Un fin de semana ideal en Bilbao

Al norte de España y una de las principales ciudades del País Vasco, Bilbao ofrece tanto para hacer que un fin de semana te parecerá muy poco tiempo. ¡Una excelente excusa para regresar! Aunque el Museo Guggenheim sea lo más destacado del territorio bilbaíno… déjate sorprender con las cientos de atracciones que tiene para ti.

Primer día en Bilbao

Antes de comenzar has de saber que para conocer Bilbao en un fin de semana… ¡tienes que caminar bastante! Por lo tanto lleva ropa cómoda, ten un mapa a mano y que comience la aventura. Para el primer día te recomendamos el siguiente recorrido:

Ayuntamiento de Bilbao
Ayuntamiento de Bilbao – Jarno Gonzalez Zarraonandia

El tour empieza por el Casco o Ciudad Vieja, donde se encuentran todos los edificios históricos, emplazados entre callejuelas estrechas y antiguas plazas. Para llegar hasta allí puedes tomar el metro (líneas 1 y 2) o el tren (estación Puente del Arenal). Destacan las iglesias de San Nicolás y de los Santos Juanes, la catedral de Santiago y la Plaza Nueva.

Siguiendo hacia el río Nervión te toparás con el estuario. Si caminas por la orilla desembocarás en sitios muy interesantes como la Universidad de Deusto y el Ayuntamiento. Desde el Puente de Arenal en dirección al Museo Guggenheim pasarás por 3 puentes: del Ayuntamiento, de Zubizuri y de los Príncipes.

Museo Guggenheim de Bilbao
Museo Guggenheim de Bilbao – thierry llansades / Flickr.com

¡Y has llegado al principal atractivo turístico de Bilbao! Este centro de arte contemporáneo inaugurado en el año 1997 es de los más visitados no solo de España sino también de Europa. Nada más llegar te llamará la atención el diseño del edificio. Ya en su interior podrás ver variadas exposiciones (procedentes del museo homónimo ubicado en Nueva York) tanto temporales como permanente. Las salas reúnen objetos de arte local, nacional e internacional.

Cuando hayas cumplido con tu deber de visitar este museo podrás continuar tu recorrido: cerca de allí está el parque de Doña Casilda, perfecto para descansar un poco los pies y respirar aire puro. A pocas calles está el Palacio de Congresos Euskalduna.

¿Has recargado las energías? Entonces sigue un poco más, ya con el atardecer en el cielo, y pasea por la Gran Vía de Bilbao (o avenida Don Diego López de Haro). Tiene 1,5 kilómetros de extensión y además de oficinas ofrece tiendas, cafeterías y restaurantes.

Segundo día en Bilbao

Tras unas buenas horas de sueño y un rico desayuno te espera todo un día de recorrido en las afueras de Bilbao. A solo 30 minutos del centro se ubica Getxo, fácilmente accesible gracias a la línea 1 de metro (hasta las estaciones Bidezabal y Algorta). El hermoso paisaje playero en la desembocadura del río Nervión es el principal atractivo, así como también el puerto donde se come más que bien.

Playa de Getxo en Bilbao
Playa de Getxo – Mimadeo

Si no te quedas todo el día en Getxo te recomendamos que te dirijas hasta la otra orilla del Nervión, donde se ubican las localidades de Santurtzi y Portugalete. ¿Cómo? Atravesando el puente colgante. De regreso al centro de la ciudad, unos buenos pintxos en los Jardines de Albia (en la calle Ledesma) o un variado picoteo por la calle García Rivero.

“Solo los apasionados llevan a cabo obras verdaderamente duraderas y fecundas.”

-Miguel de Unamuno-

Alternativa para el segundo día en Bilbao

Si no quieres salir del centro de la ciudad o no te gusta mucho la playa y la tranquilidad puedes elegir visitar estos sitios:

En el estadio de fútbol de San Mamés no solo se practica este deporte, sino que también cuenta con instalaciones para otras disciplinas. Es, a su vez, un recinto para conciertos. Desde allí podrás ver el muelle Ramón de la Sota y el puente Euskalduna. Si atraviesas este último podrás visitar el palacio homónimo, un centro de espectáculos y convenciones, sede de la orquesta sinfónica de Bilbao.

Parque dela Casa de la Misericordia en Bilbao
Parque dela Casa de la Misericordia – Mónica / Flickr.com

Para terminar la tarde, visita la Santa y Real Casa de la Misericordia, fundada en 1774 con el objetivo de asistir a los más necesitados. Está en la parte antigua de la ciudad y cuenta con jardines de estilo romántico repletos de árboles centenarios de 40 especies diferentes. Es de acceso libre durante el día.

¿Te imaginabas tantas atracciones en Bilbao? ¡No es solo un grandioso museo! Pasa un fin de semana en esta ciudad y quedarás encantado con ella.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar