La biblioteca del Clementinum: una de las joyas de Praga

24 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Descubre la importancia histórica y cultural de la biblioteca Klementinum, en Praga. Una de las bibliotecas más bellas del mundo.

Visitar la biblioteca del Clementinum es una de las paradas obligatorias en Praga. Esta se encuentra en el interior de unos de los complejos más representativos del estilo barroco no solo de la ciudad, sino del mundo.

El complejo del Clementinum toma su nombre como referencia a la conocida capilla de San Clemente, construida en el siglo XI. Aunque en sus inicios se utilizó como monasterio dominicano, pasó a ser, justo a mediados del siglo XVI, un colegio jesuita. La actual Biblioteca Nacional de Praga es una de las joyas de esta ciudad checa.

La historia de la biblioteca del Clementinum

Frescos de la biblioteca del Clementinum
Frescos de la biblioteca

Esta es una de las bibliotecas más bonitas del mundo. Inaugurada en el año 1722 como parte de la universidad jesuita, forma parte del complejo arquitectónico del Clementinum, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura barroca de la ciudad de Praga.

El recinto, que permanece en perfecto estado desde el el siglo XVIII, también ofrece la posibilidad de observar el mobiliario típico de la época y una amplia colección de obras de arte. Destacan los espectaculares frescos que adornan los altos techos y que son obra de Jan Hiebl. En ellos se refleja parte de la vida cotidiana de los jesuitas, sobre todo la relacionada con la educación.

Sin embargo, lo más destacado de la biblioteca del Clementinum es su amplia colección de libros. Está compuesta por más de 20 000 volúmenes, entre los que se encuentran obras de gran importancia histórica. Entre ellos, destacan algunos traídos por el propio emperador José II para reunir en ella todos los libros importantes de las diferentes bibliotecas del país.

Es importante comentar que la biblioteca está especializada en literatura teológica. De hecho, en 1777 fue declarada por la mismísima María Teresa I de Austria como Biblioteca Universitaria y Pública. Finalmente, en 1781 fue declarada Biblioteca Nacional, que es como es conocida actualmente.

Visitando la biblioteca del Clementinum

Pasillo de la biblioteca
Biblioteca – BrunoDelzant / Flickr.com

Nada más entrar pasearemos por el vestíbulo principal del complejo hasta llegar a la biblioteca. Allí nos encontraremos ante un espacio amplio repleto de estanterías y anaqueles de estilo barroco con libros, reliquias históricas y frescos impresionantes.

Lo que más impacta es su atención por el detalle. Todo, desde el suelo hasta paredes y techos, está decorado, así como los estantes que soportan cientos de volúmenes perfectamente ordenados. Aquí se encuentran algunos de los libros más antiguos de Europa, entre ellos piezas del siglo XI.

Durante la visita podremos ver una copia del Códice de Vysehrad, considerado uno de los manuscritos más valiosos de Bohemia. Este es tan importante que se ha convertido en el monumento cultural nacional de la República Checa.

A continuación, bajando por el pasillo encontraremos no solo libros sino más de una docena de globos mundiales hechos a mano. Esta colección de globos terráqueos es digna de admiración, ya que tanto los materiales como el esmero de sus creadores los convierten en verdaderas obras de arte. Junto a ellos se encuentran algunos relojes astronómicos diseñados por los jesuitas.

Para disfrutar al máximo y no perderse detalle de cada rincón y objeto de la biblioteca, es recomendable optar por una visita guiada. Esta, de no más de una hora de duración, ayuda a apreciar mejor todo el complejo y descubrir cada detalle de la biblioteca, desde el valor de sus piezas arquitectónicas hasta la historia que guardan libros y paredes.

Información útil y otros lugares de interés

Capilla de los Espejos
Capilla de los Espejos

Llegar hasta el Clementinum es relativamente sencillo. El recinto se encuentra junto a la plaza de la Ciudad Vieja, cerca de la orilla del río Moldava.

El precio de la entrada es de unos 10 euros por persona, pero incluye no solo la visita a la biblioteca, sino a todo el complejo. Aquí podremos pasear por la famosa Sala de los Espejos, donde además de su exquisita decoración hay un órgano que data del siglo XVIII y que tocó el propio Mozart.

También se incluye en la visita la posibilidad de subir a sus torres astronómicas. Estas, que ahora cumplen la función de mirador para turistas y curiosos, ofrecen una de las vistas más propias de la ciudad de Praga. En ellas, también durante el siglo XVIII, conocidos científicos como Josef Stepling consultaban el firmamento y anotaban sus descubrimientos astronómicos.

Además, si contamos con tiempo, podremos pasear por la conocida como la Sala de los Meridianos. En ella se encuentran dos cuadrantes de grandes dimensiones que se utilizaban para la medición y seguimiento de los cuerpos celestes. También se encuentran en exposición dentro de la sala algunos de los instrumentos originales utilizados por los científicos de la época.

  • Klementinum. Portal oficial de turismo de Praga. Recuperado el 24 de febrero de 2020 de https://www.prague.eu/es/objeto/lugares/358/klementinum?back=1
  • Klementinum. Sitio oficial. Recuperado el 24 de febrero de 2020 de https://www.klementinum.com/