Las 5 mejores zonas para alojarse en Bilbao

Elena Blanco 8 septiembre, 2017

Bilbao es una interesante ciudad del País Vasco. Aunque la imagen que se nos viene a la cabeza al hablar de ella es el imponente Guggenheim, lo cierto es que tiene una gran oferta cultural que se adapta a todos los viajeros que allí llegan. Y también existen infinidad de posibilidades a la hora de alojarse en Bilbao. Queremos ayudarte a elegir explicándote algunos aspectos de sus zonas más conocidas.

¿Dónde alojarse en Bilbao?

Bilbao es una ciudad muy segura y cuenta con una gran oferta hotelera, por lo que encontrar un alojamiento que se adapte a tus necesidades no será demasiado complicado. Vamos a hacer un breve recorrido por la ciudad para que la conozcas y puedas elegir la zona que más te guste, según lo que estés buscando.

1. Casco Viejo

Casco Viejo de Bilbao
Casco Viejo – Pocholo Calapre

Dentro del Casco Viejo destaca el distrito de Ibaiondo, con los barrios de Atxurio (uno de los barrios más antiguos de la ciudad) y Bilbao la Vieja, una zona muy atractiva por los numerosos comercios de arte y salas de exposición que encontrarás allí.

Esta es la opción preferida por los turistas, principalmente por ser el verdadero centro de Bilbao y por ser la parte más antigua de la ciudad. Al recibir tantos visitantes, hay una grandísima oferta hotelera, que se adapta a todos los bolsillos.

Además, esta es la zona con más ambiente por las noches. Por ello, si durante tu viaje quieres conocer la noche bilbaína, esta será tu mejor opción.

2. Abando

Museo Guggenheim de Bilbao
Museo Guggenheim de Bilbao – thierry llansades / Flickr.com

Esta es también una opción muy escogida por los viajeros por su cercanía con el centro. Es la parte más moderna, urbana y turística de la ciudad, además de una de las más seguras (teniendo en cuenta que Bilbao es muy tranquila).

Abando nos ofrece multitud de hostales, hoteles, apartamentos, restaurantes y locales para disfrutar la vida nocturna. Dentro de los límites del distrito nos encontramos, entre otros muchos lugares reseñables, con el Museo Guggenheim, el Palacio Euskalduna o el puente Zubizuri, que une las dos márgenes de la ría.

3. Begoña

Basílica de Nuestra Señora de Begoña – Alfa.Alfa / commons.wikimedia.org

Este distrito es muy recomendable para alojarse en Bilbao por estar muy cerca del centro. Aunque hay que tener en cuenta que esta es la zona alta de la ciudad. ¿Qué significa? Que deberás subir cuestas y escaleras. Claro, que queda la opción de los ascensores y el transporte público. Tú decides.

A cambio, en esta zona encontrarás lugares de interés, como la Basílica de Nuestra Señora de Begoña. Es un precioso templo dedicado a la patrona de Vizcaya que comenzó a construirse en el siglo XVI.

4. Deusto

Puente Euskalduna en Bilbao
Puente Euskalduna – alvar astúlez / Flickr.com

El distrito de Deusto es el primero de Bilbao y ofrece una gran cantidad de atracciones turísticas, como el puente Euskalduna. Dentro de esta zona destacan el barrio de San Pedro de Deusto, cercano a la ría de Bilbao y al centro, y el de San Ignacio, más residencial y tranquilo.

Este distrito, en general, es mucho más apacible y menos frecuentado por turistas, por lo que será una buena opción si queremos alojarnos cerca del centro, pero viviendo el ambiente más de barrio de Bilbao.

5. Getxo, Portugalete, Plentzia o Sopelana

Getxo, una alternativa para alojarse en Bilbao
Getxo – Mimadeo

Estos son pueblos cercanos a Bilbao que nos ofrecen otras ventajas que la ciudad no nos da. Son zonas más tranquilas y familiares, donde disfrutar de la playa, de deportes como el surf y de actividades al aire libre en general. Por ello es una muy buena opción si se viaja con niños.

Además, si queremos visitar el centro de la ciudad estaremos allí en apenas 20 o 30 minutos en transporte público. Otro punto a favor de esta zona es el coste de la estancia, más barata de lo que supone alojarse en Bilbao.

“Los viajes son fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de miras.”

-Mark Twain-

Como decíamos, la oferta hotelera de la ciudad es muy flexible. Solo necesitáis saber cuál es vuestro presupuesto y el objetivo de vuestro viaje. Os aseguramos que esto último es lo más complicado, porque la ciudad ofrece mil y un planes diferentes.

Te puede gustar