Paseando por el barrio de Jordaan en Ámsterdam

Armando Cerra 29 julio, 2016

En el barrio de Jordaan de Ámsterdam no están los grandes monumentos de la capital holandesa, ni sus prestigiosos museos, ni el ambiente nocturno y libertino característico de esta ciudad. Sin embargo, durante un viaje a Ámsterdam es imprescindible reservar una jornada, o al menos un mañana a pasear por este barrio y descubrir sus encantos.

Ubicación de Jordaan

Aunque Jordaan no esté en el centro, lo cierto es que la ciudad de Ámsterdam histórica tiene unas dimensiones muy humanas, por eso se llega rápidamente, al estar junto al Cinturón de Canales o muy cerca de los grandes museos como el Rijksmuseum o el dedicado a Van Gogh.

Barrio de Jordaan en Ámsterdam
Barrio de Jordaan – ivan bastien

En realidad, es un barrio pero con una larga historia. Jordaan se construyó a comienzos del siglo XVII siguiendo la línea de los antiguos diques, algo que le distingue respecto a otros barrios, ya que aquí la orientación de las calles es inusual. Y dentro de esas calles la principal es del Rozengracht, que antiguamente fue un canal. Si bien quedan canales y el más atractivo es del Brouwergracht.

Así que un paseo, o una parada en los tours fluviales que se hacen por los canales, nos lleva rápidamente a este barrio, caracterizado por las calles estrechas y un tanto oscuras que de pronto desembocan en grandes jardines y destacadas plazas. Un barrio tradicionalmente obrero y que con el paso del tiempo también acogió a gran parte de la bohemia.

Todo tipo de servicios en Jordaan

Como hemos dicho el carácter obrero de Jordaan se ha ido perdiendo, e incluso hay zonas ya un tanto exclusivas sobre todo en lo referente a sus restaurantes de calidad o las abundantes tiendas con diseños de los creadores locales. También abundan las galerías de arte.

Barrio de Jordaam en Ámsterdam
Barrio de Jordaam – Mariia Golovianko

Los grandes atractivos del barrio

Lo mejor para disfrutar de un paseo por el barrio es sencillamente dejarse llevar. Por ejemplo, podemos comenzar en el citado canal de Brouwergracht o “de los cerveceros”, que ciertamente es uno de los más bonitos de Ámsterdam, para llegar hasta la esquina que forma con el canal Herengracht.  Allí nos encontramos con la antigua Casa de las Indias Occidentales, donde se gestionaban colonias como Nueva Ámsterdam, o lo que es lo mismo Nueva York.

noordermarkt en Joordan
Noordermarkt – toddmundt / Flickr.com

Y otro de los lugares de visita obligada es la plaza del Noordermarkt, el auténtico germen del barrio en el año 1616, cuando era conocida como Plaza del Príncipe. Luego cambió su denominación con la construcción de la Noorderkerk, o sea, la iglesia del Norte, un templo protestante construido en ese mismo siglo XVII.

Por cierto, en esa centuria este barrio tuvo un habitante muy especial, y fue Rembrandt, al cual las deudas le obligaron a vender su casa en el Barrio Judío para instalarse en Jordaan.

El mercado de Noordermarkt

La plaza de Noordermarkt es un lugar ideal para comprar gangas, ya que los lunes se celebra un mercado callejero de lo más popular y auténtico. Así como los sábados también se pueden ver y comprar los mejores productos de la agricultura ecológica de la zona, ya que aquí los granjeros y agricultores llegan para vender sus mercancías.

Las estatuas de Jordaan

Una particularidad durante un paseo por este barrio es que pronto uno se da cuenta de que hay esculturas de lo más curiosas. Muchas de ellas dedicadas a músicos y bandas locales, ya que Jordaan es el barrio de la música en Ámsterdam. Pero otra escultura muy apreciada es el Homomonument, que reivinidica la libertad sexual y la persecuciones que han sufrido gays y lesbianas.

“¿En qué lugar del mundo se pueden encontrar tantas comodidades y curiosidades al alcance de la mano? ¿En qué lugar del mundo se puede sentir tanta libertad?.”

-René Descartes-

El Museo de Ana Frank

estatua de Ana Frank en Ámsterdam
Estatura de Ana Frank – Diego Maia / Flickr.com

Lo cierto es que este es uno de los grandes atractivos de Ámsterdam y realmente no se puede decir que pertenezca al barrio de Jordaan de una forma administrativa, ya que está en el barrio colindante del Cinturón de Canales. Sin embargo, está muy próximo. Por esa razón, si viajáis por primera vez a la capital holandesa tal vez os desplacéis a conocer la casa donde se refugió esta niña judía. Pues bien, si es así, aprovechad, antes o después, para pasear por el singular barrio de Jordaan.

Te puede gustar