Castelsardo, un precioso pueblo medieval en Italia

Arantza · 27 marzo, 2019
Se asoma al mar desde un promontorio rocoso dominado por un castillo. Castelsardo es uno de los pueblos más bellos de Cerdeña y de Italia.

Situado Cerdeña, en la provincia de Sassari, Castelsardo es uno de los pueblos medievales más bellos de esta isla italiana. Se alza en el golfo de Asinara y, cuando el cielo está despejado, desde él se pueden ver las montañas de la vecina isla de Córcega. Un paisaje idílico que queremos mostrarte.

La naturaleza, la artesanía, las tradiciones y su característico puerto convierten a Castelsardo en uno de los destinos turísticos más llamativos de Cerdeña. Si tienes un día libre en tu viaje por esta fabulosa isla mediterránea, no dudes en acercarte a este maravilloso pueblo.

Historia de Castelsardo

Vista de Castelsardo
Vista de Castelsardo

El castillo de Castelsardo fue fundado por la familia Doria, originaria de la ciudad de Génova. Se cree que tuvo lugar alrededor del año 1270. Sin embargo, esta fecha no se dicta con exactitud porque los investigadores piensan que la construcción puede tener un origen anterior.

Los habitantes de la zona poco a poco se fueron trasladando a vivir al interior de la fortaleza del castillo, empezando así a construir los límites del pueblo. Desde el año 1400, y durante 300 años, el castillo perteneció a España.

Al caer en manos españolas, se le denominó Castillo Aragonés y se convirtió en la sede episcopal del obispado de Ampurias. Sin embargo, en torno al año 1720, Italia, en concreto la Casa de Saboya, reconquista el castillo, y quedando así la propiedad en sus manos hasta la actualidad.

Castelsardo: un lugar especial

Castelsardo de noche
Castelsardo – Antonio Concas / Flickr.com

Como decíamos, Castelsardo se levanta en un promontorio que se adentra en el mar. Y no solo merece la pena visitarlo por su castillo y su historia. La belleza de sus playas de arena blanca y sedosa y la mezcla de tonos azules y verdes del agua del mar harán que te quedes prendado de las vistas.

Tal es el encanto de este pueblo, que se le ha llegado a definir como «flor de luz que sonríe desde arriba de un alto que domina el mar». Solo con esa descripción, nos podemos hacer una idea de las maravillosas vistas que se ofrecen desde el interior de Castelsardo, pero también hacia él.

Qué ver en Castelsardo

Ya hemos dado algunas pinceladas de lo que te espera si te animas a visitar este precioso pueblo medieval de la costa de Cerdeña. Te detallamos mejor todo lo que puedes ver. Toma nota.

El castillo de los Doria

Castillo de los Doria en Castelsardo
Castillo de los Doria – wiseguy71 / Flickr.com

Lo característico de este castillo es que, a pesar de los siglos, su estructura se mantiene prácticamente intacta. Por ello, es muy sencillo transportarse a la época medieval cuando se visita. El precio de la entrada son 3 euros. Permanece abierto al público de lunes a domingo todos los días del año.

Pero no solo el castillo es singular. El centro del pueblo y las calles ascendentes que llevan hacia él son también todo un descubrimiento.

Catedral de San Antonio

Catedral de Castelsardo
Catedral de Castelsardo

Se levanta sobre el acantilado. Un templo que comenzó a levantarse en el siglo XVI sobre una iglesia anterior. En él destacan sus elementos góticos catalanes y renacentistas. Del interior destaca el altar mayor, realizado en mármol a principios del siglo XIX.

Otros rincones interesantes del casco antiguo

El castillo y la catedral son los grandes tesoros de Castelsardo. Pero hay otros rincones que también merece la pena descubrir. Por ejemplo, debes disfrutar de la plaza del Duomo. Está abierta al mar, por lo que las vistas son maravillosas.

También son de interés la plaza del Novecentenario y la iglesia de Nuestra Señora de Tergu. Y, si te apetece visitar algún museo, no te pierdas el Museo del Entrelazamiento del Mediterráneo o el Museo Diocesano de Arte Sacro.

En las afueras de Castelsardo

El Elefante de Castelsardo
El Elefante – leo franchi / Flickr.com

No solo en el pueblo encontrarás rincones especiales, también en sus afueras. Uno de los lugares más curiosos es la llamada Roca del Elefante. Cuando la veas, te darás cuenta de lo acertado del nombre por su particular apariencia.

Y en rocas verás excavadas unas singulares construcciones, las «casas de las hadas». Están relacionadas con una bonita leyenda de la zona. Cuenta que en ellas vivían las «janas», unas mujeres diminutas que solo que salían durante la noche para que la gente del pueblo no las viera.

Acabamos nuestra visita a Castelsardo hablando de sus playas. Son muchas las que se encuentran alrededor del pueblo. Sin embargo, la playa más destacada es la de Lu Bagnu por el color de su agua y la arena fina.