Un viaje para descubrir rincones increíbles de Tailandia

Sonsoles Jiménez 25 febrero, 2018
Tailandia esconde lugares espectaculares, más allá de sus fabulosas playas. Vamos a descubrir rincones que nos muestran otra cara de un país maravilloso.

Sus playas, sus templos y sus paisajes son inconfundibles. Pero hay rincones increíbles de Tailandia que pueden llegar a sorprenderte y que quizá nunca hubieras imaginado que podrías encontrar aquí. Queremos mostrarte algunos, para que conozcas otra cara de este bello país.

1. Rincones increíbles de Tailandia: Sam Phan Bok

Sam Phan Bok, uno de los rincones increíbles de Tailandia
Sam Phan Bok – PanyaStudio

Lo  llaman el “Gran Cañón de Tailandia”. Es un surrealista paisaje moldeado por el río Mekong. En él se descubren miles de pequeñas piscinas que dan forma a uno de esos rincones increíbles de Tailandia que no debes perderte. ¿Cuántos charcos hay? Si hacemos caso al nombre de este lugar, son tres mil. En la estación seca es cuando mejor se puede apreciar su belleza.

2. Cascadas de Erawan

Cascadas de Erawan en Tailandia
Cascadas de Erawan – Banana Republic images

El corazón del Parque Nacional de Erawan esconde este lugar mágico. Cruzando el bosque se descubren unas preciosas cascadas de aguas de un profundo color azul. Dicen que en su nacimiento tienen la forma de una cabeza de elefante blanco, por eso su nombre hace honor a este animal de la mitología hindú. Lo mejor, que puedes darte un chapuzón en ellas.

3. Sa Morakot

Sa Morakot en Tailandia
Sa Morakot – Batechenkofff

En la provincia de Krabi encontramos otro lugar de ensueño. Sa Morakot está “sembrado” de maravillosas piscinas naturales de aguas completamente transparentes. Un pequeño paraíso perfecto para disfrutar de un día muy relajante dándose un baño en sus cálidas aguas. Aunque, eso sí, suele estar bastante concurrido.

4. Nong Han

Nong Han en Tailandia
Nong Han – Sarit Wuttisan

Es uno de los lugares más bellos y sorprendentes de Tailandia. Miles de nenúfares rosas y flores de loto cubren casi por completo la superficie de este lago. La mejor época para admirar este mar de flores es entre principios de diciembre y finales de enero. Y se puede recorrer el lago en barca para disfrutarlo. Toda una experiencia.

5. Monkey Beach

Monkey Beach en Tailandia
Monkey Beach – Anna Jedynak

El archipiélago de Phi Phi es de sobra conocido, pero tiene rincones que no lo son tanto. Uno de ellos es este, una playa que hace honor a su nombre y es frecuentada por unos curiosos visitantes. Son monos que hacen las delicias de los que llegan hasta aquí. Eso sí, si no reciben la comida que esperan pueden llevarse cualquier otra cosa, así que lo mejor es no perder de vista las pertenencias.

6. Pha Chor

Pha Chor en Tailandia
Pha Chor – bundit jonwises

Es una de las grandes atracciones del Parque Nacional Mae Wang. Son unas impresionantes paredes rocosas de hasta 30 metros de altura que parecen talladas de manera caprichosa. En realidad el “artista” fue el río Ping, que al cambiar su curso dejó a la vista este curioso lugar y que es uno de esos rincones increíbles de Tailandia que merece la pena descubrir.

7. Mo Hin Khao

Mo Hin Khao en Tailandia
Mo Hin Khao – Bohbeh

Muchos lo comparan con Stonehenge, y sí puede recordar a ese misterioso rincón de Inglaterra. Pero las diferencias son notables. Aparentemente estas imponentes rocas parecen megalitos, aunque en realidad son formaciones rocosas talladas durante millones de años por el aire y la lluvia. Sin embargo, al atardecer o envueltos por la neblina resultan fascinantes.

8. Cueva de Chiang Khao

Cueva de Chiang Kaho en Tailandia
Cueva de Chiang Khao – Worraket

Tailandia también tiene tesoros bajo tierra y uno de ellos es esta cueva, una de las más grandes del país. Doce kilómetros de túnel en el que se pueden contemplar espectaculares estalagmitas y estalactitas, así como algún pequeño santuario budista entre ellas. Eso sí, hay que visitarla con guía.

9. Mae Salong

Mae Salong en Tailandia
Mae Salong – Della_Liner

El siguiente de nuestros rincones increíbles de Tailandia son las colinas de Mae Salong. Es una preciosa zona agrícola del país en la que las plantaciones de té lo cubren todo. Y una curiosidad, visitarla es como ver un trocito de China, y tiene su explicación: parte de la población son chinos huidos de su país en los años 50 y 60.

10. Wat Pa Maha Chedi Kaew

Wat Pa Maha Chedi Kaew en Tailandia
Wat Pa Maha Chedi Kaew – 2p2play / Shutterstock.com

En Tailandia hay templos maravillosos, pero ninguno tan peculiar como este. Está construido íntegramente con botellas de cerveza. La idea de reciclar de esta peculiar manera las botellas fue de unos monjes budistas y su éxito ha sido tal, que el recinto cuenta ya con varios templos y sigue creciendo gracias a las aportaciones que reciben.

Te puede gustar