Conocemos Zumaia y su extraordinaria Ruta del Flysch

· 24 junio, 2016

Zumaia se encuentra en una hermosa bahía donde convergen los ríos Urola y Narrondo, uno de los tramos más bellos del litoral guipuzcoano. Está rodeada de verdes montañas que descienden hasta el mar en forma de abruptos acantilados, que reciben el nombre de “flysch”. Conozcamos los encantos de Zumaia

Zumaia es sinónimo de su famoso flysch, que son secuencias de estratos que parecen grandes milhojas. En ellos se alternan capas de material duro como calizas y areniscas y blandos como margas y rocas arcillosas. Así, las hojas del flysch entran al mar como un enorme costillar de roca que, además de su importancia geológica, transmite asombro y belleza.

Flysch en Zumaia
Flysch en Zumaia – Jesus Keller

Estas formaciones son el resultado de millones de años de la acción continua del mar en los estratos geológicos de la costa occidental de Guipúzcoa, formando unos espectaculares acantilados que actualmente son un tesoro nacional.

La encantadora Zumaia

Pero Zumaia no es solo flysch, esta villa costera cuenta con muchos atractivos, playas encantadoras, un casco histórico muy interesante, un moderno puerto deportivo y una oferta hostelera, perfecta para los viajeros que quieran pernoctar en la Ruta del Flysch.

Casco histórico

El casco histórico de este encantador pueblo muestra aún su trazado medieval. En él se impone la parroquia de San Pedro, una iglesia gótica del siglo XIII que se eleva sobre el resto de edificaciones como una formidable construcción de piedra.

Iglesia de San Pedro en Zumaia
Iglesia de San Pedro – Alberto Loyo

La iglesia es parecida a una fortaleza y sin muchos elementos decorativos en su exterior. Está compuesta por una nave y en su interior destaca un retablo de Juan de Antxieta. Es uno de los espacios góticos más bellos de Euskadi, declarado monumento nacional.

En las callejuelas estrechas y empinadas del casco histórico nos encontraremos con edificios de interés como los palacios Zumaia y Ubillos y las casas Olazábal y Goikotorre.

Las playas de Zumaia

Itzurum

La playa de Itzurun es la más cercana al casco histórico de la villa. Es muy visitada por quienes practican el turismo de salud, ya que sus aguas tienen alta concentración de yodo, lo que le confiere propiedades beneficiosas para el organismo.

Ermita de San Temo en Zumaia
Ermita de San Temo – nikjon

Está abierta al mar Cantábrico y bajo la protección de la ermita de San Telmo, tiene de 270 metros de largo y 75 metros de ancho. Su valor biológico, geológico y paisajístico la hizo merecedora de ser incluida en el Biotopo Protegido Deba-Zumaia.

Santiago

La playa de Santiago, se encuentra en el extremo oriental de Zumaia, junto a las marismas que forma el río Urola en su desembocadura. Es compartida por los municipios de Zumaia y Getaria y tiene una longitud de 350 metros con una anchura media de 175 metros.

Esta hermosa playa queda cerca del Museo Zuloaga, que antes fue la casa-taller del conocido pintor eibarrés, capilla y antigua hospedería del Camino de Santiago, donde se alberga parte de su colección.

Algorri

Flysch en Zumaia
Flysch en Zumaia – Natursports

Se encuentra al oeste de la playa de Itzurun y es una cala pequeña pero encantadora. Tiene poca arena y las rocas dominan su superficie. Es el lugar perfecto para observar la rasa mareal, plataforma de roca que aparece cuando el mar se retira y que es testigo del rápido retroceso que experimentan los acantilados.

El Flysch

Los espectaculares acantilados son visita obligada en Zumaia. A lo largo de 50 millones de años, los movimientos de la tierra que se dieron en el cretácico, hicieron que muchos de esos estratos que se encontraban de forma horizontal, hoy en día estén de forma vertical, formando los espectaculares acantilados, que además brindan vistas impresionantes.

Costa de Zumaia
Costa de Zumaia – LianeM

Estas formaciones rocosas con gran importancia geológica pueden visitarse iniciando un recorrido desde la playa de Itzurun hasta Deba. En este precioso recorrido puedes contemplar las caprichosas formas que se alzan sobre el mar.

En la marea baja queda al descubierto el flysch, las milhojas de roca que impresionan a todos. Además en estos estratos se pueden observar huellas fósiles de ammonites y otros invertebrados producidas durante su formación. Se organizan excursiones para contemplar de cerca este bello paraje, como la famosa Ruta del Flysch.

“En todas las cosas de la naturaleza hay algo de lo maravilloso.”

-Aristóteles-

Como vemos, Zumaia es un pueblo encantador, donde, además de conocer el impresionante flysch, también podrás disfrutar de playas encantadoras y rincones de interés. No te lo puedes perder.