

Los otros museos son el Museo Antiguo, centrado mayoritariamente en la Grecia Antigua; el Museo de Pérgamo, que alberga edificios reconstruidos como la Puerta de Ishtar de Babilonia; el Museo Bode, con una extensa colección de esculturas desde el período bizantino hasta el siglo XVIII; y la Galería Nacional Antigua, que exhibe pintura y escultura del siglo XIX.

Al margen de los de la Isla de los Museos, hay otros edificios culturales igual de importantes repartidos por toda la ciudad. Entre ellos destaca el edificio Martin-Gropius, que es la casa de exposiciones más importante de Berlín; el Museo Judío; el Museo de la RDA; el Archivo de la Bauhaus, dedicada a la famosa escuela de arte que le da nombre; y el Museo de Historia Natural.

Religión e iglesias

Catedral de Berlín en Alemania
Catedral de Berlín – Ihor Pasternak

Como ciudad cosmopolita de Alemania, Berlín también se caracteriza por ser una ciudad donde coexisten diferentes culturas. Esto se refleja en la construcción de todo tipo de edificaciones religiosas, como la Casa Budista, la más antigua de Europa. Otros son la Mezquita Şehitlik, la más popular de Berlín; o la Sinagoga Rykestraße, que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial sin apenas daños.

Por otro lado, aunque buena parte de la población berlinesa se declara atea, entre los creyentes destaca el protestantismo, seguido del catolicismo. En relación al primero destaca la Iglesia Parroquial, construida en 1695; y al segundo, la Catedral de Santa Eduvigis, poseedora del título papal honorífico de Basilica minor.

“El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos”.

-Marcel Proust-

Opciones de ocio en la ciudad cosmopolita de Alemania

Operahaus en Berlín Alemania
Operahaus – pixelshop

Además de lo ya visto, Berlín ofrece muchas más posibilidades, empezando por espectáculos. El legendario Admiralspalast cuenta con un  variado programa de entretenimiento que va desde el teatro, a los musicales y conciertos. También vale la pena acudir  a los teatros Bar jeder Vernunft y Tipi am Kanzleramt, que ofrecen espectáculos de variedades y cabaret durante todo el año.

Por otro lado, no se puede dejar de ir a alguno de sus restaurantes a probar alguno de sus platos típicos, como el Eisbein, que es codillo de cerdo en salmuera con col agria y puré de guisantes, o la salchicha currywurst.

Tampoco desmerece la pena dejarse caer por alguna de las zonas de fiesta de Berlín (City West, Oranienstraße, Weserstraße…). Hay para todos los gustos: elegantes clubes con el mejor tecno, fiestas chill-out, sofisticados bares o clubes con música en directo.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar