West Highland Way: conoce la salvaje naturaleza de Escocia

25 julio, 2018
Vamos a seguir una ruta senderista que nos lleva por algunos de los parajes más bellos de Escocia. Una ruta de 150 kilómetros.

West Highland Way es la primera ruta senderista de la larga distancia que se ha creado y homologado en Escocia, lo que aquí conocemos como GR (Gran Recorrido). Así que, si descubrir la naturaleza escocesa era uno de los principales reclamos para viajar a estas tierras británicas, ahora recorrer el West Highland Way va a ser uno de sus grandes atractivos.

El West Highland Way, de Milnganvie a Fort William

Senderistas en West Highland Way
Alan Kraft

De Milnganvie a Fort William, o viceversa. Se puede hacer en el sentido que más te plazca. El caso es que el West Highland Way te va a llevar a sumergirte en los lugares más extraordinarios de la región de las Highlands, las Tierras Altas de Escocia.

Para ello, se transita durante unos 150 kilómetros por viejas vías pecuarias de los ganaderos y también por rutas militares.

Por lo tanto, si se decide hacer de una sola vez, hay que reservarse unas 8 jornadas para hacer todo el camino tranquilamente, e incluso algún día más para adecuar cada etapa a nuestra forma física.

No obstante, si se quiere combinar el viaje a Escocia con la visita a otros lugares del país, se puede hacer solo una parte del West Highland Way, dedicando tan solo 2 o 3 días a esta senda.

Comienzo en Milngavie

Mugdock Castle en Milngavie
Mugdock Castle, Milngavie – Ryan Woolies / Flcikr.com

Como ya hemos dicho, el sentido en el que se haga el West Highland Way es opcional. Pero nosotros os proponemos iniciarla en la estación de Milngavie, a tan solo 10 kilómetros de Glasgow. A partir de ahí nos esperan concretamente 154 kilómetros.

Para recorrer ese trayecto podremos dormir en diferentes albergues, en bed and breakfast, e incluso en tiendas de campaña, ya que en Escocia se puede acampar en cualquier lugar. Eso sí, dejando el sitio impoluto a nuestra marcha.

Loch Lomond

Loch Lomond en Escocia
Loch Lomond – Dougie Milne Photography

En la primera parte del recorrido del West Highland Way, uno de los lugares más fotogénicos que nos vamos a encontrar es Loch Lomond. No es el lago más famoso de Escocia, ya que ese galardón recae en el conocido lago Ness y su monstruo, pero el de Lomond es especialmente hermoso y de dimensiones muy considerables.

“Hay placer en los bosques sin senderos, hay éxtasis en una costa solitaria. Está la soledad donde nadie se inmiscuye, por el océano profundo y la música con su rugido: no amo menos al hombre pero si más a la naturaleza.”

-Lord Byron-

Tyndrum

Tyndrum en Escocia
Tyndrum – Robert.N

Tras el Loch Lomond, el West Highland Way nos ofrece la contemplación de unas tierras casi sobrecogedoras que muchos jamás hubieran pensado hallar en Escocia.

Sin embargo, esta ruta nos proporciona la sorpresa de caminar por un territorio aparentemente muy árido para estas latitudes. Lo cierto es que solo por el contraste con la imagen mental que tenemos de las Highlands escocesas ya merece la pena caminar por Tyndrum.

El valle de Glencoe

Valle de Glencoe en el West Highland Way de Escocia
Valle de Glencoe – EddieCloud

Ese contraste todavía se acrecienta más al llegar al impresionante valle de Glencoe. Aquí el verdor del paisaje es sencillamente abrumador, mientras que la forma en V del valle nos recuerda que nos encontramos en unos parajes esculpidos ni más ni menos que por toneladas de hielo procedentes de un glaciar de otra era.

Todo aquel que busque sentirse pequeño admirando la fuerza y la belleza de la madre naturaleza, acabará sintiendo que está en un lugar inolvidable.

Ben Nevis

Ben Nevis en Escocia
Ben Nevis – Harry Feather

Llega el momento de salvar el mayor escollo del West Highland Way. Hablamos del pico Ben Nevis, que por otra parte, con sus 1.334 metros, es la cima más elevada de toda Gran Bretaña.

No obstante, dada esa altitud os podéis imaginar que no hablamos de una ascensión complicada. Y menos aún porque el camino entre bosques es de lo más atractivo y resguardado.

Fort William

Y finalmente, llegamos al punto de llegada del West Highland Way, la ciudad de Fort William, a los pies de Ben Nevis. Un estupendo lugar para pernoctar y celebrar en cualquiera de su pubs el bello camino realizado por las Highlands de Escocia, y la aventura turística que hemos completado. Algo que se merece un brindis con una buena pinta.

Te puede gustar