Conoce el Valle del Boí

Adrián Pérez 11 noviembre, 2015

La Vall de Boí en catalán es un hermoso lugar donde vale la pena perderse entre sus valles, sierras y ríos. Tiene además un tesoro en forma de maravillosas iglesias románicas. La localidad más importante es Barruera y es un lugar fantástico para pasar unos días mágicos y tranquilos. Conoce el Valle del Boi ¡Y comienza a preparar las maletas para ir hasta allí!

Valle del Boí: entre picos, lagos e iglesias

En un mismo viaje puedes disfrutar de aguas termales, esquiar en plenos Pirineos, hacer senderismo por un parque nacional y aprender sobre historia. ¿A qué te has cansado con solo leerlo? En el Valle del Boí son tantas las actividades disponibles que no sabrás que elegir.

Se trata de un verdadero paraíso para los amantes de los deportes y del ecoturismo. Aquellos que buscan un poco más de tranquilidad la pueden encontrar en sus albergues y posadas o en las casi 40 piscinas termales a 1500 metros de altura. Es un destino perfecto para ir en familia ya que siempre habrá algo para hacer acorde a los gustos de cada uno.

Sant Climent de Taull en el valle del Boí
Sant Climent de Taull – Guillem Calatrava

¿Te gustan las fiestas regionales y tradiciones ancestrales? En el Valle del Boí se celebran las denominadas “fallas” ,las fiestas tradicionales del fuego.

Y aún hay más… las vistas y paisajes son realmente impresionantes. Subir a lo más alto de las montañas te hará pensar que estás tocando el cielo con las manos. La naturaleza se expresa también en cada rincón con varios hermosos lagos.

Para los que no pueden concebir unas vacaciones sin aprender de historia o arquitectura, en esta región se encuentran 9 iglesias románicas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

¡No te mentimos cuando dijimos que el Valle del Bohí lo tiene todo!

4 imperdibles del Valle de Boí

Con semejante presentación puede que pienses que para visitar cada atractivo y realizar todas las actividades necesitas quedarte a vivir en el valle del Boí (podría ser una excelente idea si quieres escapar del bullicio de la ciudad). Por ello te contamos cuáles son los lugares imprescindibles en un viaje por esta hermosa región catalana.

Conjunto románico

Iglesia de Sant Joan de Boí en el Valle del Boí
Iglesia de Sant Joan de Boí – Sasha64f

Es sin duda un lugar maravilloso por varias razones, pero la más importante es que en un territorio reducido se congregan 9  bellas iglesias con el mismo estilo arquitectónico. Se han podido conservar a pesar del paso del tiempo gracias al aislamiento sin igual que les ofrece el valle.

Este conjunto románico data de los siglos XI y XII y está construido en piedra con campanarios de torre, bandas lombardas y arcos ciegos. Se las puede recorrer en un paseo de algunas horas.

Parque Nacional Aigüestortes

Parque Nacional de Aigüestortes en el Valle del Boí
Parque Nacional de Aigüestortes – Lenar Musin

Es la única reserva de Cataluña con cumbres por encima de los 3.000 metros. Además, cuenta con 200 estanques naturales, cascadas, barrancos, ciénagas, lagos y ríos.

“La primera condición del paisaje es su capacidad de decir casi todo sin una sola palabra.”

-Konrad Lorenz-

Emplazado en pleno centro de los Pirineos nos permite conocer el típico ecosistema de alta montaña. Tiene actividades todo el año, desde paseos con raquetas de nieve a jornadas naturalistas en verano.

Boí-Taull Resort

Montañas nevadas en el Valle del Boí
Valle-del-Boí – Juan G. Aunion

Se trata de la estación de esquí más alta de los Pirineos, ubicada en Lleida. La cota máxima se localiza a 2.751 metros y la mínima a 2.020 metros. La nieve es de excelente calidad debido a su posición norte. Las instalaciones son de primer nivel y su snowpark es de los más completos de la cadena montañosa.

Balneario de Caldes de Boí

Vista del pueblo de Durro en el Valle del Boí
Durro – Alberto Loyo

¿Sabías que este complejo termal aparece en el Libro Guiness de los récords? La distinción se debe a que es el balneario con mayor variedad de aguas. En total tiene 37 fuentes con propiedades medicinales a diferentes temperaturas y con diversas composiciones.

Sirven para aliviar problemas de salud como por ejemplo enfermedades respiratorias, reumatológicas, neurológicas y dermatológicas. Llama la atención que el balneario se localiza a 1.500 metros de altura y tiene piscinas para niños y adultos. Las temperaturas de las fuentes oscilan entre los 4° y los 56°C.

Durante tu estancia en el Valle del Boí puedes degustar platos típicos de su gastronomía de alta montaña. Las setas, la ternera y el cordero son grandes protagonistas de los menús.

¿Aún no has hecho las maletas para viajar a este hermoso lugar catalán? ¿A qué esperas?

Te puede gustar