Un paseo por el Barrio Gótico de Barcelona

Patricia 29 octubre, 2017

Situado en pleno corazón de la Ciudad Condal, el Barrio Gótico constituye el núcleo antiguo de Barcelona. En él se conservan restos de la Barcino Romana y de la época medieval, de ahí que estemos ante uno de los rincones más encantadores de la ciudad. Si quieres conocer todos los tesoros que alberga el Barrio Gótico de Barcelona, no dejes de seguir leyendo.

Antigua Barcino Romana

El Barrio Gótico de Barcelona se erige sobre los restos de la Barcino Romana, por lo que no es de extrañar que aún se conserven algunos vestigios de aquella época.

Templo de Augusto en el Barrio Gótico de Barcelona
Templo de Augusto – A. Aleksandravicius / Shutterstock.com

Por ejemplo, en la Plaza Nova se mantiene uno de los pasos laterales para peatones y las dos torres semicirculares que defendían la puerta. Al lado de esta sobresale la copia de un fragmento del acueducto que había por entonces.

Algo escondidos están los restos del templo de Augusto, que datan del siglo I a.C.  De él se conservan cuatro columnas, unidas por el arquitrabe y parte del podio, al que se subía por una escalinata. Para comprobarlo de primera mano, tan solo tenemos que dejarnos caer por la calle Paradís.

Si continuamos hasta la calle Duran i Bas veremos cuatro arcos sobre pilastras pertenecientes a uno de los acueductos de la ciudad. Actualmente se encuentran integrados en la pared medianera de un edificio. Mientras, en la plaza Vila Madrid hay una necrópolis, con sepultura de los siglos I y III.

Vestigios de la época medieval

Durante el Medievo se propició la construcción de iglesias y palacios góticos en el barrio. Un edificio destacado es la Catedral de Santa Eulalia, que sobresale por su estructura arquitectónica y por su claustro del siglo XV.

Catedral de Barcelona
Catedral de Santa Eulalia – Sergey Dzyuba

En este apartado también habría que hablar del Palacio de la Generalitat, que se mantiene como sede del gobierno. En él conviven elementos originales, como la fachada, la Galería Gótica y la capilla de Sant Jordi, con piezas de otros estilos artísticos.

Otro ejemplo de construcción gótica es la Basílica de Santa María de Pi, que contiene una importante colección de orfebrería catalana y una exposición histórica permanente. Tampoco se pueden dejar de visitar su cripta, jardín y campanario, desde el que se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas de Barcelona.

Más tesoros del Barrio Gótico de Barcelona

Recorriendo el núcleo antiguo también nos encontramos con el Ayuntamiento, ubicado en la plaza San Jaime, una de las más representativas de Barcelona. La sede del edificio, que es la Casa de la Ciudad, es un palacio cuya fachada principal es de estilo neoclásico y fue realizada en 1847.

Ayuntamiento de Barcelona
Ayuntamiento de Barcelona – Inu

Continuamos hasta el monasterio de Santa Ana, compuesto por un monasterio con claustro y sala capitular, así como por una iglesia románica. Ambos edificios datan del siglo XII. Asimismo, la importancia de la iglesia es tal que está declarada Bien de Interés Cultural.

Tampoco podemos dejar de caminar por la calle Portal de L’Angel, una de las arterias comerciales más agradables y completas de la ciudad; de visitar la iglesia de San Felipe Neri, de estilo barroco; la Casa Martí; la iglesia de los Santos Justo y Pastor, la más antigua de la ciudad; o el Palacio Episcopal, inscrito como Bien Cultural de Interés Local.

“El verdadero viaje de descubrimiento no es buscar nuevas tierras, sino mirarlas con nuevos ojos.”

-Voltaire-

Museos en el Barrio Gótico de Barcelona 

El Barrio Gótico de Barcelona está plagado de museos. Uno de los más importantes es el Museo de Historia de Barcelona, que conserva, estudia, documenta, divulga y expone el patrimonio histórico y la historia de la Ciudad Condal desde sus orígenes hasta el presente. Su sede central es la Casa Pedellás.

Plaza del Rey en el Barrio Gótico de Barcelona
Plaza del Rey – Artur Bogacki

También en la plaza del Rey se encuentra el Museo Frederic Marès, en el que se exponen las obras del famoso coleccionista. Algunas de ellas son un relieve románico procedente del monasterio de San Pedro de Roda, o una extensa colección de vírgenes y crucificados de estilo románico, gótico y de transición entre los dos estilos.

Asimismo, el Palacio Berenguer de Aguilar es uno de los edificios que acoge el Museo Picasso, que consta de una colección de más de 3.500 obras del artista malagueño. Y es que Picasso siempre estuvo muy unido a Barcelona, por lo que quiso que la ciudad tuviera un recuerdo suyo.

Otro museo de interés es The Gaudí Exhibition Center, junto a la catedral y que muestra una colección única de piezas, objetos y documentos originales del famoso arquitecto. También es recomendable el Museo de Cera, con más de doscientas figuras de personajes famosos e históricos.

Te puede gustar