Albacete, la Nueva York de Castilla-La Mancha

Adrián Pérez 12 enero, 2016

Albacete es una provincia española con orígenes árabes y dominada por los andaluces durante años. Su capital se hizo más importante en el siglo pasado y hoy la podemos visitar para conocer su grandiosa historia. ¿Quieres recorrer la Nueva York de Castilla-La Mancha? ¡Entonces no te pierdas este artículo sobre la preciosa Albacete!

¿La Nueva York de la Mancha?

Esta extraña denominación tiene que ver con la comparación que hizo un escritor a finales del siglo XIX. Azorín se refirió a Albacete de esta manera debido a su gran población, la toponomía popular y, sobre todo, por su modernidad y progreso en relación a otras ciudades españolas.

Museo de la Cuchillería de Albacete
Museo de la Cuchillería – Chowdon / commons.wikimedia.org

Los altos edificios, las majestuosas fábricas y el potente alumbrado público dieron al novelista la sensación de estar en pleno Nueva York.

“Frío y llanura; laderas rasas. Frío y navajas de Albacete. Albacete, que arranca a un río fuerzas colosales. Maquinismo, modernidad de Albacete. Derroche de luz eléctrica en Albacete. En la noche, un enorme halo resplandeciente sobre la ciudad. Nueva York; todo a máquina, todo con máquina.”

-Fragmento de “Albacete, Nueva York de la Mancha”, de Azorín-

Ocio, ferias y fiestas en Albacete

La primera ciudad de España con alumbrado público (en 1888) nos sorprende en cualquier momento del año. Si quieres disfrutar de la juerga nocturna puedes ir a las zonas de Los Titis o El Campus.

Las fiestas tradicionales son moneda corriente en Albacete. Por ejemplo, a principios de septiembre se celebra La feria en honor a la Virgen de los Llanos y no te puedes perder el carnaval o la Semana Santa local, a la que asiste mucha gente.

¿Quieres algo más relacionado a las artes? ¡También lo encontrarás en la Nueva York de Castilla! Desde un festival de circo a uno de artes plásticas pasando por uno de cine y otro de artes escénicas.

Principales atractivos de Albacete

Si justo llegas a la ciudad un fin de semana cuando no hay ninguna fiesta o festival o, además de ello quieres recorrer sus alrededores, te recomendamos que conozcas:

Casco antiguo

El pasaje de Lodares es una postal típica de Albacete. Se construyó a imagen y semejanza de las galerías comerciales italianas. Está cubierto con hierro y cristal y une las calles Mayor y del Tinte. En su interior se ven figuras en honor a la industria, las artes poéticas y las artes liberales, incluso una estatua del dios del comercio, Mercurio.

Catedral de Albacete
Catedral de Albacete – Migel

También puedes conocer la catedral, de estilos renacentista y barroco, cuya construcción data del siglo XVI. Tiene una capilla dedicada a la Virgen de los Llanos y una bóveda con pinturas murales.

Para terminar el recorrido no te pierdas el Teatro Circo, inaugurado en 1887 y con una capacidad para mil personas. El edificio es de estilo mudéjar y fue reformado varias veces. Hoy en día se presentan varios espectáculos.

Puerta de Hierros

Es la entrada principal al recinto ferial. Aunque no haya ningún evento te aconsejamos que des una vuelta por allí. Está ubicada en el barrio Feria y tiene 36 metros de largo por 25 de alto. Es uno de los símbolos de la ciudad. Todos los 7 de septiembre el alcalde abre la puerta construida en 1783 para inaugurar oficialmente la Feria de Albacete.

Parque Abelardo Sánchez

Es el más grande espacio verde de la ciudad, con 12 hectáreas de extensión. Es además el segundo más antiguo de la zona (tras el parque de los Jardinillos) y todos lo conocen simplemente como “el parque”.

Parque Abelardo Sánchez de Albacete
Parque Abelardo Sánchez – Guillem Ferran

Fue construido en 1910 y el nombre se debe al alcalde encargado del proyecto, que incluía plantar 12.000 pinos. En el centro del parque hay dos paseos arbolados, varias fuentes, un estanque de cisnes y fuentes.

 Balneario Baños de la Concepción

Un ejemplo de cómo eran las casonas y ventas de manchega en la antigüedad. Este sitio además fue reconocido por las propiedades del agua termal en el siglo XVIII, al ser bicarbonatadas y manar a casi 30°C. Sirven para personas con problemas de reuma, artrosis, várices y bronquitis.

Está ubicado en el valle del río Cabriel, a las afueras de Albacete. ¡Por supuesto que vale la pena el viaje hasta allí! En la zona hay otros balnearios para que puedas disfrutar en familia.

Calares del Río Mundo y de la Sima

Río Mundo en Albacete
Río Mundo, Albacete – mlorente

Es un parque natural rico en patrimonio geológico y paisajístico. Las cabras montesas son las principales protagonistas y, junto a las aves rapaces y la flora típica, forman un espectáculo maravilloso.

Entre los puntos de interés están el complejo Cueva de los Chorros, con 85 cavidades para explorar, la Cañada de los Mojones y la Sierra del Cujón.

Te puede gustar