Un plan de viaje para descubrir París en 3 días

Adrián Pérez 20 diciembre, 2017

La capital francesa es una de las ciudades más bellas y más románticas del planeta. Pero no siempre se dispone de muchos días para descubrir todos sus encantos y hay que organizarse muy bien para conocer lo principal. Si solo vas a disfrutar de una escapada, te contamos qué puedes ver en París en 3 días.

París en 3 días: día 1

Arco del Triunfo de París
Arco del Triunfo – Nattee Chalermtiragool

Te recomendamos que comiences temprano para no perderte de lo esencial y tampoco andar de corriendo de aquí para allá. Empieza tu primer día en el Arco del Triunfo. Si bien se puede subir a partir de las 10 de la mañana, puedes llegar antes para disfrutarlo a nivel del suelo (que además es gratis). Está ubicado en la intersección de varias avenidas, siendo los Campos Elíseos la más conocida.

Sigue caminando por la avenida más elegante de la ciudad hasta llegar a la avenida Winston Churchill y gira a la derecha. Allí verás de un lado el Grand Palace (con sus techos de cristal) y del otro el Petit Palace. Continúa por esa calle para cruzar el puente Alejandro III, uno de los más bonitos de París.

Atraviesa la Explanada de los Inválidos y desemboca en el edificio de mismo nombre, con su inconfundible cúpula dorada. Tras ello puedes visitar el Museo de Armas y fuera de recinto el Museo Rodin. Son muy interesantes, pero debes tener en cuenta que te pueden llevar bastante tiempo.

La tarde

Torre Eiffel de París
Torre Eiffel – Johnsey

Toma la Avenida de Tourville, pasa la Escuela Militar y frente a ella estarás en el bonito Campo de Marte, con la maravillosa Torre Eiffel de fondo. Sube al monumento más importante de París y aprovecha para quedarte hasta la hora del atardecer… sin duda, lo más romántico y mágico del mundo.

El consejo es subir a lo más alto de la torre para ver la ciudad de una forma inolvidable. Pero recuerda adquirir las entradas con bastante antelación. Tras la visita puedes dar un paseo por el Sena en alguno de los barcos turísticos que paran a los pies de la torre. O incluso puedes disfrutar de una cena en alguno de ellos.

“París responde a todo lo que el corazón desea. Uno puede divertirse, aburrirse, reír, llorar o hacer lo que se le antoje sin llamar la atención, puesto que miles de personas hacen otro tanto…y cada uno como quiere”.

-Frédéric Chopin-

París en 3 días: día 2

París en 3 días: Notre Dame
Notre Dame – aldorado

Siguen las emociones fuertes para esta segunda jornada en la capital francesa. Te aconsejamos que empieces tu día en la plaza de la Concordia, con su obelisco de Luxor y su fuente de los mares. Continúa caminando por el Jardín de las Tullerías y tras pasar la plaza del Carrousel desembocarás en la entrada principal del Museo del Louvre.

Puede que no seas demasiado amante del arte, pero la visita al Louvre es imprescindible. Te aconsejamos que al menos pases medio día recorriendo sus salas, aunque necesitarías una semana para recorrerlo casi por completo. En él podrás admirar obras como La Gioconda de Leonardo da Vinci o la espectacular Victoria de Samotracia.

Tras ver el museo, dirígete al Puente Nuevo y cruza a la Ilé de la Cité. Allí hay muchos atractivos interesantes, como por ejemplo la Conciergerie, la Sainte Chapelle y la archifamosa catedral de Notre Dame. Si quieres, puedes cruzar por el puente de San Luis a la isla del mismo nombre o bien dar un pequeño paseo por la orilla del Sena.

París en 3 días: día 3

Palacio de Luxemburgo en París
Palacio de Luxemburgo – Augustin Lazaroiu

El último día en la capital de Francia no puede ser menos que las anteriores. La buena noticia es que en París siempre hay cosas para hacer. En este caso, te aconsejamos que recorras los Jardines de Luxemburgo, con su palacio y sus estatuas. Muy cerca de allí se encuentran la Universidad de la Sorbona y el Barrio Latino, donde puedes almorzar por poco dinero. No te pierdas el Museo Cluny, dedicado a la Edad Media.

Si te queda algo de tiempo, una buena idea puede es tomar el metro e ir hasta Montmartre. Allí se encuentra la basílica del Sagrado Corazón y el llamado “barrio de los pintores”, con una plaza muy animada. Además, podrás ver los antiguos cabarets como el Moulin Rouge o el Moulin de la Galette, comer los verdaderos macarons y transitar por las mismas calles que pisaron Picasso, Dalí y Van Gogh, entre otros artistas.

Te puede gustar