Bilbao: tradición y vanguardia

Adrián Pérez 29 enero, 2017

Bilbao no deja indiferente a nadie. Es una ciudad que ha sabido mezclar la cultura vasca tradicional con una nueva percepción del futuro. Es la cara moderna del País Vasco y seduce, por muchas razones, a los amantes del diseño, la cultura y el arte. Vamos hasta Bilbao a disfrutar de su vibrante personalidad. ¿Nos acompañas?

Bilbao, tradiciones, innovación y creatividad

Bilbao es la ciudad más grande del País Vasco y es la más turística y cosmopolita de la región. Para entender por qué Bilbao es una de las ciudades más modernas de España, vamos a conocer antes algo de su historia.

Originalmente, era un pueblo medieval al que se le otorgó el título de “villa” en el año 1300. En 1511 se creó el Consulado de Bilbao y se convirtió en una villa mercantil. 

Vista de Bilbao
Bilbao – Noradoa / Shutterstock.com

Trescientos años más tarde, Bilbao se transformó en una villa industrial. Con la creación del primer alto horno llegó  la Revolución Industrial, en 1850. A partir de ese momento, la economía se centra en la siderurgia y la actividad naval.

Esta falta de diversificación de actividades productivas llevó a Bilbao a una crisis industrial en 1975. De allí nace la necesidad de cambiar la estructura económica de la ciudad con nuevas e innovadoras fórmulas que pudieran crear empleos y desarrollo a la región.

Esta antigua urbe industrial se transformó en una ciudad de negocios, de servicios, turismo, etc. Es esta la ciudad que hoy cuenta con edificaciones de arquitectura moderna, que son símbolo de innovación y vanguardia, ganándose una merecida fama que la colocan en el mapa internacional.

“Está bien tener un final para un viaje, pero al final, es el viaje lo que importa.”

– Ernest Hemingway “

Qué no perderse en Bilbao

1. El Museo Guggenheim

Sin duda, es la principal atracción de la ciudad. Fue diseñado por el afamado arquitecto Frank Gehry y está abierto al público desde 1997. El diseño de esta estructura de arquitectura contemporánea ha sido elogiada por el público y por los críticos expertos.

Entorno del Guggenheim en Bilbao
Museo Guggenheim- Andrea Ciambra / Flickr.com

La edificación está cubierta por paneles de titanio curvos que dan la idea de ser curvas orgánicas. El objetivo de estos paneles es que puedan capturar la luz, por esta razón es toma una apariencia diferente durante la noche con el reflejo de las luces de la ciudad.

Desde el río, el Guggenheim parece un barco y los paneles de titanio semejan las escamas de los peces. Esta característica fue plasmada en honor al río que ha sido importante en el desarrollo económico de Bilbao.

Frente al museo encontramos una plaza con una enorme escultura en forma de perro. Esta cubierta por flores frescas y fue diseñada por el artista Jeff Koons. Los bilbaínos la han apodado “Puppy”, y es para ellos la mascota de la ciudad. Y explican, con mucho orgullo, que el edificio detrás del perro es simplemente la caseta de su querida mascota.

2. Casco Viejo de Bilbao

Es también conocido como “las 7 calles” o, en euskera “Zazpi Kaleak”. Estas 7 calles eran las que formaban originalmente el poblado medieval de Bilbao. Actualmente, es la zona más tradicional y pintoresca de la ciudad. Cuenta con calles peatonales estrechas que están llenas de bares y restaurantes que ofrecen lo mejor de la cocina vasca.

Casco Viejo de Bilbao
Casco Viejo – Pocholo Calapre

Caminando su casco viejo puedes toparte con monumentos como la Catedral de Santiago y la Plaza Nueva, donde encontrarás algunos de los mejores pintxos de la ciudad. Si lo que quieres es cultura e historia acércate al Museo Vasco y a la Biblioteca Municipal de Bidebarrieta.

3.  Teatro Arriaga

El Teatro Arriaga se encuentra junto al puente que une el Casco Viejo con el Ensanche. Es el teatro más antiguo de la ciudad, construido entre 1886 y 1890 por el arquitecto Joaquín Rucoba en estilo neo-barroco.

Teatro Arriaga - Santiago Rubio Marcos
Teatro Arriaga – Santiago Rubio Marcos

Su construcción respondió a novedosas tecnologías de la época. Después de ser arrasado por un incendio en 1914, fue reinaugurado en 1919 para seguir siendo un teatro de primera clase.

En los años 80 fue completamente renovado, pero aún mantiene parte del mobiliario y las alfombras originales. Aunque aún está en uso, mucha de su vida teatral se ha desplazado al más recientemente construido Palacio Euskalduna.

Puente de Zubizuri en Bilbao
Puente de Zubizuri – LucVi

Aunque nos queda poco espacio, tenemos que mencionar algunas otras joyas de Bilbao que no te puedes perder, como el moderno Puente Calatrava, con su suelo de baldosas de cristal. También debes conocer el Ayuntamiento de Bilbao, bello edificio neoclásico con detalles barrocos, y el Ensanche, el centro de negocios y área más cosmopolita de la ciudad.

Por último, no te pierdas el mercado de la Ribera, ubicado junto al Casco Viejo y que data del siglo XIV. El edificio que vemos en la actualidad fue construido en 1929 por el arquitecto Pedro Ispizua. Tiene un estilo art-deco, muy moderno para su tiempo.

Te puede gustar