El románico español en 10 maravillosos ejemplos

Vamos a visitar algunas de las joyas del arte románico que hay repartidas por España. Joyas que muestran la variedad de matices de este estilo.

Si por algo se caracteriza el románico español es por su riqueza y variedad. Una variedad dada por infinidad de influencias tan distintas como las árabes, bizantinas o lombardas. A lo largo y ancho del territorio nacional hay infinidad de ejemplos de este estilo. Nos hemos fijado solo en algunos, diferentes, pero maravillosos.

1. Iglesia de San Martín de Tours de Frómista, Palencia

Iglesia románica de San Martín de Tours en Frómista
Iglesia de San Martín de Tours – – RicardoJCF – / Flickr.com

Es uno de los más reconocidos ejemplos del románico español. Una iglesia de planta basilical construida a mediados del siglo XI. Son característicos sus dos torres laterales y el cimborrio octogonal. Y una curiosidad: bajo los alerones del tejado se pueden ver más de 300 canecillos, figuras que representan a personas, animales y seres mitológicos.

2. Colegiata de San Isidoro, León. Un tesoro del románico español

Panteón Real en la Colegiata de San Isidoro de León
Panteón Real – Redacción5 / Pixabay.com

En este caso no nos vamos a fijar en la arquitectura, que es fabulosa, sino en la decoración. De su Panteón Real dicen que es la Capilla Sixtina del románico español. Toda una colección de frescos del siglo XII que representan la Navidad, la Pasión y la Resurrección. Un magnífico conjunto que se completa con representaciones de los signos del zodiaco y un calendario.

3. Catedral de Zamora

Catedral de Zamora
Catedral de Zamora – Lorenzo Martín Iglesias / Flickr.com

Es uno de los más bellos templos del románico español. Consagrada en el año 1174, esta catedral tiene un elemento característico muy particular: un cimborrio de aires bizantinos que destaca por su particular decoración de escamas de piedra y las pequeñas cúpulas que lo rodean. Y junto a él, la torre, recia e imponente con sus más de 50 metros de altura.

4. Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela

Pórtico de la Glora de la catedral de Santiago
Pórtico de la Gloria – pedronchi / Flickr.com

La magnífica portada barroca de la catedral de Santiago de Compostela oculta un templo de orígenes románicos. Y en él, una obra maestra: este precioso pórtico obra del Maestro Mateo. Una obra exquisita de tres arcos, adornada con decenas de figuras que dan forma a escenas bíblicas llenas de simbología. Un trabajo que realizó entre los años 1168 y 1188.

5. Sant Climent de Taüll, Lleida

Sant Climent de Taüll, ejemplo del románico español
Sant Climent de Taüll – Takashi Images

Es solo una de las maravillosas iglesias románicas del valle del Boí. Un precioso ejemplo del estilo románico lombardo que se consagró en el año 1123. De Sant Climent de Taüll destaca su fabulosa torre, con vanos que se van abriendo según gana en altura. Su interior estaba bellamente decorado con frescos, el del ábside se puede contemplar en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

6. Castillo de Loarre, Huesca

Joyas del románico español: castillo de Loarre
Castillo de Loarre – Pablo Martínez Pellicer / Flickr.com

Tiene mil años de historia en sus muros y sigue siendo impresionante. De hecho, es una de las fortalezas románicas mejor conservadas de toda Europa. Se levantó en el siglo XI en un promontorio rocoso que hace de cimientos, dándole una mayor robustez. Y a ello se sumó la construcción de una recia muralla en el siglo XIII. No hay que perderse la cripta ni la iglesia del castillo.

7. Claustro del monasterio de Santo Domingo de Silos, Burgos

Clustro de Santo Domingo de Silos
Claustro de Santo Domingo de Silos – Lorenzo Martín Iglesias / Flickr.com

En el siglo XI se construyó en Silos un monasterio románico sobre las ruinas de otro que Almanzor había arrasado. Pero este tampoco sobreviviría, ya que se derribó en el siglo XVIII para construir el que hoy se puede visitar. Sí se conserva el claustro del viejo monasterio. Los bajorrelieves y los capiteles que rematan las columnas son de una delicadeza y una belleza únicas.

8. Monasterio de Cardona, Barcelona

Cripta de San Vicente de Cardona
San Vicente de Cardona – Josep Renalias / commons.wikimedia.org

Se construyó a principios del siglo XI dentro del recinto del castillo de Cardona. Una iglesia de planta basilical y tres naves que destaca por sus dimensiones y sus cuidadas proporciones. Bajo el presbiterio se puede visitar la cripta. Uno de los conjuntos más bellos y mejor conservados del románico catalán.

9. Colegiata de Toro, Zamora

colegiata de Toro
Colegiata de Toro- Alberto / Flickr.com

En este precioso templo trabajaron varios arquitectos, y eso se deja notar en su estructura, caracterizadaa por sus diferentes volúmenes. Pero vamos a destacar un elemento: su portada septentrional, una de las más bellamente decoradas del románico zamorano. El cimborrio sigue el ejemplo del ya mencionado de la catedral de Zamora.

10. Basílica de San Vicente, Ávila

Iglesia de San Vicente en Ávila
Iglesia de San Vicente – Graeme Churchard / Flickr.com

Podríamos hablar de las murallas, también románicas, pero nos vamos a centrar en este bello templo situado extramuros. Un templo que comenzó a levantarse en el siglo XII, aunque algunos de sus elementos, como la galería porticada, se construirían siglos más tarde. Uno de sus elementos característicos es la piedra con la que se construyó, una arenisca de tonos amarillos pero con unas peculiares vetas rojizas.

Fotografía de portada: Santiago López-Pastor / Flickr.com

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar