Un paseo por Monells, un pueblo medieval en la Costa Brava

· 30 enero, 2019
Monells es una pequeña pero encantadora villa de calles estrechas y empedradas. Uno de los pueblos medievales de la Costa Brava que hay que visitar.

A solo 24 kilómetros de Girona puedes dar un paseo por Monells. Es una de las villas con más encanto de la Costa Brava. Sus calles empedradas desprenden un aire medieval que recuerda la época en la que era un emplazamiento construido alrededor del antiguo castillo de los vizcondes de Bas, del que aún se conservan las murallas.

Monells es una villa muy especial. Pertenece al municipio de Cruïlles, Monells y Sant Sadurní de l’Heura. Está atravesada por el río Rissec, que divide la villa en dos barrios.

Parte de sus murallas y torres son de estilo románico, mientras que la plaza del Aceite y la calle de los Arcos son góticas. Es esta maravillosa arquitectura la que refleja la evolución de este pueblo, está protegido por el Patrimonio Cultural Europeo. ¿Quieres ver qué te espera en un paseo por Monells? Acompáñanos.

Qué ver en un paseo por Monells

Si has visto la película Ocho apellidos catalanes, seguro que te suena este lugar, que protagoniza muchas de sus escenas. Eso sí, el nombre original de su corazón no es ‘plaza de Pep Guardiola’, como la llaman en la cinta. Por esa plaza comenzamos nuestro recorrido.

La plaza de Jaume I

Plaza de Jaume I de Monells
Plaza de Jaume I – Angela Guedes Dias / Flickr.com

A finales del siglo XVII, la Plaza Mayor, hoy plaza de Jaume I, acogía el mercado. De hecho, fue uno de los grandes emplazamientos de la antigua comarca Ampurdán.

El rey Jaime I de Aragón dictaminó, en el año 1234, que se usara la ‘mitgera de Monells’ como patrón de medida de los cereales para el obispado de Gerona.

Sus pórticos decorados con enredaderas te cautivarán y te transportarán varios siglos atrás. Un lugar perfecto, además, para degustar algunos de los platos típicos de la gastronomía catalana. En el entorno de la plaza encontrarás varios restaurantes.

Iglesia de Sant Genís

Iglesia de Monells
Iglesia de Sant Genís – Josep María Viñolas Esteva / Flickr.com

Es de estilo gótico con detalles barrocos. La primitiva iglesia aparece por primera vez en escritos a partir de 1018 y subsistió hasta finales del siglo XIII o principios del XIV. Por tanto, la que se puede ver actualmente es una versión posterior y más espaciosa.

Esta iglesia, que debes visitar en tu paseo por Monells, forma parte del barrio de la Riera. Este, junto al barrio del Castell, conforman las partes de la división que hace la riera del Rissec.

Ermita de Sant Joan de Salelles

Ermita de Sant Joan de Selelles en Monells
Ermita de Sant Joan de Selelles – Vincent van Zeijst / Wikimedia Commons

Se construyó entre los siglos X y XI. Es una de las iglesias del primer románico que ha llegado en un estado de conservación muy bueno hasta nuestros días.

En la fachada de mediodía hay una puerta de acceso de arco de medio punto y en el ábside se ve una pequeña apertura muy estrecha, de tipo de aspillera. En el Museo de Arte de Girona todavía se conservan un relicario y una lipsanoteca de madera del siglo XII y que proceden de esta iglesia.

Palauet de Monells

Se trata de una casa señorial de principios del siglo XVII. Actualmente es un hotel de seis habitaciones. Se sitúa en la plaza de Jaume I y conserva el espíritu de la época, de lo que es muestra su gran vestíbulo con volta catalana.

Plaza del Aceite calle de los Arcos

Calle de los Arcos de Monells
Calle de los Arcos – Nùria / Wikimedia Commons

Más reducida que la plaza de Jaume I, aunque también porticada, la plaza del Aceite se localiza en la parte oriental de Monells. Por su parte, el Carrer del Arcs, o calle de los Arcos, es un ejemplo de típica calle estrecha, empedrada, marcada por los ventanales de las casas.

Otros pueblos cerca de Monells

Decíamos que Monells pertenece a un municipio formado también por Cruilles y Sant Sadurní de l’Heura. En Cruilles no olvides visitar el monasterio de Sant Miquel de Cruïlles. Tampoco la iglesia de Santa Eulàlia de Cruïlles, y la ermita de la Mare de Déu de l’Esperança.

Pero en esta localidad destaca sobre todo la torre del Castell, vestigio de un antiguo castillo del siglo X. Las reformas permitieron que actualmente se pueda subir por una escalera de caracol.

Por su parte, Sant Sadurní de l’Heura es la más extensa de las tres villas. Su núcleo histórico se encuentra al pie de Les Gavarres y es uno de los destinos preferidos de los amantes del senderismo.