La catedral de Barcelona, un edificio magnífico

· 1 junio, 2016

Tu viaje a la Ciudad Condal no está completo si no visitas la catedral de Barcelona, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, que cuenta con una magnífica fachada. La catedral de estilo gótico supera la religiosidad para convertirse en leyenda y protagonista de la ciudad. Conozcamos este impresionante edificio.

Breve historia de la catedral de Barcelona

La catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia de Barcelona es una de las construcciones más significativas de la arquitectura gótica catalana. Fue erigida en el corazón del Barrio Gótico, sobre una antigua basílica paleocristiana y una mezquita.

Inicialmente se empezó a construir en estilo románico, pero al final se concluyó en estilo gótico, que es el estilo predominante. El encargado de construir la nueva catedral fue el conde de Berenguer, quien emprendió la reedificación que fue consagrada en 1058.

Aunque admirar la espectacular fachada de la catedral de Barcelona te asombrará, su interior lo hará aún más. Internamente tiene monumentales y armoniosas dimensiones y una decoración con una mezcla de estilos medieval, renacentista y barroco.

Catedral de Barcelona
Catedral de Barcelona – Chantal de Bruijne

Las cinco puertas de acceso, el claustro con las ocas blancas de Santa Eulàlia, l’ou com balla o las doscientas gárgolas que observan desde el tejado son algunas de las peculiaridades de esta magnífica edificación que te maravillarán.

Puntos de interés en la catedral de Barcelona

Cripta de Santa Eulàlia

Cripta de Santa Eulalia en la catedral de Barcelona
Cripta de Santa Eulàlia – Fèlix González / Flickr.com

Santa Eulàlia es la patrona de la catedral y co-patrona de la ciudad. La tradición reza que Eulàlia era la hija virgen y cristiana de una acaudalada familia de la Barcelona romana que fue torturada y quemada en la hoguera por sus creencias cristianas.

Su cripta está situada bajo el altar mayor. Allí se conserva el sepulcro antiguo de Santa Eulàlia, del siglo XIV. También se encuentra el sarcófago gótico de alabastro policromado donde reposan los restos de la santa.

Sillería del coro

Coro de la catedral de Barcelona
Coro de la catedral de Barcelona – S BP / Flickr.com

El coro constituye uno de los rincones más valiosos de la catedral de Barcelona, es una magnífica sillería de madera tallada que data de los siglos XIV y XV. En los respaldos de la sillería se pueden observar los escudos de la Orden del Toisón de Oro del siglo XVI.

También destaca el púlpito, obra realizada entre 1394 y 1499 por Pedro Çanglada y Matías Bonafé, con la colaboración de Antonio Claperós y John Lambert, y los altos doseles en forma de pináculos que son obra de los artistas Kassel y Michael Lochner y datan del año 1499.

Terraza

Terraza de la catedral de Barcelona
Terraza de la catedral de Barcelona – Pichaya Pureesrisak

Desde la terraza se pueden tener vistas de las dos torres-campanario, los dos pináculos laterales, el cimborrio coronado por la Santa Cruz sostenida por la imagen de Santa Elena, el claustro y del Barrio Gótico de Barcelona. Para llegar a ella se puede tomar un ascensor.

Museo de la Catedral

Este museo está ubicado en una sala gótica que era lugar de reunión del cabildo catedralicio. Actualmente muestra las piezas y las obras de arte más valiosas que ya no son objeto de culto. Entre las obras expuestas destacan la Piedad de Bartolomé Bermejo y La Glorificación de Sant Oleguer y Santa Eulàlia.

Desde el  2007, el museo de la catedral incorpora la sección de Sant Sever, hasta entonces cerrada al público. Hoy en día está reservada para exposiciones de arte barroco y contemporáneo.

Claustro

Claustro de la catedral de Barcelona
Claustro de la catedral de Barcelona – mninha / Flickr.com

El claustro gótico de la catedral de Barcelona es uno de sus rincones más llamativos, es un oasis de paz decorado con palmeras, magnolias, naranjos y un surtidor que data de mediados del siglo XV. Además allí se pueden observar unos particulares habitantes, trece ocas, las cuales andan a sus anchas en un gran estanque.

También se puede ver una fuente con una pequeña estatua de Sant Jordi matando al dragón. Aquí los visitantes se decantan por lanzar monedas para pedir un deseo y meter sus manos en el agua con la creencia de que trae buena suerte.

“En la oración es mejor tener un corazón sin palabras que tener palabras sin un corazón.”

-John Bunyan-

Las leyendas de las trece ocas de la catedral de Barcelona

Catedral de Barcelona
Catedral de Barcelona – Oleg Proskurin

Encontrarse con trece ocas en la catedral puede parecer extraño, pero esto responde a un par de leyendas. La primera dice que al comenzar la construcción de la catedral, el guardián de las obras vivía acompañado de unas ocas. Un día, unos ladrones irrumpieron en las obras y las ocas comenzaron a graznar, evitando el robo. Dicen que de esta forma las ocas se ganaron el honor de poder estar de manera permanente en este lugar.

La segunda leyenda dice que son trece ocas, por los trece martirios a los que fue sometida Santa Eulàlia por negarse a renunciar a la fe cristiana en la época romana. La pequeña Eulàlia tenía trece años y le fueron aplicados trece martirios, uno por cada año de vida.

No puedes dejar de visitar la majestuosa catedral de Barcelona, hoy en día guardiana y guía de la ciudad de Barcelona.