La huella visible de la arquitectura medieval de Tarragona

21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz
Tarragona es una de esas ciudades que deja ver sus orígenes en cada rincón. Te invitamos a conocer ciertos puntos específicos en los que podrás apreciar su arquitectura de siglos pasados.

El viajero que piensa en la ciudad de Tarragona probablemente solo tiene en mente la Tarraco romana, pero vamos a ver a continuación la importancia de la arquitectura medieval en Tarragona. Te invitamos a hacer un recorrido por los edificios más representativos de la Edad Media de esta bonita localidad.

Si hablamos de la ciudad de Tarraco, nos remontamos 2000 años atrás, a una de las capitales de las provincias más importantes de la Hispania romana, la provincia Tarraconensis. Cuando el visitante pasea por esta ciudad bañada por el Mar Mediterráneo, se encuentra con la historia en todas las esquinas, en todas las plazas, e incluso hasta en los miradores que dan al mar.

En Tarragona, aún podemos ver restos de esa ciudad a través de su anfiteatro, teatro, circo, acueducto, murallas o foro romano. Y por supuesto, el viajero no puede perderse los restos que se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Tarragona para una visita completa.

Ejemplos de la arquitectura medieval en Tarragona

Tras la caída del Imperio Romano, el mundo cambió y se transformó. Ese proceso se deja sentir también en la formación de las ciudades. La arquitectura medieval en Tarragona durante los siglos XIII  y XIV hizo que la ciudad se engalanara de edificios de gran importancia, y que hoy en día todavía se pueden contemplar en la ciudad.

Un detalle que el viajero notará en muchos de los edificios que visite en Tarragona es que la ciudad tiene su base en la arquitectura romana, y esta base es la que sirve de germen a la arquitectura medieval. Muchos de los cimientos de los edificios medievales son realmente cimientos de edificios romanos.

El Castillo del Rey

Sobre los cimientos de una antigua torre romana, una familia de nobles normandos construyó en el siglo XII el llamado Castillo del Rey, donde vivían los reyes de Aragón. El Castillo del Rey fue antes el Pretorio Romano, el Palacio de Augusto o la Torre de Pilatos. Durante el siglo XVII, fue utilizado como depósito de armas, cuartel y hasta prisión.

El Castillo del Rey en Tarragona.
Imagen: Turismo en la Red.

En la Guerra de Independencia (1813), este edificio fue destruido en gran parte; después de una dura restauración, volvió a ser una prisión hasta mediados de los años cincuenta del siglo pasado.

El Castillo del Rey es un bello edificio que conserva elementos constructivos de todas las épocas, cimientos y sillares romanos, ventanales del siglo XIV y hasta una sala gótica. En la actualidad, es el Museo de la Historia de la ciudad de Tarragona.

Catedral de Tarragona

Otro ejemplo de edificio ubicado sobre antiguas ruinas romanas, en concreto sobre un templo probablemente dedicado al emperador Augusto, es la Catedral de Tarragona. Está situada en la zona más alta del casco histórico.

Aunque el edificio se comenzó a construir a mediados del siglo XII, no se consagró hasta el siglo XIV, y por eso podemos ver estilos distintos de arquitectura: románico y gótico en su exterior y renancentista y hasta barroco en su interior.

La Catedral es una muestra de la arquitectura medieval de Tarragona.

En su fachada, podemos ver una escena del juicio final. De su interior, en tanto, destacamos la narración de la vida de Santa Tecla, patrona de la ciudad de Tarragona. No puedes salir de la visita de la Catedral sin dar un paseo por su claustro o subir a su campanario, desde donde hay unas vistas magnificas de la ciudad de Tarragona.

Plaza de la Seu

Esta plaza está ubicada junto a la Catedral, y en ella podemos ver lo que fue la esencia de la ciudad medieval, con muchos de los edificios que pertenecieron a familias nobles. Se trata de varias casas góticas, entre las que destacan la antigua vicaría y la Casa Balcells, que tiene un patio interior con arcos y vigas que aún conservan los colores originales.

La Calle Mercerías

La calle Mercerías es una de las que mejor se conservan del barrio medieval de Tarragona. Destaca el perfecto estado en el que se mantiene su estructura porticada, hoy en día llena de pequeñas tiendas que conservan el encanto de los mercados medievales que se celebraban aquí en el siglo XIV.

La calle Mercerías es un símbolo de Tarragona.
Imagen: Tarragona Turisme.

Hospital medieval

En los entornos de la Catedral, encontramos el Hospital Medieval, conocido como hospital de San Pablo y Santa Tecla. Fue construido en el siglo XII y solo se conserva la fachada, que tiene un porche con cinco arcos de medio punto que se apoyan en pilares con columnas adosadas a la fachada principal y dos arcos más pequeños que se apoyan en la fachada lateral.

Cerca tenemos la capilla románica de Sant Pau del siglo XIII, que también una visita de los viajeros para que vayan descubriendo la arquitectura medieval de Tarragona.

Iniciativas pedagógicas en Tarragona

No podemos terminar sin conocer la idea de la Ciudad Museo Medieval. Se trata de una iniciativa pedagógica y divulgadora muy interesante para escolares de 7 a 15 años. De la mano de una fundación, ellos se acercarán a la Tarragona medieval y podrán difundir sus conocimientos a sus familiares. Esta información no caerá en saco roto, porque hará que muchos visitantes la conozcan y disfruten.

En definitiva, pasear por las calles del casco histórico de Tarragona es perderse en el pasado de su arquitectura medieval. Sin dudas, una magnífica opción para disfrutar de un entorno único y cargado de historia de una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000.