Viajar en coche por Estados Unidos: consejos útiles

· 21 noviembre, 2018
Recorrer Estados Unidos en coche es una de las alternativas que eligen muchos viajeros. Para disfrutar de la experiencia, conviene tener en cuenta algunas recomendaciones.

Viajar en coche por Estados Unidos es uno de los objetivos turísticos de muchos viajeros. Y es que el país, de costa a costa, ofrece un sinfín de posibilidades. Por ello, a continuación te damos una serie de indicaciones que debes tener en cuenta. Te explicamos, además, diversas rutas que puedes seguir y que son de gran interés. ¿Te animas?

Cómo es conducir en Estados Unidos

Tráfico en Los Ángeles
Los Ángeles

Antes de ver las posibles rutas tenemos que saber qué implica conducir en Estados Unidos. Lo primero: se puede circular por carreteras estatales o autopistas. El estado de las primeras es notable. Las segundas, por su parte, suelen tener bastante tráfico, sobre todo las de la Costa Este y en fechas de vacaciones y horas punta.

El límite de velocidad varía de unas a otras. Sin embargo, lo habitual es que sea de setenta millas por hora, lo que equivale a poco más de ciento diez kilómetros por hora. De todas formas, las señales se encargarán en todo momento de recordárnoslo para así no pasarnos y evitar tener que enfrentarnos a alguna sanción.

Ya en la ciudad, hay alguna como Los Ángeles donde no es especialmente fácil orientarse, por lo que hay que prestar especial atención. Si nos vamos a mover en coche por Estados Unidos, mejor ayudarse con un dispositivo GPS.

Respecto a dónde aparcar una vez que hemos llegado a nuestro destino, existen parkings que funcionan con una tasa fija. Son perfectos para aquellos que vayan a disfrutar de estancias largas.

Alquilar un coche en Estados Unidos

Coches en el Parque Nacional Yosemite
Parque Nacional Yosemite

Conviene elegir el modelo mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias. Por ejemplo, si se quiere visitar los parques nacionales, puede ser recomendable alquilar un 4×4. Este tipo de vehículos permite transitar por caminos algo difíciles.

Igualmente, sea cual sea nuestra elección, lo ideal es alquilar el vehículo con antelación y por Internet. Para encontrar el mejor precio existen rastreadores que hacen una comparación entre diversas compañías.

Normalmente las compañías de alquiler de coches ofrecen cancelación gratuita hasta cuarenta y ocho horas antes de la recogida por si, finalmente, cambiamos de planes.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el hecho de entregar el automóvil en un estado diferente al que lo hemos recogido conlleva un coste. Este suele sobrepasar los doscientos dólares y nunca se cobra por adelantado. También se debe devolver con el mismo depósito de combustible que tenía inicialmente.

Viaja en coche por Estados Unidos

Una vez que sabemos cómo es conducir en Estados Unidos y cómo debemos alquilar un coche, es hora de iniciar nuestra ruta. Pero, ¿cuál seguir? Las posibilidades son numerosas.

Carreteras espectaculares, Ruta 66
Ruta 66 – Randy Heinitz / Flickr.com

Seguro que has oído hablar de ella. La más famosa es la Ruta 66, que conecta Chicago con Los Ángeles. Atraviesa ocho estados: Illinois, Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California. Tiene casi cuatro mil kilómetros.

Otra opción recomendable es seguir la Highway 2, que empieza en Washington y finaliza en la Costa Este. Más concretamente, en Maine. En total son 4.150 kilómetros de recorrido en los que disfrutar del esplendor alpino del oeste. También verás las praderas de las Grandes Llanuras o de los Grandes Lagos.

Y habría que hablar de la Carretera 61 o Great River Road. Se trata de una carretera que comienza en los lagos norteños de Minnesota y finaliza en Nueva Orleans. Una vía que sigue el curso del río Misisipi.

Y aún hay más opciones atractivas. Puedes recorrer la Pacific Coast Highway, que recorre la Costa Oeste del país desde la frontera con México hasta el estado de Washington. También puedes seguir la Carretera 163, que discurre entre paisajes típicos del Lejano Oeste.

El final del viaje

Por otro lado, es muy común que muchos viajes en coche por Estados Unidos finalicen en Las Vegas. Es una ciudad en la que la diversión está más que asegurada y en la que visitar diversos lugares de interés.

No te pierdas el Caesars Palace y otros hoteles como el Venetian o el Luxor. Tampoco las fuentes del Bellagio. Y, por supuesto, debes visitar el Gran Cañón del Colorado, una de las excursiones más demandadas.