Visitamos el fabuloso Palacio Ducal de Venecia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la historiadora Margarita Savchenkova el 25 marzo, 2019
Patricia Hernández · 27 marzo, 2019
Fue sede del gobierno de la República de Venecia. Hoy es uno de los palacios más bellos de Europa, una de las grandes joyas de Venecia.

El Palacio Ducal de Venecia es el símbolo del gran poder que tuvo la ciudad. Un edificio magnífico que es visita imprescindible en la ciudad de los canales. De su fabulosa arquitectura y de su importancia histórica vamos a hablar. ¿Nos acompañas?

La historia del Palacio Ducal de Venecia

Fachada del Palacio ducal de Venecia
Fachada de la plaza de San Marcos

Situado en la plaza de San Marcos, el Palacio Ducal de Venecia se construyó entre los siglos X y XI. En un principio era una fortaleza de planta cuadrada con murallas de defensa. Pero ya nació como escenario en el que se tomaban las decisiones más trascendentales para el destino de la ciudad.

Su aspecto actual poco tiene que ver con el original. A lo largo de los siglos el palacio fue ampliado y remodelado hasta llegar a ser lo que hoy podemos contemplar: uno de los palacios de Europa más bellos.

Sede del gobierno de la República, a lo largo de su historia ha tenido diversas funciones. Además de ser residencia del dux (máximo dirigente de las repúblicas marítimas de Venecia y Génova), ha sido la sede del gobierno y la magistratura y también ha servido de prisión.

Características del Palacio Ducal de Venecia

Patio del Palacio Ducal de Venecia
Patio del palacio

Su historia se plasma en su estructura. El palacio es una mezcla de elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas. Desde su exterior se puede comprobar que tiene forma cúbica y que parece un gran bloque de mármol dorado por el sol.

Una de sus características diferenciadoras es que tanto la planta baja como el piso principal tienen una galería o pórtico con 36 y 71 columnas, respectivamente.

También hay que destacar el patio, con una fachada principal renacentista maravillosa. Fíjate en los dos pozos y en sus brocales de bronce. Luego, admira la belleza de Scala dei Giganti. Por cierto, esos gigantes no son otros que Marte y Neptuno.

El interior del palacio

Sala del Maggior Consiglio del Palacio Ducal de Venecia
Sala del Maggior Consiglio

Entramos ya en el palacio. Allí nos esperan estancias de un lujo y una elegancia exquisitos. Pero antes hay que subir por la Scala d’Oro, que, como indica su nombre, es una escalinata dorada que conduce a la segunda planta.

De gran interés es el Apartamento del Duque. Allí se ven obras de artistas tan destacados como Veronés, Tiziano y Tintoretto. A este último pertenece El Paraíso, el mayor lienzo del mundo. Está ubicado en la Sala del Maggior Consiglio, donde se reunían más de mil nobles para tomar decisiones trascendentales para Venecia

Hay otras muchas salas maravillosas, como la del Magistratto alle Leggi ola del Guariento. Y también merece la pena detenerse en la armería, donde se exhiben numerosas armaduras, armas de todo tipo, estandartes, etc.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de la prisión, esa a la que llegaban los condenados tras atravesar el famoso puente de los Suspiros. Allí están los calabozos y pozos húmedos. Por cierto, uno de sus «inquilinos» más famosos fue Giacomo Casanova, que huyó por los tejados en el año 1756.

Qué más ver en el Palacio Ducal de Venecia

Porta della Carta en el Palacio Ducal de Venecia
Porta della Carta

Enumerar en unas pocas líneas todo lo que se puede admirar en el Palacio Ducal de Venecia es imposible. Pero hay detalles que no debes perderte. Para un instante frente a la Porta della Carta, uno de los principales accesos al palacio.

Es una puerta gótica que data del siglo XV. Pero si es especial es por un elemento que es imposible no identificar. Allí contemplarás la gran escultura del León Alado, todo un icono de la ciudad. Arrodillado ante él está el dux Francesco Foscari, promotor de una de las mayores ampliaciones del palacio.

Información práctica para visitar el Palacio Ducal de Venecia

Puente de los Suspiros de Venecia
Puente de los Suspiros

Se puede acceder al Palacio Ducal de Venecia desde las 8:30 hasta las 19 horas del 1 de abril al 31 de octubre. El resto del año, la hora de cierre se adelanta a las 17:30 y la última entrada es a las 16:30.

Eso sí, para visitar la construcción es necesario adquirir entrada. El precio son 20 euros en el caso de los adultos y 13 para jóvenes, estudiantes de menos de 25 años y personas mayores de 65. Los niños menores de seis años pueden entrar gratis.

La entrada también incluye el acceso al Museo Correr, al Museo Arqueológico Nacional y a las salas monumentales de la Biblioteca Nacional Marciana.