El Barrio Rojo de Ámsterdam, un lugar sorprendente

El Barrio Rojo de Ámsterdam es uno de los lugares más famosos de la ciudad, y también de los Países Bajos. Su arquitectura, su historia, su cultura y, de manera muy especial, su ambiente liberal son algunas de sus características más destacadas. Te lo contamos todo sobre este nada convencional barrio, ¿nos acompañas?

Lo que no sabías sobre el Barrio Rojo

Ya te lo adelantábamos, el Barrio Rojo es particularmente famoso por su ambiente liberal, que en ocasiones es tachado por algunos como libertino. Pero lo cierto es que se trata de un sitio muy turístico.

No hay olvidar que la prostitución es legal en los Países Bajos desde hace décadas y que esta no es la única ciudad donde las prostitutas ofrecen sus servicios a través de escaparates. Además, la gran mayoría de las meretrices son trabajadoras autónomas, ellas mismas alquilan las vitrinas y pagan los impuestos correspondientes.

Calle del Barrio Rojo de Ámsterdam
Barrio Rojo – Steve Photography

Y a pesar de todo ello, el Barrio Rojo es mucho más que un gran centro turístico de prostitución. Se encuentra en la parte más antigua de la capital holandesa, por lo que sus calles esconden una larga historia y edificios preciosos con cientos de años en sus muros.

Por todo ello, nada como perderse por sus viejas calles empedradas, cuyas construcciones se remontan en algunos casos al siglo XIV. Y ya que estás allí, recorre todas sus tiendas, almuerza en uno de sus muy variados restaurantes y por la noche contempla esas luces que le dan el nombre.

Puedes hacerlo tranquilamente, aquí no hay más inseguridad que en cualquier otro lugar de la ciudad. Por supuesto, debes tener cuidado con los carteristas, que actúan allí donde hay turismo. Y algo muy importante: es conveniente que te olvides de hacer fotos a las mujeres que se exhiben en los escaparates. No es que esté prohibido, pero, como puedes imaginar, es algo que no les agrada y puedes tener algún problema.

El Barrio Rojo y sus lugares destacados

1. Oude Kerk

La iglesia más antigua de Ámsterdam, la Oude Kerk, está en este barrio. Se construyó en el año 1302. Una pequeña iglesia de madera que con el tiempo se fue ampliando hasta convertirse en un bello templo de aires góticos.

Oude Kerk en el Barrio Rojo de Ámsterdam
Oude Kerk – Mikhail Markovskiy

A lo largo de su historia esta iglesia ha sufrido diversas transformaciones. En 1578, tras la Reforma, se convirtió en templo calvinista. Esto significó que se arrancara toda la decoración interior. Aun así, todavía se pueden ver algunas pinturas en los techos.

De su interior se pueden destacar también las vidrieras, de los siglos XV y XVI. Y hay que fijarse en el piso, formado en parte por enormes planchas de piedra, realmente tumbas. Hay unas 2500, aunque se cree que bajo sus suelo hay enterradas más de diez mil personas.

2. Museo Erótico del Barrio Rojo

En la principal calle del barrio, en un antiguo almacén del siglo XVII, se descubre este museo. Su interior puede sorprender, ya que en él se puede conocer algo mejor el Barrio Rojo y su historia.

Local en el Barrio Rojo de Ámsterdam
Local en el Barrio Rojo – photoshooter2015

Por supuesto, en sus exposiciones el erotismo tiene un papel esencial. Aquí se pueden contemplar objetos de todo tipo, desde fotografías antiguas a una sala de prostitución típica del barrio, litografías de John Lennon y una amplia colección de arte erótico.

“Las personas viajan a destinos distantes para observar, fascinadas, el tipo de gente que ignoran cuando están en casa”.

-Dagobert D. Runes-

3. Trompettersteeg

Es, oficialmente, el callejón más estrecho de Ámsterdam. Tan solo tiene 100 centímetros de anchura, algo que no es problema para que sea uno de los lugares más transitados del barrio y de la ciudad. Como puedes imaginar, aquí hay que caminar en fila india y pegarte a la pared si viene alguien en sentido contrario.

Sin duda alguna, el Barrio Rojo es una de las zonas de la capital holandesa que más llama la atención de los turistas. Un lugar que no hay que perderse si se visita Ámsterdam y que siempre sorprende.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar