6 lugares que no debes perderte en Kumamoto, Japón

Patricia Hernández · 27 abril, 2019
Su castillo es uno de los más importantes de Japón. Además, Kumamoto cuenta con interesantes museos y espacios naturales.

Kumamoto, en Japón, es una ciudad señorial que vivió unos siglos esplendorosos y que cuenta con numerosos encantos. Aunque los terremotos de 2016 causaron grandes destrozos, sigue siendo una ciudad que merece la pena descubrir. Te contamos todo lo que puedes hacer en ella. ¿Nos acompañas?

1. El castillo de Kumamoto

Castillo de Kumamoto ante de los terremotos
Castillo de Kumamoto ante de los terremotos

Cualquier viaje a la ciudad debe incluir la contemplación de su mayor símbolo, su castillo. Cierto es que los seísmos causaron importantes daños en él, pero los trabajos de reconstrucción se iniciaron muy poco después.

Quizá lleve años conseguir que recupere su belleza original, pero no hay que olvidar que está considerado como uno de los tres mejores castillos de Japón, junto con el de Nagoya y el de Osaka. Por eso, y aunque sea desde el exterior y envuelto en obras, merece la pena contemplarlo.

Su origen se remonta a finales del siglo XV aunque con posterioridad sufrió expansiones mayores hasta convertirse en un castillo de grandes dimensiones extremadamente fortificado. No obstante, esto no evitó que fuera asediado, saqueado e incendiado durante la rebelión de Satsuma, una revuelta de exsamuráis.

2. El jardín Suizenji-jojuen

Jardines de Suizenji-jojuen en Kumamoto
Jardines de Suizenji-jojuen

Es un ejemplo de la maestría paisajista de los jardineros nipones. Se trata de un parque grande y abierto que se puede recorrer siguiendo un sendero de trazado circular. En él se reproducen las 53 estaciones que componen la ruta de Tokaido, una antigua ruta del periodo Edo que incluye el mismísimo Monte Fuji.

En el lugar también destacan el santuario de Izumi-jinja, donde se celebran bodas sintoístas; el gran estanque, que representa el océano; o el salón de té Kokin-Denju, originario del famoso jardín Ratsura Rikyu de Kioto.

3. El Museo de Bellas Artes de la Prefectura de Kumamoto

Alberga obras de muy diversa índole. Aquí encontrarás trabajos antiguos y contemporáneos, japoneses y occidentales. El museo alberga obras de Renoir, Rembrandt, Gauguin, Picasso o Rodin. La colección se completa con grabados, esculturas, caligrafías antiguas y con reproducciones de tumbas decoradas descubiertas en la prefectura.

Muy cerca se encuentra el Centro de Arte Popular de la Prefectura de Kumamoto. En él se pueden contemplar una gran variedad de objetos artesanales y arte popular en madera, cerámica o bambú. También cubiertos o marquetería de estilo higo, típico de Kumamoto.

4. El Museo de Arte de Shimada

Estatua de Miyamoto Musashi
Estatua de Miyamoto Musashi – Chris Taylor / Flickr.com

Uno de los distintivos de la historia, la cultura y las tradiciones japonesas es todo lo que tiene que ver con los samuráis. Pues bien, en este museo descubrirás infinidad de objetos relacionados con la historia de la cultura samurái en la región de Kumamoto.

De todos los fondos que se exhiben destacan las armas y los artículos que pertenecieron a Miyamoto Musashi. Este fue uno de los más famosos guerreros del Japón feudal. Es también protagonista del siguiente lugar que vamos a visitar en Kumamoto.

5. La cueva de Reigandō

Es famosa por haber sido el hogar temporal del rōnin ​Miyamoto Musashi, que acabamos de mencionar. En ella pasó sus últimos meses, meditando y escribiendo el tratado sobre artes marciales titulado El libro de los cinco anillos. 

Muy cerca de esta cueva se encuentra el Gohyaku Rakan, donde hay más de 500 estatuas de piedra de los discípulos de Buda. Cada una de ellas presenta una expresión única, por lo que es imposible dar con dos que sean iguales.

6. La Residencia Hosokawa

Residencia Hosokawa
Residencia Hosokawa – TANAKA Juuyoh / Flickr.com

Es una muestra de la típica mansión de un samurái de alto rango del período Edo y fue la antigua residencia de la familia Hosokawa. Su origen se remonta al año 1678, aunque en 1873 el edificio se trasladó del vecindario Higashikokai machi al parque del castillo.

En su interior se pueden visitar las habitaciones, que fueron fielmente restauradas en los años noventa, o descubrir diversos objetos de interés del clan Hosokawa en la oficina, cocina y dormitorio. Algunos ejemplos son los juegos de mesa, las conchas pintadas, los servicios de té o los peines lacados.

Como ves, Kumamoto es una ciudad que, a pesar de la destrucción de los últimos terremotos, merece la pena visitar. Y, si además de la ciudad quieres descubrir la naturaleza que la rodea, visita el monte Aso, un volcán activo que te va a sorprender.

  • Terremoto de Kumamoto de 2016. (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 27 de abril de 2019 en https://es.wikipedia.org/wiki/Terremoto_de_Kumamoto_de_2016