Descubre el barrio judío de Praga

Adrián Pérez 10 junio, 2016

Llamado oficialmente “Josefov”,el barrio judío de Praga es una zona pequeña dentro de la ciudad vieja de la capital de República Checa que vale la pena visitar. Fue un gueto para los practicantes de esa religión y su símbolo es una bandera roja con la estrella de David en amarillo. Hoy paseamos por este barrio repleto de historia y te lo queremos contar.

Pequeña reseña del barrio judío de Praga

Los seguidores del judaísmo comenzaron a establecerse en el país y en esta ciudad durante el siglo X, pero en 1096 se vieron obligados a concentrarse en un lugar amurallado. En 1270 se construyó la primera sinagoga y unos años después el rey Otakar II publicó un status que otorgaba autonomía administrativa a la comunidad.

En 1389 fueron asesinados más de tres mil judíos durante un Domingo de Pascua y los supervivientes comenzaron a instalarse en Josefov. El nombre del barrio deriva de un gobernante, José III, que integró a los ciudadanos de todas las religiones en Praga. A fines del siglo XIX se reformó la zona pero solo se conservaron las sinagogas, el ayuntamiento (data del siglo XVI) y el cementerio, de lo más impactante.

Sinagoga de Jerusalem en Praga
Sinagoga de Jerusalem – DeepGreen

Para poder recorrer todo el conjunto histórico del barrio judío te recomendamos que lo unas al museo y pagar una única entrada. En total pasearás durante 2 horas (aproximadamente). Los horarios para visitar Josefov son de 9:00 a 18:00 horas de abril a octubre y de 9:00 a 16:30 de noviembre a marzo.

Recuerda que todos los sábados y durante las fiestas religiosas está cerrado a los visitantes. Algo más a tener en cuenta: no están permitidas las fotografías en las sinagogas, solo en el cementerio (y pagando un permiso adicional a la entrada).

El cementerio judío

Comencemos el recorrido por el antiguo cementerio judío de Praga, único sitio autorizado durante 300 años para enterrar a los miembros de esta comunidad en la ciudad.

Cementerio judio Praga
Cementerio judío – Ivan Pshenichnyuk / Shutterstock.com

Fue creado en 1439 (según la primera lápida perteneciente a Avigdor Karo) y si bien fue extendiendo su territorio con el paso del tiempo no fue suficiente para albergar los restos de tantas personas. Debido a esta falta de espacio se apilaban hasta 10 cuerpos uno encima de otro. Aunque se han contabilizado 12.000 lápidas se cree que descansan 100 mil personas.

Las sinagogas del barrio judío

Siguiendo el paseo es el momento de visitar las únicas 6 sinagogas que aún siguen en pie en el barrio:

Pinkas

Se fundó en 1479 y está en la entrada del cementerio. En las paredes se han tallado los nombres de los 77.297 judíos de República Checa asesinados por el nazismo. También podemos hallar una colección de dibujos de niños que estuvieron en el campo de concentración de Terezin.

Española

Sinagoga Española en Praga
Sinagoga Española – David Pereiras

Debido a su arquitectura morisca, esta sinagoga que fue construida en 1868 fue llamada “la española” (es similar a la Alhambra de Granada). En el interior se exhiben retratos sobre la vida de los judíos en los últimos tiempos.

Maisel

Fue construida a fines del siglo XVI y reconstruida en 1689 tras sufrir un incendio. En ese momento adoptó el estilo barroco. A fines del siglo XIX fue remodelada en estilo neogótico y desde 1960 se ha convertido en una especie de museo, ya que cuenta con una amplia colección de objetos judíos (libros, telas, alhajas, etc).

Klausen

Sinagoga Klausen en Praga
Sinagoga Klausen – Paul Fenton / Flickr.com

Está a la salida del cementerio y fue erigida en 1694. Alberga dibujos de niños que estuvieron en Terezín, al igual que la Sinagoga Pinkas.

Alta

Tiene dos plantas y fue financiada por Mordechal Maisel (un alcalde del barrio que luego fue ministro de Hacienda y ayudó a desarrollar la judería). En la planta alta podemos ver una colección de cortinas, telas y objetos de plata y en la baja hay una tienda de recuerdos.

Vieja-nueva

Es la más antigua de toda Europa que aún sigue en funcionamiento, fue construida en 1270 y es uno de los primeros edificios de estilo gótico de la capital checa. Para poder entrar en ella se debe comprar una entrada separada a las demás.

“Las religiones se pierden como los hombres.”

-Franz Kafka-

Otros sitios de interés histórico en Josefov son el lugar de nacimiento de Franz Kafka y la sala de ceremonias judía de estilo neorrenacentista.

Te puede gustar