8 monumentos de Dubrovnik que no te debes perder

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 22 mayo, 2019
La riqueza monumental de Dubrovnik es espectacular. Una ciudad que, por su belleza, recibe el sobrenombre de Perla del Adriático.

El patrimonio histórico y artístico de esta ciudad croata es abrumador. De hecho, es conocida como la Perla del Adriático y se ha convertido en un destino turístico de primer orden. Cada día pasan por aquí miles de visitantes atraídos por la historia y belleza de los principales monumentos de Dubrovnik. De ellos os vamos a hablar a continuación.

Apuntes sobre la historia de Dubrovnik

Vista de la ciudad

La historia de la ciudad está relacionada con su ubicación como importante puerto del mar Adriático. Por aquí han pasado todas las grandes civilizaciones del Mediterráneo y de la Europa del Este. Es decir, ha sido ocupada por bizantinos, venecianos, austrohúngaros o turcos. Y cada uno de esos pueblos ha dejado su impronta en el patrimonio de Dubrovnik.

Pero no todas las huellas históricas son en forma de arte o monumentos. También ha pasado tiempos muy convulsos. Los últimos tuvieron lugar hace no muchos años, durante la guerra de los Balcanes.

En 1991 la urbe fue bombardeada de forma masiva y destruida en gran parte. Sin embargo, pronto se emprendió su reconstrucción y hoy vive un periodo de esplendor turístico, como toda Croacia, atrayendo a visitantes que quieren descubrir sus principales monumentos.

Monumentos de Dubrovnik imprescindibles

1. Las murallas

Murallas de la ciudad

Sin duda, uno de los elementos del patrimonio de Dubrovnik que más llama la atención son las murallas que cercan todo su recinto histórico. Es un amurallamiento iniciado en el siglo X. Todavía se mantiene en pie, si bien se ha prolongado y modificando con el paso de los siglos hasta configurar un conjunto de casi dos kilómetros.

Una actividad imprescindible es recorrer esos dos kilómetros por la parte alta de las murallas. Se va siguiendo todo su trazado en un sube y baja continuo que, por momentos, alcanza los 25 metros de altura. Además, se pasa por las 16 torres que jalonan su recorrido. Como decimos, es imprescindible.

2. Puerta de Pile

Puerta de Pile, uno delos monumentos de Dubrovnik

Hay varios puntos para comenzar ese recorrido por las murallas de Dubrovnik, pero uno de los más habituales es la monumental Puerta de Pile, abierta entre los siglos XIV y XV. Es una puerta que da acceso a la principal vía de la ciudad antigua. Una larga calle peatonal conocida como Stradum o Placa.

3. Fuente de Onofrio

Fuente de Onofrio en Dubrovnik

Esa vía de Placa atesora muchos de los monumentos de la ciudad croata. Os los citaremos más adelante. Pero el primero del que os queremos hablar es esta fuente escultural. Es una fuente de forma circular y con 16 chorros de agua que fluyen desde el año 1438, cuando se creó este abastecimiento de agua potable para los habitantes de Dubrovnik.

4. Palacio Sponza, uno de los grandes monumentos de Dubrovnik

Palacio Sponza de Dubrovnik

En el otro extremo de Placa, tras un agradable paseo entre palacios y casonas, llegamos a la plaza Luza. Aquí se levanta, por ejemplo, el Palacio Sponza, del siglo XVI. Es una obra admirable por su fachada, que mezcla el gótico y el arte renacentista. También merece la pena adentrarse en su interior para descubrir la Sala Conmemorativa de los Defensores y los Archivos del Estado.

5. Iglesia de San Blas

Iglesia de San Blas de Dubrovnik

Muy cerca de ese palacio del Renacimiento encontramos una iglesia barroca. Es la de San Blas, el patrón de la ciudad y cuya figura ya nos recibe en la citada Puerta de Pile. Es un templo que se levantó en el siglo XVIII, aunque en realidad ya había aquí una iglesia románica. Si bien, la actual es una clara herencia del arte veneciano en Dubrovnik.

6. La catedral

Catedral de la ciudad

De la misma época es la catedral de la Asunción, donde, por cierto, se veneran las reliquias de San Blas. También aquí hubo una iglesia románica anterior, pero se vino abajo tras sucesivos terremotos en el siglo XVII. Por eso, a comienzos de la centuria siguiente, se construyó en un estilo barroco de raíz italiano. De hecho, hasta su arquitecto era del país transalpino.

7. Monasterios Dominico y Franciscano

Farmacia del monasterio franciscano de Dubrovnik

Para acabar con las joyas de la arquitectura religiosa de Dubrovnik, tenemos que nombrar los dos monasterios que se encuentran en el centro de la ciudad. Ambos son visitables, tanto sus iglesias como sus claustros. Pero si visitáis el franciscano, os encontraréis con una de las farmacias más antiguas del mundo, ya que hunde sus orígenes en el siglo XIV.

8. Monumentos de Dubrovnik únicos: Palacio del Rector

Palacio del Rector

Podríamos seguir y seguir hablando de los monumentos de Dubrovnik, pero vamos acabar en el Palacio del Rector. Aquí vivieron los gobernadores de esta urbe, que llegó a ser la república independiente de Ragusa. Y gran parte de esa historia la podemos conocer en el museo que hoy alberga en su interior.

Sin duda, es un sitio excelente para empaparse de toda la riqueza de Dubrovnik. Una ciudad que no te debes perder y a la que te recomendamos llegar por mar, como hacen numerosos cruceros que navegan por el Mediterráneo.

  • Murallas de Dubrovnik. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 22 de mayo de 2018 de https://es.wikipedia.org/wiki/Murallas_de_Dubrovnik